Estás aquí
Inicio > Policiales > Más de una docena de muertes violentas ocurrieron este fin de semana

Más de una docena de muertes violentas ocurrieron este fin de semana

TEGUCIGALPA, HONDURAS

En la colonia Fuerzas Unidas en Comayagüela, un joven identificado como Jorge Alberto Aguilar Reyes fue ultimado a tempranas horas del domingo. El cuerpo sin vida del malogrado joven quedó tirado en el interior de una pulpería después de ser acribillado a balazos por un sujeto desconocido.

El dueño de una casa de empeños, localizada en la colonia Villa Adela en Comayagüela, fue acribillado en el interior de su negocio. El comerciante respondía al nombre de Luis Antonio Melgar (59). Según información recabada por la policía, Melgar se encontraba trabajando cuando unos cinco sujetos irrumpieron en su negocio pretendiendo despojarlo del dinero y armas, en ese sentido al no colaborar con los malhechores estos le dispararon en varias ocasiones.

De igual manera testigos revelaron que los malvivientes después de herir mortalmente a Melgar escaparon lentamente por la congestionada sexta avenida de Comayagüela, además aseguraron que debido a la tardía respuesta del 911 tuvieron que movilizar al herido en su propio vehículo, sin embargo el intento por salvarlo fue en vano y Melgar falleció cuando era trasladado hasta un centro asistencial.

En la colonia Rivera de las Vegas, a orillas del bulevar Kuwait en Tegucigalpa, el cadáver de una joven fue encontrado en unas gradas. La fémina respondía al nombre de Ani Lizeth Juárez Betanco (21). Según el reporte policial la joven asistió junto a una amiga a una fiesta de graduación en la colonia Las Brisas de donde presuntamente fue secuestrada para posteriormente ser asesinada por sujetos desconocidos.

En la cuesta El Chile, en Comayagüela, un cadáver fue incinerado por sujetos desconocidos. Según el relato de la policía recibieron la notificación, de varios conductores, que en la orilla de la carretera que conduce a la colonia Cerro Grande, el cuerpo sin vida de una persona desconocida se encontraba prendido en llamas.

En la madrugada del sábado, una nueva masacre volvió a ocurrir en pleno marco de “navidad segura”, donde tres personas fueron acribilladas en la aldea de Támara, salida al norte de Tegucigalpa, capital de Honduras. Las víctimas fueron identificadas como Kimberly Dayanara Aguilera Martínez (18) su hermana Treicy Yanine Aguilera Martínez (22) y Marco Tulio Varela Pérez (30).

COMAYAGUA. En el municipio de Siguatepeque, específicamente en el barrio San Francisco fue encontrado el cuerpo sin vida de un miembro de la Policía Nacional. El victimado fue identificado como Juan Antonio Hernández Alvares. Al momento de realizarse el levantamiento, las autoridades le encontraron todas sus pertenencias, por lo que descartaron que el robo fuera el motivo del crimen.

OLANCHO.  Un accidente de tránsito provocó la muerte de dos personas y dejó unas seis heridas, el siniestro vehicular ocurrió en la carretera vieja de Olancho, específicamente en el desvío de Orica. En el aparatoso accidente protagonizado por un pick up  rojo y un turismo color negro perdieron la vida Allan Fernando Zuniga Lanza y Reinieri Alonso.

CORTES. Un adulto mayor identificado como Pedro García (63) fue encontrado muerto en el kilómetro 10 de la carretera del Puerto hacia Omoa. Según las hipótesis de la policía, el sexagenario trabajaba como taxista y prestamista, por lo que no descartaron que el crimen esté vinculado con el robo.

En la colonia Suyapa del sector de Chamelecón en San Pedro Sula, Zona Norte de Honduras un militar identificado como Amílcar Pablo Gómez Benítez (21) fue asesinado dentro de su casa. Según el reporte policial, varios sujetos ingresaron a la vivienda de Gómez para asesinarlo y posteriormente escapar del lugar con rumbo desconocido.

De igual manera revelaron que el ahora occiso regresó el pasado martes de una misión de Paz realizada por las Fuerzas Armadas en Haití.

Cuando salía a comprar los estrenos de su hija de cuatro meses de nacida, el pasado viernes, un joven fue acribillado frente a su vivienda en la colonia San Miguel  del sector López Arellano municipio de Choloma, Cortés, al norte de Honduras. El occiso fue identificado como Luis Fernando Zúñiga de 20 años de edad, y según las versiones de sus parientes, el laboraba como motorista para una empresa privada de trasporte de personas.

Deja una respuesta

Top