Los gobiernos populistas intentan aplastar la voz de sociedad civil: analista   

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El Director de la Fundación Democracia sin Fronteras (FDsF), Filadelfo Martínez, alertó que en Honduras hay “un aniquilamiento” de la voz de sociedad civil porque un minoritario grupo de oenegés— que se han plegado al gobierno para manejar fondos— contribuyen a cerrar espacios al negar su rol de oposición activa.

“Hay una tentación desde el gobierno de no dar espacios para la oposición, cuando logran abrir espacios para organización que no cumplen su rol opositor, el gobierno se siente cómodo hablando y conciliando con estos actores”, explicó.

Según el analista, la asociación entre gobierno y ciertos dirigentes civiles, siempre termina en nombramientos de comisiones inefectivas y eso se refleja en la intervención en los sistemas de salud, educación y en la Policía Nacional que siguen con problemas dramáticos.

“No me atrevería a calificar estas organizaciones civiles, pero sí cumplen un papel que no tiene nada que ver con el fortalecimiento de la democracia, Honduras necesita una oposición más activa de los partidos políticos y de las organizaciones de sociedad civil que en estos momentos no cumplen su papel”, detalló.

Ante el actuar de “la sociedad civil” que opta por inmiscuirse en el actuar gubernamental,  Martínez les recordó que en la relación con el gobierno debe haber “independencia” porque de perderse, se convierten en “actores del aparato de gobierno”.

“Cuando una Organización No Gubernamental administra recursos públicos, es un actor privado que entra en una contradicción, no puede ser oposición porque hay un conflicto de intereses y contradicción ética, no es congruente con los principios democráticos”, señaló.

About the author

Related

JOIN THE DISCUSSION