HomeEditorialOpinionLos problemas del diálogo político, según Garafulic (representante de la ONU)

Los problemas del diálogo político, según Garafulic (representante de la ONU)

(Por: Filiberto Guevara Juárez) El Sr. Garafulic, de origen chileno, autodefinido políticamente como de izquierda no radical, y actual coordinador residente, sistema de las Naciones Unidas (ONU), o simplemente representante de la ONU en el prediálogo político en Honduras; conducente a un diálogo, entre la oposición política y el actual gobierno de Honduras; con el objetivo de encontrarle una solución pacífica a los problemas políticos en Honduras, derivados de los resultados de la crisis postelectoral, del 26 de noviembre de 2017.

Recientemente compareció en el influyente programa televisivo, Frente a Frente el 3 de mayo del presente año, acompañado del embajador del Reino de España, ante Honduras, el Sr. Guillermo Kirkpatrick. En dicho programa televisivo, el Sr. Garafulic, con lenguaje diplomático, característico en dicho oficio, dijo clara y contundentemente que, el gran problema que enfrentamos los hondureños, es la falta de confianza mutua entre nosotros. Eso también lo reafirmó recientemente por la también influyente Radio América, el connotado economista y analista político, de filiación nacionalista, el Sr. Carlos Urbizo, el cual además enfatiza que aquí en Honduras no hay democracia, y que por eso no podemos resolver nuestros problemas políticos y de desarrollo socioeconómico. Él también afirmó, que según la ONG encuestadora Corporación Latinobarómetro, reveló que aproximadamente el 85% de los hondureños, no nos tenemos confianza mutua.

El Sr. Garafulic reitera además que, en Honduras los problemas políticos y económicos no se resolverán solos, y que se necesita de voluntad política para lograr los consensos necesarios y pertinentes al caso. También reiteró, que los representantes de gobierno en el prediálogo, están dispuestos a abordar todos los temas de discusión propuestos por la oposición política, como ser: el del fraude electoral que refiere la oposición política, el probable adelanto de las elecciones, la probable repetición de dichas elecciones, la reformas políticas electorales, la conformación de un nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE), la segunda vuelta…etc.

Además, él considera que los temas relacionados con el desarrollo socioeconómico que enfrentamos los hondureños, también pueden abordarse en el diálogo. En el delicado tema de la Constituyente, fue también claro al expresar, que dicho tema aún no se ha tocado en el prediálogo; en el cual dicho sea de paso, tienen sus respectivos representantes el Partido de gobierno, el Partido Liberal de Honduras, y el Sr. Salvador Nasralla; quien alega haber ganado las elecciones el 26 de noviembre; como candidato a la presidencia de la república del Partido Alianza de Oposición Contra la Dictadura.

El Sr. Manuel Zelaya Rosales, líder incuestionable del Partido Libertad y Refundación (Libre), que a la vez forma parte, del Partido Alianza de Oposición Contra la Dictadura, en su calidad de coordinador de dicho Partido; no ha querido hacerse presente en el prediálogo; aduciendo que, no confía en el actual gobernante Juan Orlando Hernández Alvarado (JOH), prefiriendo hacer oposición política en las calles, hasta el momento. Sus razones tendrá, porque dice no confiar en la palabra del actual gobernante JOH. En honor a la verdad histórica, se debe recordar que el actual problema político que vivimos los hondureños, se viene arrastrando desde la crisis política de 2009, producto del Golpe de Estado.

Para ser justos, no deja de tener alguna razón el Sr. José Manuel Zelaya Rosales; porque las recomendaciones de la Comisión de la Verdad para encontrarle solución a la crisis política de 2009, al no haberse hecho vinculantes, es decir, con fuerza de ley, prácticamente no se han cumplido hasta el momento; al grado tal, que los hondureños por una u otra razón, fuimos a una última elección general de autoridades de gobierno, sin haber atendido las recomendaciones de dicha Comisión de la Verdad, y lo que prácticamente también recomendaba la comunidad internacional. Lo cual es quizá, lo que nos tiene en el problema actualmente. Valga éste largo paréntesis, para lograr entender en parte, cual es el origen de la actual crisis política que enfrentamos los hondureños.

Volviendo a lo expresado por el Sr. Garafulic, él también hace énfasis, que el no logro de consensos políticos para la aceptación o no, de un mediador internacional nombrado por la ONU, es lo que prácticamente tiene suspendido el diálogo hasta el momento, y también el hecho, que las partes en conflicto no determinan aún, el grado de responsabilidad a asumir por dicho mediador internacional, en lo relativo a lo vinculante o no vinculante, de lo que él pueda decidir en sus actuación como árbitro o juez.

Especifica además que, para ello se necesita consensuar un protocolo. Es bueno también recordar, que la idea de dicho mediador internacional surgió de la Oposición Política, en primera instancia, del líder y actual presidente del Central Ejecutivo del Partido Liberal, el Sr. Luis Zelaya Medrano, el cual a la vez, fue candidato a la presidencia de la república por dicha institución política, en las elecciones generales de 26 de noviembre de 2017. A ello se sumaron también posteriormente, el Sr. Nasralla, y el actual gobernante el Sr. Juan Orlando Hernández Alvarado, al mandar sendas solicitudes en tal sentido, a la ONU.

El Sr. Garafulic también recomienda que, se haga un protocolo para los puntos de agenda a tratar en el diálogo, y sobre todo, en el papel que jugaría un futuro representante de la ONU, para el diálogo con carácter vinculante o no vinculante. ¡He ahí el gran problema! Porque lo vinculante, según el actual Presidente del Congreso Nacional de la República, Don Mauricio Oliva, sólo puede llevarse a cabo en el Congreso Nacional de la República, que es el Poder Constituido del Estado, para tal efecto. En dicho sentido, periodistas influyentes de la prensa televisiva, hablada y escrita de Honduras; están divididos en sus opiniones. Algunas alegan que, darle carácter vinculante a lo que decida el probable mediador internacional sería comprometer nuestra soberanía; lo cual no deja de ser cierto.

El Sr. Garafulic, también sostiene que, si las partes en conflicto así lo quieren, pueden resolver todo el problema mediante consenso entre todas las partes involucradas. Recomienda que, ellos deben hablar frente a frente y sinceramente en el diálogo. También afirma que, en el pre-diálogo ya se abordaron los delicados temas relacionados con la actuación de las fuerzas del orden gubernamental (la policía nacional y la policía militar del orden público); durante el momento más álgido de la crisis post electoral 26N. Determinándose, que hubo exceso del uso de la fuerza por dichas entidades encargadas del orden público.

El Sr. Garafulic también, tiene bien claro que, la vinculación de los acuerdos que se logren mediante el diálogo, pueden hacerse a nivel del Congreso Nacional de la República, si las partes en conflicto así lo quieren. Pero no habría necesidad de llegar a tal extremo, si todos logran un consenso político y se ponen de acuerdo de una vez por todas. Se puede deducir que, el factor tiempo es muy importante para la oposición política, porque en la medida en que transcurran los días, semanas y hasta meses, el actual gobernante, Juan Orlando Hernández Alvarado, se fortalece en su posición; porque él ha dado a conocer a la opinión pública nacional e internacional, que está dispuesto a discutir todos los temas que plantea la oposición.

Así pues, el Sr. José Manuel Zelaya Rosales y todos los que no quieren ponerse de acuerdo mediante el diálogo, quedarán evidenciados como los únicos responsables de la no solución de la crisis sociopolítica que vivimos.  Recuérdese además que, el próximo año prácticamente comienza la actividad política preelectoral, de una manera informal y, formalmente, en el 2020. Así que, a la oposición política, más que a JOH, le conviene encontrarle una solución definitiva a nuestra actual crisis política. Es importante destacar también, que el Sr. Garafulic, es del criterio que los problemas políticos que vive Honduras, ya han sido estudiados y determinados claramente, y que lo que se necesita es tomar decisiones políticas lo más pronto posible.

En conclusión lo que se necesita para resolver la actual crisis política, y hasta socioeconómica que vivimos en Honduras, es simplemente más confianza mutua para lograr consensos, más buena voluntad política, más democracia y más amor a Honduras.

FOLLOW US ON:
JOH inicia videollam
Capturan a 'peligros
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

11.383 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Confidencial HN