Estás aquí
Inicio > Internacional > Merkel asegura que Alemania tratará de seguir evacuando afganos después del 31 de agosto

Merkel asegura que Alemania tratará de seguir evacuando afganos después del 31 de agosto

ALEMANIA

Alemania quiere seguir evacuando civiles de Afganistán después de la salida del Ejército estadounidense el 31 de agosto y está analizando la posibilidad de usar un aeropuerto operado por civiles en Kabul.

 Así se lo comunicó la canciller, Angela Merkel, a varios diputados de su partido antes de intervenir en una sesión extraordinaria en el Bundestag, el Parlamento alemán, convocada para analizar la crisis en este país y tratar otras cuestiones urgentes que no pueden esperar al final del periodo de vacaciones de la Cámara. “El final del puente aéreo dentro de unos días no puede ser el final de los esfuerzos para rescatar a todas las personas que necesitan protección”, dijo durante su comparecencia.

El Gobierno alemán tiene previsto terminar los vuelos de rescate militar antes del fin de semana. Según adelantó Business Insider, se prevé que el último vuelo con ciudadanos alemanes y colaboradores locales despegue de Kabul el próximo viernes, varios días antes de que el Ejército estadounidense se retire del país. Los líderes del G-7 fracasaron el martes en su intento de que el estadounidense Joe Biden ampliara el plazo de evacuación.

El ejército alemán ha trasladado hasta ahora a más de 4.500 personas desde Kabul, entre ellas, 3.700 de nacionalidad afgana. Aproximadamente la mitad de los evacuados son mujeres y niños, según anunció en Twitter el Ministerio de Asuntos Exteriores. Entre las personas que han viajado en los aviones de la Bundeswehr hay también numerosos periodistas y activistas a favor de los derechos humanos.

En su reunión previa con diputados conservadores, Merkel aseguró que Alemania seguirá sacando del país a nacionales afganos “siempre que sea responsable hacerlo” y en coordinación con los socios internacionales, según recoge Reuters.

 La canciller señaló que se están produciendo intensas negociaciones sobre la posibilidad de continuar con vuelos civiles la evacuación de las personas que necesitan protección. Los talibanes anunciaron este miércoles que permitirán la operación de vuelos comerciales en el país después de la fecha límite del 31 de agosto. El diplomático alemán Markus Potzel, enviado a Afganistán, afirmó en su cuenta de Twitter que los talibanes le han “asegurado” que los afganos con documentación válida podrán seguir saliendo del país tras la retirada de las tropas internacionales.

“Los talibanes son ahora una realidad en Afganistán”, señaló Merkel. “No tenemos miedo de mantener conversaciones con ellos” para seguir protegiendo a la población, añadió. La canciller reconoció que tanto Alemania como toda la comunidad internacional se equivocaron al analizar la situación en Afganistán y cometieron “un error de juicio”. Todos los países “subestimaron la velocidad” con la que los talibanes avanzaron por el país hasta tomar la capital, Kabul, hace 10 días.

Los partidos de la oposición cargaron contra el Gobierno federal y lo acusaron de imprevisión y de incapacidad. El portavoz de la formación de izquierda Die Linke, Dietmar Bartsch, calificó la “fallida operación en Afganistán” como el “punto más bajo” de los 16 años de Merkel en el Gobierno. Annalena Baerbock, candidata de los Verdes a las elecciones generales del 26 de septiembre, calificó lo sucedido de “desastrosa política exterior”. Tanto su formación como los liberales del FDP pidieron una comisión de investigación en la próxima legislatura que analice los errores cometidos en la operación.

“Los acontecimientos de los últimos días son terribles”, declaró la canciller. Merkel adelantó que el Gobierno federal planea destinar 500 millones de euros más para ayuda humanitaria en Afganistán y en los países vecinos que están acogiendo refugiados. La canciller agradeció su labor a los militares y recordó especialmente a los que perdieron la vida en Afganistán, entre ellos 59 soldados alemanes. Mencionó a uno de ellos, fallecido en un ataque terrorista en el verano de 2007. “Lo conocía bien porque anteriormente había trabajado en mi equipo de protección personal”, dijo, y reveló que tras su muerte mantuvo el contacto con sus padres.

La sesión extraordinaria del Bundestag también aprobó con una amplia mayoría (539 a favor, 9 en contra, 90 abstenciones) la operación de evacuación de la Bundeswehr en Afganistán, un despliegue de hasta 600 soldados. El Parlamento alemán debe aprobar cualquier despliegue armado. En casos excepcionales, como el actual, lo hace a posteriori. La operación empezó el lunes de la semana pasada, con el envío de aviones de transporte militar A400M a Kabul que vuelan a Uzbekistán. Una vez allí los pasajeros cambian a aviones civiles de Lufthansa para llegar a Alemania.

En el orden del día también figuraban las ayudas para los afectados por las graves inundaciones de julio en el oeste del país y la situación de la pandemia de coronavirus, que ha entrado en su cuarta ola. Alemania prevé destinar 30.000 millones de euros a la reconstrucción de edificios residenciales, empresas y de infraestructuras como puentes, carreteras y vías férreas muy dañadas tras la crecida de varios ríos que provocó 183 víctimas mortales. La ley de ayudas a la reconstrucción podría aprobarse en la sesión del Bundestag programada para el 7 de septiembre.

FUENTE:

Top