Estás aquí
Inicio > Internacional > EEUU vuelve a priorizar su política de derrocamiento de Gobiernos indeseables

EEUU vuelve a priorizar su política de derrocamiento de Gobiernos indeseables

MOSCÚ, RUSIA

(Spútnik) «La política para derrocar Gobiernos indeseables, al estilo de la Doctrina Monroe, se convirtió nuevamente en una prioridad para EEUU», declaró el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, en una entrevista al periódico búlgaro Trud.

Medvédev señaló que «nuestros amigos latinoamericanos deben tenerlo en cuenta independientemente de su postura hacia el Gobierno de Nicolás Maduro».

«Rusia se pronuncia contra cualquier injerencia en los asuntos internos de otros países y en Venezuela apoyamos los esfuerzos que se emprenden para entablar un diálogo entre el Gobierno y la oposición», dijo.

«Las tensiones en torno a Venezuela no es cuestión de confrontación global entre Rusia y Estados Unidos porque la confrontación global como tal ya no existe incluso si tomamos en cuenta todas las dificultades en nuestras relaciones con Estados Unidos», declaró el primer ministro ruso.

Al referirse a Ucrania, Medvédev subrayó que Moscú quiere mejorar las relaciones con Ucrania: «Claro que Rusia quiere mejorar sus relaciones con Ucrania, somos vecinos y muchos rusos tienen allá parientes, y muchos ucranianos tienen parientes en Rusia… Para que haya cambios se deben hacer concesiones, pero Kiev se porta de una manera que resulta difícil hacer pronósticos».

«El factor ruso es utilizado para distraer la atención de los electores de los errores cometidos en la economía y en la política interna… Kiev inventa acusaciones y monta provocaciones como fue en el caso de Kerch en noviembre del año pasado», dijo

«Da la impresión que si no fuera Rusia, el presidente (ucraniano) Petró Poroshenko, que buscará la segunda reelección, no tendría de qué hablar con la gente», comentó Medvédev.

En su opinión, si el presidente ucraniano «es incapaz de dialogar con su propio pueblo es poco probable que pueda conversar con los dirigentes de un país vecino».

La campaña electoral en Ucrania va acompañada de graves violaciones a las normas democráticas, declaró el jefe del Gobierno ruso: «La campaña para elegir presidente avanza en medio de graves infracciones a las normas democráticas universales, incluidas las normas por las que se guían los países europeos».

Para Medvédev, es importante saber «si las elecciones ucranianas serán honestas, legítimas y sin falsificaciones» porque los «recientes acontecimientos lo ponen en duda».

«Los ciudadanos de Rusia tienen prohibido observar las elecciones en Ucrania incluso si participan en las misiones de observación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa… Por lo visto, el régimen gobernante tiene cosas que ocultar», dijo.

Según Medvédev, Ucrania viola los derechos de sus ciudadanos al cerrar los colegios electorales en Rusia: «Kiev utilizó pretextos inventados para cerrar los colegios electorales que debían abrirse en sus misiones diplomáticas y consulares en el territorio de Rusia… Es una evidente violación de los derechos electorales de los ciudadanos de Ucrania».

Medvédev señaló que de esa manera unos 3 millones de ucranianos que viven y trabajan en Rusia ya no podrán ejercer su derecho a voto.

Rusia siempre respetará la elección del pueblo de Ucrania, declaró el jefe del Gobierno ruso.

«En Rusia, todavía no entendemos con quién pudiéramos hablar en Ucrania, pero en cualquier caso respetaremos la elección del pueblo ucraniano y estaremos abiertos al diálogo con los nuevos dirigentes del país vecino», dijo en una entrevista al diario búlgaro Trud.

Deja una respuesta

Top