Estás aquí
Inicio > Nacional > “MP” tiene el balón en su cancha sobre inconstitucionales ZEDE

“MP” tiene el balón en su cancha sobre inconstitucionales ZEDE

Por: Juan Alfaro Posadas

El ex presidencialista por el partido Libertad y Refundación (LIBRE), Nelson Ávila y el ciudadano Edwin Sandoval, presentaron el pasado martes ante el Ministerio Público, un escrito orientado a que  se haga un requerimiento fiscal contra Juan Orlando Hernández Alvarado, por ser el principal patrocinador de las inconstitucionales Zonas Económicas de Empleo y “Desarrollo” ZEDE.

También se pide que el requerimiento fiscal sea extensivo al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Edgardo Argueta Pérez; al resto de magistrados de ese alto tribunal; al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Tito Livio Moreno Coello; y a los diputados al Congreso Nacional que aprobaron la inconstitucional Ley sobre las ZEDE.

El Ministerio Público ya tiene el balón en su cancha, y vamos a ver si actúa en defensa del “interés general de la sociedad” como señala la Constitución de la República y su propia ley orgánica.

Quedará demostrado históricamente, de qué está hecho el Ministerio Público. Nos daremos cuenta si actúa del lado de la sociedad hondureña o a favor de los traidores a la Patria, que se prestan a segregar (apartheid) y vender el territorio nacional, como si Honduras estuviese en oferta.

Ávila y Sandoval también elevaron peticiones a las representaciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA), en Tegucigalpa, para que se emita una resolución vinculante sobre las “inconstitucionales y violatorias de derechos humanos ZEDE”.

De esa forma, ambos patriotas buscan agotar las instancias  legales para que se proceda en contra de los que patrocinan dichos proyectos perversos, y frenar la venta del país a pedazos, en aras del respeto a la Constitución y a la soberanía popular.

En su escrito, entregado a las oficinas regionales de la  ONU y la OEA, Ávila y Sandoval manifiestan que las ZEDE violentan los derechos humanos y múltiples artículos de la Constitución, entre ellos la territorialidad, al “poner en venta” más de un tercio del territorio nacional, cuya extensión es de 112 mil 492 kilómetros cuadrados.

Asimismo, apuntan que esos malévolos proyectos lesionan la soberanía, al ceder competencias de los tres poderes del Estado, a un grupo autónomo de mayoría extranjera.

Ambos ciudadanos, en nombre de todo un pueblo, demandan la emisión de una resolución vinculante del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU), para declarar las Zonas Especiales de Desarrollo (ZEDE), como “atentatorias a derechos humanos”.

En consecuencia, se pide eliminar esas “aberraciones apátridas de las ZEDE”, “violatorias de la soberanía, territorio, derechos de municipios, y por ser contrarias al bien común y a la voluntad de la mayoría de la población”.

Los dos suscriptores de la nota entregada a la ONU y a la OEA, destacan que “esta violación de la Constitución y de los derechos humanos ocurre porque existe un gobierno ilegítimo, impuesto por reelección ilegal, inconstitucional, y por prácticas definidas internacionalmente de la existencia de un narco Estado”.

Consideramos que las demandas planteadas por los dos compatriotas están fundamentadas y ceñidas a derecho, por cuya razón ameritan una respuesta contundente en el menor tiempo posible, y acorde al espíritu del reclamo, que es “el retiro inmediato” del proyecto pirata, conocido como las ZEDE.

Paulatinamente el pueblo se organiza, toma conciencia y sale a las calles en los cuatro puntos cardinales, a exigir soberanamente la derogación de la norma inconstitucional que le da vida al plan más grotesco, macabro, lesivo, violatorio al sistema jurídico nacional, como es el de las ZEDE, y que promueve la organización criminal, disfrazada de partido político, a la cual pertenece el señor Hernández Alvarado.

Esta idea maquiavélica, concebida por los que asaltaron el poder del país, hace doce años, tenemos que arrojarla al  cesto de la basura, y enviar a prisión a todos los que le han dado vida, por la comisión del delito de “traición a la Patria”.

¡Recordemos que la Patria no se presta, no se regala, no se alquila, no se hipoteca y no se vende. La Patria se defiende, a como dé lugar, hoy, mañana y siempre..!

Top