HomeInternacionalLópez Obrador reconoce que la Policía local asesinó a un migrante en norte de México

López Obrador reconoce que la Policía local asesinó a un migrante en norte de México

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik) El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que un migrante hondureño fue asesinado en una acción de la Policía del norteño Coahuila en la ciudad de Saltillo, capital de ese estado fronterizo con EEUU.

«Se lamenta mucho el asesinato de un migrante hondureño en Saltillo, hoy [el 2 de agoto] recibí la información de lo que sucedió, es un asunto vinculado con la policía del Estado de Coahuila, ellos reconocen que en una acción de un operativo asesinaron, lamentablemente, a un migrante hondureño».

Alberto Xicoténcatl, director de la Casa del Migrante de Saltillo, dijo el 1 de agosto a Sputnik que había sido un migrante salvadoreño quien fue asesinado a balazos la noche del 31 de julio, cuando trató de escapar con su hija de ocho años de una redada de policías federales mexicanos, agentes migratorios y judiciales de Coahuila.

De la Casa del Migrante de Saltillo habían salido una decena de centroamericanos hacia la estación del tren apodada «La Bestia», que viaja a la frontera con EEUU, a 400 kilómtros de distancia.

López Obrador agregó que este 2 de agosto instruyó «que se haga la investigación, porque hubo una versión que sostenía que se trataba de agentes de migración, que habían actuado en contra del migrante».

La fiscalía de Coahuila emitió el 1 de agosto su versión oficial, según la cual los migrantes insultaron a los judiciales, y que un indocumentado sacó un arma de fuego, «realizó disparos y los oficiales repelieron la agresión con sus armas, por lo que el agresor cae abatido».

López Obrador añadió que las autoridades federales y los de Coahuila investigan la tragedia y que informarán «en el transcurso del día con gran precisión del tema».

Hace poco más de una semana, la Casa del Migrante de Saltillo denunció el acoso con patrullajes de militares, lo que condujo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos a ordenar «medias cautelares» de emergencia para evitar acciones de intimidación con posibles redadas de migrantes en ese refugio.

López Obrador respondió a esa pregunta afirmando que «la vez pasada se informó que era un patrullaje, que no tenía el propósito de introducirse en la Casa del Migrante, no es ese el propósito, no hay esa intención, es mi punto de vista».

Xicoténcatl relató a esta agencia que «en el momento del operativo de detención todos los migrantes comenzaron a correr; y a los pocos segundos, mientras huían, vieron llegar otras camionetas negras de hombres armados, con pasamontañas, cascos y rodilleras, que comenzaron a dispararles».

El jefe de Estado enfatizó que respeta la opinión de todos los actores, «pero no somos represores, no vamos a hacer razias, no van a llevarse a cabo masacres como sucedía en los gobiernos anteriores, es otra cosa completamente distinta».

El responsable de la institución de asistencia, creada hace 16 años, que es parte de una red que integran otros 15 albergues de la franja fronteriza del norte del país, dijo en entrevista con Sputnik que las primeras hipótesis apuntaban a que las camionetas negras pertenecen al Grupo de Operaciones Especiales de la Fiscalía de Coahuila, y no agentes migratorios ni federales.

López Obrador enfatizó en que son «respetuosos de los derechos humanos se recomienda que no haya acoso, mucho menos violación a los derechos humanos, ni que se atente contra la vida de las personas».

En la redada fue detenida una mujer que logró entregar a su bebé de dos años a otros migrantes, que lo rescataron y escondieron en una tienda, según los testimonios de los cuatro sobrevivientes recogidos en el refugio.

La cancillería mexicana informó que las autoridades migratorias de EEUU reportaron una reducción de 39% de la cantidad de arrestos de indocumentados en julio, gracias a las acciones antimigrantes.

El 7 de junio pasado, México firmó con Washington un acuerdo migratorio para intentar contener el flujo de migrantes indocumentados que viajan a EEUU.

Con ese objetivo México desplegó tropas en su frontera con Guatemala, lo cual fue agradecido por el presidente Donald Trump el 25 de julio pasado.

FOLLOW US ON:
Un hombre es asesina
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT