HomeNacional“Los alcaldes de la mafia”: crimen organizado se infiltró en la política hondureña

“Los alcaldes de la mafia”: crimen organizado se infiltró en la política hondureña

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El arresto de otro alcalde nacionalista confirma la infiltración del crimen organizado el bipartidismo que lleva más de un siglo gobernando Honduras.

Con la captura del alcalde de la localidad norteña de El Negrito, Yoro, Delvin Leonardo Salgado, ya son cuatro los jefes de gobierno municipal afines al Partido Nacional que tienen presuntos vínculos con la criminalidad organizada.

Estos ediles han sido acusados de lavado de activos, asesinatos, extorsión, nexos con pandillas y por jefear bandas criminales que han sido desarticuladas por operadores de justicia y fuerzas de seguridad.

Tampoco se queda atrás el arresto de la alcaldesa por Libertad y Refundación (Libre) de Nueva Frontera, Santa Bárbara, Delmy Reyes Corea, quien fue capturada con un cargamento de madera que “se la regaló un amigo”.

Aunque el delito cometido por la edil es menor y es fiable, sólo demuestra que ningún partido político, incluyendo los de reciente creación, son infalibles a cometer ilícitos o ser cooptados por la poderosa industria del crimen organizado.

No resulta extraño que la delincuencia organizada haya financiado candidatos a alcaldes u otros cargos de elección popular y patrocinado multimillonarias campañas proselitistas; el caso del detenido alcalde de Yoro, Arnaldo Urbina Soto, acusado de lavado de activos es un ejemplo de cómo las mafias se enquistaron en poder.

Saben que cuentan con protección estatal y pueden operar sin ser sujeto de operativos o arrestos. Sino, basta recordar la explosiva declaración que brindó hace unos meses a la periodista Lidieth Díaz el destituido director de la Policía Nacional, Ramón Sabillón, quien afirmó que capos de la droga financiaron campañas políticas de los partidos tradicionales.

En la declaración, el exjefe policial contó con detalles cómo los capos extraditados “pagaban camisetas y campañas políticas y que estaban cansados de ser chantajeados” por miembros del bipartidismo a cambio de dinero.

Lamentó en esa ocasión el comisionado –quien se marchó de Honduras por amenazas de muerte– que “sea el narcotráfico que elija al funcionario”.

Un “hermano del hombre” –en referencia a uno de los hermanos del presidente Hernández–ha sido colaborador de transportistas de drogas, en particular, del exalcalde de El Paraíso, Copán, Alexander Ardón, hoy prófugo de la justicia.

LOS “ALCALDES DEL CRIMEN”.  El primer alcalde detenido por las autoridades fue Arnaldo Urbina, hombre muy allegado al presidente Juan Orlando Hernández; fue capturado por posesión ilegal de armas y lavado de activos.

En la actualidad, se encuentra recluido en una lujosa celda de la cárcel de San Pedro Sula, desde donde “despachaba” asuntos concernientes a la municipalidad que aún dirige.

En octubre de 2015 fue capturado el edil de Sulaco, Yoro, José Adalid Velásquez Moreno, sindicado de dirigir la banda de sicarios “los Banegas” y hasta tenían un “cementerio privado”.

El popular alcalde de Juticalpa, Ramón Sarmiento, fue arrestado en junio del año anterior acusado de almacenamiento ilegal de armas comerciales, municiones y falsificación de documentos públicos.

Una cualidad de este caso son las masivas visitas que recibe de activistas del Partido Nacional en el Primer Batallón de Infantería, al sur de la capital. Las visitas suelen llegar en autobuses de lujo, contratados expresamente para que los seguidores de Sarmiento puedan ir cómodos en tan largo trayecto.

En agosto de 2015 fue arrestado el alcalde de la localidad yoreña de Jocón, Santos Gabriel Elvir Arteaga, quien jefeaba la banda “los Solís” responsables de robo de ganado y sicariato.

En el bando liberal, fue capturado Jairo Arnoldo Chinchilla, alcalde de San Fernando, en el occidental departamento de Ocotepeque, acusado de tener fuertes nexos con bandas criminales y por el asesinato de un hondureño.

Luego fue arrestado el alcalde de Talanga, Neptalí  Romero, sindicado por pertenecer a una red de extorsionadores ligados a la Mara Salvatrucha.

En junio anterior, el alcalde de la remota Reitoca, Franciso Morazán, el liberal Manuel Meza, fue arrestado por el asesinato de seis personas y por pretender ejecutar a dos testigos protegidos.

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
Exdiputada oficializ
Asesinan comerciante
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT