Estás aquí
Inicio > Nacional > Mora de la ENEE en 2020 superó los 11 mil 500 millones de lempiras

Mora de la ENEE en 2020 superó los 11 mil 500 millones de lempiras

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

Debido a la deuda de unos 740 mil clientes, la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), incrementó su mora a más de 11 mil 500 millones de lempiras, durante 2020, informó el presidente del Sindicato de Trabajadores de la estatal eléctrica,  Miguel Aguilar.

Aguilar detalló que el desempleo que provocó la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus y el paso de los fenómenos naturales Eta e Iota por el país, desencadenó  una mora alta para ENEE.

“La deuda en el año pasado  fue  dolorosa;  mucha gente perdió el empleo y tuvimos arriba de 740 mil clientes morosos en el país; la gente tenía para comer, no para  pagar la energía”, apunto.

De igual forma, especificó que “sólo el gobierno le debe casi 3 mil 220  millones de lempiras,  el sector residencial 5mil 500 millones y el área comercial sobrepaso los 2 mil 800 millones”.

Aguilar dijo que se debe hacer algo para recuperar esa mora, que es factible rescatar, en vista que hay otro porcentaje que se incrusta en esa mora y que se  arrastra desde hace 23 años.

Por otra parte, señaló que la deuda de la ENEE es variable, pues al final de cada año se queda debiendo al parque de generación, porque  no ajusta el presupuesto de la Empresa, aunque se hayan aprobado bonos para pagar.

“La deuda sobrepasa casi los 4 mil millones de lempiras, que es variable”, enfatizó el dirigente sindical, tras señalar   que hay momentos que sube, y otros que baja.

En ocasiones, ese compromiso monetario se salda con fondos propios, ya que “el tema de pérdidas está golpeado mucho a la Empresa; por eso deben buscar mecanismos”.

A criterio de Aguilar, otro gran problema que enfrenta la estatal generadora de energía eléctrica, es el hurto que se  incrementó “de una forma descarada; eso no es aceptable, pues  el que consume energía debe pagar”.

El inconveniente es que la ENEE, sale altamente golpeada, porque esa energía que se generó, facturó y consumió, la tiene que pagar año a año, agregó.

“Por eso cada final de año, la ENEE debe buscar dinero a lo loco para pagar la factura a los proveedores de energía consumida – facturada, aparte de Intereses sobre intereses mensuales, que se pagan a final de año”, manifestó.

El problema es tan grande que se deben tomar decisiones  en temas de mora. En el caso del gobierno se le debe deducir a cada ente gubernamental en lo que se le asigna a cada presupuesto, para pagar la deuda de energía, igualmente en el tema comercial, recomendó

Aguilar sugirió que debe existir una depuración de la base de datos, llevarla al Congreso Nacional, porque esa viene cargándose a las cuentas de los clientes que no existen. “Hay valores que al final debe pagar la población, porque sí hay que pagarlo”.

Lamentó que el decreto que se aprobó el año pasado para que no se cortara el servicio de energía eléctrica, más bien distorsionó para el hurto de energía, y el no pago.

Destacó que “hoy tenemos que ir en la parte residencial del mayor al menor consumidor”,  para darle espacio en la forma de pago a la gente que menos consume energía.

Resaltó que Honduras tiene un modelo eléctrico que golpea a la población, porque cada tres meses se  revisa el esquema tarifario para incrementar el precio por consumo, no para disminuirlo.

Aguilar señaló que “el despacho debe ser económico y la potencia pública debe de estar en el sistema, para tener equilibrio en la tarifa”.

Top