Sunday, Jun 16, 2019
HomeExclusivasNarcolibreta: JOH recibió 2.2 millones de dólares por negocios de Tony con socio de los Valle

Narcolibreta: JOH recibió 2.2 millones de dólares por negocios de Tony con socio de los Valle

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

Las sospechas contra Juan Antonio Tony Hernández, hermano del gobernante Juan Orlando Hernández, por la DEA y agencias del gobierno de EE.UU. estaban fundamentadas por su nexos con el narcotráfico, ya que fue una figura esencial para la movilización de cientos de toneladas de estupefacientes que llegaron a la nación del norte y, como pago, ingresaron multimillonarias sumas de dinero, y uno de sus destinos fue Versace, o sea, Casa Presidencial.

Es decir que el mismo presidente recibió grandes cantidades de dinero provenientes del cártel de los hermanos Valle Valle, según se constata en los apuntes hechos por uno de los operadores de los Valle Vallequien permanece recluido en una cárcel de alta seguridad.

También aparecen algunas personas apenas identificadas por los motes de la Madrina, Compadre, Pelón y otros que trabajaron de la mano de las estructuras criminales y saben todos los movimientos del exlegislador que espera ser enjuiciado en septiembre próximo ante un tribunal federal de Nueva York.

El arresto López Sanabria, ocurrido a mediados de 2018 en la comunidad santabarbarense de Naco, a manos de las agencias de seguridad y operadores de justicia, se halló una libreta de apuntes con detalles minuciosamente explicados de cómo se entregaron grandes cantidades de dinero a Tony, la participación y el claro conocimiento de Versace en los turbios negocios que realizaba el exdiputado nacionalista con los cárteles de la droga, precisamente, con los hermanos Valle Valle.

SORAYA OCULTÓ NARCOLIBRETA. La actual jefa de la Unidad Antinarcóticos del Ministerio Público, Soraya Cálix, tuvo acceso al documento que le decomisaron a López Sanabria, pero prefirió ocultarla de cualquier investigación que apunte a la sede del Ejecutivo y a los hermanos Hernández Alvarado. Sin embargo, jamás supo que la DEA ya tiene en sus manos la libreta que confirma cómo  el excongresista sí participó en esta clase de negocios.

Cálix obstruyó la investigación y archivó el cuadernillo, al saber que estos datos coincidieron con los vaciados telefónicos que contiene toda la información relacionada el operador de los Valle Valle, Tony y sus socios en el movimiento de toneladas de cocaína rumbo a la nación del norte.

También se confirma la presión que está ejerciendo Washington para extraditar a López Sanabria que permanece confinado en un penal de ultra alta seguridad y por el que están pagando 10 millones de lempiras para anquilarlo, porque sabe a la perfección todos los movimientos financieros de la estructura criminal a la que pertenece  Hernández.

De hecho, la funcionaria antidroga accedió a la caleta del detenido donde se hallaron armas y joyas junto a los apuntes que comprometen a los Hernández, ya que está especificado el pago de comisiones, las personas que participaron en el transporte de dinero por trasegar los cargamentos de cocaína, pero prefirió hacer la vista gorda y enviar el caso a secretividad para evitar la filtración de datos que podrían colocarla en una posición muy incómoda.

En cuanto a los vaciados telefónicos y mensajes de la red de mensajería instantánea WhatsApp, la dama tampoco contaba que estos arrojaron una compleja información que terminó de complicar al exdiputado oficialista ante las autoridades estadounidenses y por la que podría purgar una larga pena de cárcel. En síntesis, Cálix -pariente de Mario José Cálix Hernández, Cubeta- ocultó todo para estropear cualquier investigación.

BORRAR HUELLAS A DIFUNTO. Una parte de movimientos de este grupo datan de 2017 y 2018,  de acuerdo a la copia de la libreta que localizaron los equipos de investigación de Radio Globo y ConfidencialHN, detalla que el 16 de julio de 2017 se le pagó alrededor de 20 mil dólares a la Madrina para que borrara las huellas del supuesto fallecido y perdiera el expediente a fin de que la causa fuera cerrada y se extinguiera la persecución penal contra el imputado.

Cada página que fue redactada supuestamente por el privado de libertad detallan algunas fechas, giros de dinero, y gestiones como las que realizó Tony al enviar unos 650 catálogos (paquetes de cocaína) y que por ese favor recibió un millón de dólares exactos, aunque se perdieron varios paquetes de harina tal como se constata en una de las hojas redactada el 27 de febrero de 2018.

Este movimiento de estupefacientes dejó buenos dividendos a los que participaron en el mismo, como el Pelón quien recibió 60 mil dólares, mientras que Rambo cobró 36 mil 700 dólares; el Chino, Alex y Toño cobraron entre cinco mil y 10 mil dólares.

Llama la atención que un canal de televisión -que aparece con las iniciales TV- obtuvo por comisión 120 mil dólares. Asimismo, esta empresa recibió el 6 de diciembre de ese año 710 mil dólares, en pagos de 590 mil y 120 mil dólares, según consta en una de las hojas, cuyas letras fueron hechas de manera apretada.

Aunque esta libreta consigna estos pagos para este medio, las mismas serían preliminares por lo que hay una investigación en curso por las autoridades norteamericanas que arrojarían resultados sorpresivos.

PAGOS MILLONARIOS A TONY. Cada kilogramo de cocaína era distribuido entre los socios de esta estructura, a Tony le correspondían una parte de los paquetes a enviar hacia EE.UU., mientras que el Inge o ingeniero recibía una proporción y dos personas más identificadas por las iniciales les tocaba una parte.

Sólo por esta distribución, llegaron a ganar un millón 350 mil 200 dólares. En otro cargamento asignado a Hernández, este llegó a ganar cinco millones 405 mil dólares; en otro pago producto del tráfico de alucinógenos, se agenció 216 mil 250 dólares.

Los negocios que realizó el excongresista con la organización dirigida por los hermanos Luis y  Arnulfo Valle Valle le dejaron tanto a él como a sus otros cómplices enormes cantidades de dinero que fueron lavados para aparentar legitimidad en su origen. Sobre el tema, se consigna en una de las hojas que fueron entregadas a los equipos de investigación de ambos medios de comunicación, alrededor de cinco millones 733 mil 750 dólares, fueron distribuidos entre personas con código Meyer, Par aveo, Mecánico, Media, Chipi y otros que están siendo investigados.

Cada kilo fue vendido a otras agrupaciones en 11 mil dólares, según hizo constar en los apuntes por lo que las agencias norteamericanas lograron incluso determinar cómo se conformaron y operaron los corredores de la droga en Honduras. Por tanto, Hernández era uno de los cerebros de las operaciones de trasiego que se realizaron por varios años.

En uno de los manuscritos se consigna que Tony sí fue uno de los mayores transportistas y comisionistas ya que trasegaba hasta más de 700 kilogramos de cocaína. Aunque las evidencias en su contra son muy pesadas, ha tratado de desmentirlas al asegurar a los agentes de la DEA que jamás tuvo relación con narcomafias.

La jefa antinarcóticos Soraya Cálix optó por guardar la libreta porque tiene datos comprometedores que afectan directamente los intereses de Casa Presidencial y su inquilino Juan Orlando Hernández. Sin embargo, nunca supo que la DEA tiene una copia del manuscrito en su poder que confirma los nexos de Tony con los narcos.

PLATA A VERSACE. El dinero que ingresó a Casa Presidencial, provino de las «comisiones» que recibió Juan Orlando Hernández y en una de las anotaciones realizada el 6 de diciembre de 2017 señala que hubo una transferencia de dos millones 205 mil dólares.

No obstante, esta cifra podría quedarse corta porque las mesadas enviadas al mandatario podrían incrementarse en varios millones de dólares, si bien la libreta sólo consigna tal aportación.

En esta investigación se revela de que el principal operador de los Valle Valle entabló negocios con el titular del Ejecutivo nacionalista, quien a su vez siempre tuvo de los movimientos que realizaba Juan Antonio Hernández Alvarado con los cárteles de la droga.

La libreta de apuntes, filtrada por un agente de la DEA que pidió el anonimato, es el mismo que tiene en sus manos la zarina antidroga Soraya Cálix, pero que se ha resistido a emprender acciones contra los miembros de la célula criminal cuyos tentáculos alcanzaron el poder político hondureño.

El funcionario estadounidense explicó que, en efecto, Versace fue el código que recibió Casa Presidencial (precisamente Juan Orlando Hernández) para hacerle llegar mucho dinero a cambio de silencio y facilidades para poder trasegar estupefacientes sin ser molestados.

Los secretos de esta persona están en vilo ya que su vida corre peligro dentro de la cárcel santabarbarense de el Pozo porque de ser revelados comprometería mucho más de lo imaginable a la clase política; los manuscritos que están en poder de los investigadores de Radio Globo ConfidencialHN apuntan hacia el gobernante como el receptor de las fuertes sumas de dinero del narcotráfico.

Nery Orlando López Sanabria, usó en sus apuntes muchas claves para identificar a sus compinches y socios -cabecillas del cártel de los hermanos Valle Valle- mientras movieron toneladas de cocaína para no ser descubiertos por las autoridades.

La defensa del reo ha denunciado en reiteradas ocasiones que su cliente ha tenido varios atentados en su contra, que van desde amenazas de muerte, hasta intentos de envenenamiento y la última relacionada con el hallazgo de una granada en el recto de un recluso que presuntamente sería utilizado para dar muerte a recluso.

En este compendio de apuntes se confirma cómo operó esta estructura criminal asociada al cártel de los Valle Valle y cómo Hernández y su hermano recibió muchos millones de dólares procedentes del narcotráfico. (Dé clic para más detalles).  

FOLLOW US ON:
La Fiscalía venezol
Lavador de imagen de
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT