Moda blindada: JOH se quita el pesado chaleco y se coloca ultramoderna camiseta antibalas

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, no es aficionado a modas anticuadas, ni que le causen mucho peso.

Por eso, ya dejó atrás el maletín blindado porque es muy incómodo y pesado para su equipo de seguridad en caso de ser sujeto de “ataques” por el crimen o por “bandas terroristas”; su nueva moda es la ropa blindada, que le genera confort y da la sensación que pasa desprotegido, aunque no suele ser así.

Lo que nadie sabe es que la ropa, en apariencia, muy buena por el tipo de corte, tiene una protección que le permite salir ileso de cualquier “situación” comprometedora. Incluso, hasta dejó el pesado chaleco antibalas porque eso de andar con peso extra, debilita hasta el más fornido.

Ahora, Hernández utiliza la infalible camiseta sin manga antibalas, que es –en comparación a un vetusto chaleco blindado– más liviana que una pluma y puede ser utilizada sin despertar la mínima sospecha en las bandas criminales que buscan a toda costa secuestrar el país para convertirla en su cómoda base de operaciones.

Un chaleco que resiste disparos de calibre 9mm pesa hasta 25 libras, o qué decir de los que soportan hasta disparos de fusil M16 o AK47 que suelen pesar unas 75 libras e impiden que el usuario pueda  sentirse cómodo y relajado cuando realiza sus actividades cotidianas. ¡Uf! Pobres fuerzas de seguridad. A ellos sí les toca sufrir con el peso de la protección blindada.

El presidente ya no se ve “gordito”. La camiseta lo hace verse un hombre estilizado, que va al gimnasio para verse en forma y se nutre sanamente, por lo que nunca se le verán michelines mucho menos partes flacas. Cada vez que sale a ejercitarse al “Honduras actívate” redistribuye las pocas grasas que tiene para verse sano.

CABALLERO 1

Para la seguridad del presidente, los chalecos antibala y el maletín blindando ya no son un problema. Pues su todopoderosa camiseta tiene el revestimiento antibalas, por lo que se olvida de andar cargando blindajes cansinos y le permite tener ideas pesadas en materia de seguridad. Sin duda, esa pieza –infaltable en su lujoso guardarropa– le permite tomar el trabajo “muy en serio” y, al menos, no le permitiría actuar con ligerezas como ha ocurrido en los últimos años.

¿Dónde compra esas camisetas el presidente? Si usted pensaba que las camisas y pantalones blindados se venden en cualquier tienda especializada en seguridad personal, déjenos decirle con honda pena que no es así. El mandatario ha preferido vestirse a la moda de la mano del colombiano Miguel Caballero, más conocido como “el sastre blindado” de Bogotá.

Durante 25 años, el diseñador ha equipado a los líderes mundiales con sus prendas que ofrecen seguridad y estilo. Hasta se dice en los ambientes de la alta política que vistió en su momento al expresidente Barack Obama, ¡quien se tomó en serio su seguridad por eso de los atentados terroristas!

El modisto se jacta de elaborar ropa para todos los gustos, (esos gustos son caros, muy caros); en su página web, ha publicado relatos de usuarios que por un pelo se han salvado de ser acribillados o ver sus miembros volando por los aires al pisar una mina antipersonas.

“En una misión de barrido de minas antipersonales del grupo Marte, el sargento John Jairo Piñeros fue una de las víctimas. Llevaba puesto un traje antiminas diseñado por Miguel Caballero, que fue el que lo protegió. Piñeros sufrió solo algunas fracturas, estuvo en terapias y su recuperación fue lenta. Actualmente se encuentra en perfectas condiciones y está haciendo curso de ascenso en la Escuela de guerra”, dice una de tantas experiencias de los usuarios.

Así pues, el presidente –muy dado a “colombianizar” todo, absolutamente todo– camina relajado ya que ha depositado la confianza en el prestigioso diseñador quien le ha quitado cualquier peso. Ajá, entonces ¿el presidente ya se quitó también el peso de proteger a la ciudadanía? ¡Vaya usted a saber! Lo importante es que el primer ciudadano de Honduras camine protegido…lo demás sobra.

El presidente Hernández tiene la garantía que no le pasará nada. Sabe que el expresidente Álvaro Uribe; el golpista paraguayo Federico Franco; el exmandatario salvadoreño Mauricio Funes y muchos líderes de peso se visten a la moda con Caballero. Eso de la seguridad se lo tomaron muy, muy en serio.

CABALLERO JOH

Cuenta el reconocido diseñador que ha probado personalmente la ropa blindada con armas de varios calibres; su osadía llegó al extremo de probarlo con su esposa, varios empleados y hasta clientes para que confíen en la calidad de sus productos.

“Le disparé a mi esposa, a mi abogado, a mi hermano y a mí mismo para probar que la ropa es resistente”, comentó emocionado el modisto.

El producto más cotizado por jefes de Estado y altos dirigentes son las camisetas sin mangas a prueba de balas, contó Caballero a CNN mientras se hinchaba el pecho, “en el caso de los clientes VIP (gente muy importante) como los presidentes necesitan reducir el riesgo, ser discretos y no quieren mostrar a nadie que usan este tipo de ropa…esa es la intención”.

La camiseta puede resistir hasta un máximo de seis balas de 9mm en el pecho y espalda. Si el cliente vive en las regiones más mortíferas del mundo (¿será el Triángulo Norte de Centroamérica?) hay camisetas que aguantan hasta balas de fusil MP5 y son diseñadas por pedido.

El valor de cada camiseta puede llegar hasta los mil 500 dólares. Como el famoso Miguel Caballero –nada que ver con el divo de la farándula Miguel Caballero Leiva, afín al presidente– siempre prueba sus ropas elaboradas por mano de obra muy calificada, ¿cuántas camisetas tendrá en casa y cuánto le costará a los hondureños?

Related

JOIN THE DISCUSSION

Comments

  • patriota catracho 7 abril, 2017 at 9:27 pm

    DELINCUENTE!!! Y A QUE LE TENES MIEDO? Y NO TE LLENAS VOS MISMO LAS TAPAS DICIENDO QUE ESTAMOS EN EL GUEBIERNO DE LA “VIDA MEJOR”?

    Reply