Estás aquí
Inicio > Editorial > Opinion > Más de cien alcaldes hondureños se unen para adquirir vacunas

Más de cien alcaldes hondureños se unen para adquirir vacunas

Por : Juan Alfaro Posadas

El vice presidente de la Asociación de Municipios de Honduras (Amhon), David Castro, anunció este miércoles que más de cien alcaldes hondureños se unieron para solicitar donaciones o comprar vacunas anti Covid-19, a través de los gobiernos de El Salvador, Estados Unidos, Cuba y otros países.

Castro explicó que esa decisión se tomó ante la negligencia, apatía, indiferencia e incapacidad del régimen de Juan Orlando Hernández Alvarado (JOHA), en atender la salud de los hondureños, que es un mandato constitucional.

Según el también alcalde de Cedros, departamento de Francisco Morazán, ya se hicieron los contactos con el ministro de Salud de El Salvador, Francisco Alabí, quien junto al Presidente Nayib Bukele, les abrieron las puertas recientemente a siete jefes edilicios de Honduras, que solicitaron les obsequiasen vacunas anti Covid-19.

Como se sabe, el Presidente Bukele donó al pueblo hondureño a través de siete alcaldes, unas 34 mil dosis, las cuales se aplican satisfactoriamente a los sectores sociales más prioritarios de sus respectivas jurisdicciones.

Últimamente, otras corporaciones municipales, como Roatán, Ocotepeque, El Progreso y de la frontera con El Salvador se han unido al esfuerzo de solicitar el mismo tipo de ayuda al mandatario cuscatleco, quien prometió servirles, sin descuidar la vacunación de sus paisanos.

Por su parte, el titular de la Corporación Municipal de El Progreso, Yoro, Alexander López, dijo que sostuvo reuniones presenciales y vía Zoom con unos cien colegas, y espera contactar a otros cuarenta, con lo que tentativamente, podría conformarse una agrupación de alrededor de 150 alcaldes, que están interesados en pedir y efectuar compras de vacunas anti Covid-19.

Como se sabe, las compañías farmacéuticas del mundo definieron como políticas suministrar vacunas únicamente a los gobiernos, y por esa razón los alcaldes hondureños buscan adquirir los antídotos por medio del mandatario Bukele, de El Salvador, y de las administraciones de otros países.

El alcalde de Amapala, Valle, Alberto Cruz, denunció que el régimen de Juan Orlando Hernández Alvarado (JOHA), “pretende perjudicar la solicitud de vacunas a El Salvador”, por motivos políticos y de mezquindad, a sabiendas que son para beneficiar a las grandes masas empobrecidas.

Llama la atención que la mayoría de los rectores edilicios que han tenido acercamientos – en aras de ayudar a sus coterráneos -, son liberales y del Partido Libre, en la oposición, por cuya circunstancia no reciben el apoyo del gobierno central.

A juicio de los observadores, la administración del señor Hernández Alvarado “no hace nada en beneficio de la salud del pueblo, ni permite que otros lo hagan”, como es el caso de los jefes de más de cien entidades edilicias que están interesados en servir a sus respectivos habitantes.

Por esas razones, sumadas a los rosarios de casos de corrupción y señalamientos por narcotráfico, nadie cree en las palabras de la persona que usurpa la Presidencia de la República.

Alabamos la iniciativa de esos cerca de 150 jefes de corporaciones municipales, que solicitan donaciones o mediante transferencias gubernamentales y préstamos se esfuerzan por adquirir vacunas, en países y gobiernos amigos.

Creemos que es de encomio la labor que en tal sentido realizan esos alcaldes. Es lícito que el jefe de un ayuntamiento compre o pida algo vital para su pueblo, y no en beneficio propio, y sólo se puede comparar con un abnegado padre de familia que lucha hasta el final de su vida, en pro de sus hijos y familia.

El Salvador a estas alturas de la pandemia ha inmunizado a más del 30 por ciento de su población, correspondiente a 1 millón 980 mil personas, mientras en Honduras no llegamos ni a las 300 mil inoculaciones, equivalentes a menos del 1,5 por ciento de sus habitantes.

Top