HomeInternacionalLópez Obrador a EEUU: la Constitución mexicana prohíbe el intervencionismo de otros países

López Obrador a EEUU: la Constitución mexicana prohíbe el intervencionismo de otros países

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik) El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que en la reciente reunión bilateral de alto nivel en materia de seguridad con el fiscal general de EEUU, William Barr, le reiteró que la Constitución mexicana prohíbe que fuerzas extranjeras usen territorio de ese país con propósitos militares.

«Nuestra Constitución establece que puede haber cooperación para el desarrollo en materia de política exterior, pero no intervención, o intervencionismo, establece que no se puede permitir que fuerzas extranjeras usen nuestro territorio con propósitos militares», respondió el mandatario en su conferencia de prensa diaria.

El encuentro celebrado con participación del Gabinete de Seguridad Nacional, concluyó con un acuerdo para fortalecer el combate a la delincuencia organizada, que opera en la frontera común, informó el 5 de diciembre la Cancillería.

López Obrador subrayó que la Constitución indica que, para permitir que agentes extranjeros usen territorio mexicano con armas, «el Presidente tiene que informar y solicitar autorización al Senado de la República».

La visita oficial del fiscal general estadounidense fue acordada en el marco de la intención del presidente de EEUU, Donald Trump, de designar como «terroristas» a los cárteles narcotraficantes mexicanos.

El jefe de Estado mexicano reiteró su buena relación con Trump y el clima positivo de la reunión, pero dijo que «hay un artículo legendario en la Constitución vigente, el famoso artículo 33 que viene desde el siglo XIX, desde la Constitución de 1857, que establece que ningún extranjero puede hacer actividad política en nuestro país».

Ese artículo de la Carta Magna señala que «los extranjeros no podrán de ninguna manera inmiscuirse en los asuntos políticos del país», puntualizó.

Los altos funcionarios analizaron los temas de tráfico de armas, lavado de dinero, trasiego internacional de drogas y «cómo hacer frente en conjunto al crimen transnacional y al tráfico internacional de drogas», dijo la Cancillería en un informe oficial.

El jefe de Estado dijo que además de su «muy buena relación» con el jefe de la Casa Blanca, «no hay confrontación con el Gobierno del presidente Donald Trump, por lo que aunque existan puntos de vista diferentes, hay entendimiento y respeto, por eso fue buena la reunión de ayer [el 5 de diciembre]».

Las delegaciones acordaron fortalecer al Grupo de Alto Nivel de Seguridad México-EEUU (Ganseg), integrado el pasado 27 de agosto y que busca combatir a la delincuencia organizada y al crimen transfronterizo.

El gobernante comentó que el fiscal Barr «sabe de leyes, es constitucionalista, un abogado que comprende cuáles son los límites que tenemos para poder permitir que venga una misión extranjera armada a nuestro territorio».

Para permitir que fuerzas militares extranjeras fueran desplegadas a perseguir a los carteles narcotraficantes en este país «tendríamos que modificar la Constitución», enfatizó.

Por otra parte, el artículo 89 establece la cooperación en materia de política exterior, por lo tanto señaló que en los 3.180 kilómetros de frontera terrestre común debe existir «una política de buena vecindad».

Las autoridades mexicanas informaron a Barr de sus acciones para garantizar «la paz y la seguridad» en este país, que cierra el primer año de López Obrador en la presidencia con los más altos índices de homicidios en tres décadas de registros oficiales.

El departamento de Justicia informó en un comunicado que la reunión también examinó «la importancia de atacar las redes financieras ilícitas e interrumpir el movimiento ilícito de efectivo, armas y drogas, combatir la corrupción y fortalecer la cooperación para llevar a los miembros de las organizaciones del crimen trasnacional ante la justicia».

Barr anunció que informará al presidente Trump este 6 de diciembre sobre el viaje y que hará recomendaciones para los próximos pasos.

El pedido a Trump de aplicar la designación de «terroristas» a los narcotraficantes fue hecho por las familias mexicano-estadounidenses LeBarón y Langford, que fueron atacadas a principios de noviembre cerca de sus propiedades en las montañas de Sonora (norte de México), cuando fueron asesinadas tres mujeres y seis niños, dos de ellos bebés.

El procurador agradeció a México una serie de asuntos recientes, «incluidos los arrestos de personas sospechosas del asesinato» de miembros de esas familias, que viven en la montañas cerca de la frontera con EEUU, y también «la asociación de México para combatir la inmigración ilegal en nuestra frontera compartida», según el comunicado de su oficina.

Ambos gobiernos darán seguimiento a los resultados acordados a través del mencionado Ganseg, de alto nivel.

FOLLOW US ON:
CCIT cuestiona ampli
Tres menores falleci
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT