Estás aquí
Inicio > Política > Nasralla se va de la Alianza porque no «quiere saber nada de nada»

Nasralla se va de la Alianza porque no «quiere saber nada de nada»

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

«¿Y los muertos? – Ni modo». Con esta respuesta se desmarca el excandidato de la Alianza Opositora, Salvador Nasralla, de la postura oficial de la coalición presidida por Manuel Zelaya y se suma por completo al llamado al diálogo convocado por el presidente de Honduras Juan Orlando Hernández con el respaldo de la ONU.

Según un vídeo subido por un simpatizante opositor a las redes sociales, evidencia el momento en que Nasralla, de forma sobrada, dijo a sus simpatizantes que «me voy a retirar porque ya no quiero saber más nada de nada» y culpó a su compañero de alianza de querer mantener al movimiento en las calles por cuatro años y de negarse acudir a la mesa del diálogo.

«Estamos tratando de arreglar ese asunto a través del prediálogo; lo que pone Mel Zelaya no es cierto. ¿Ustedes quieren estar cuatro años reclamando en las calles? ¡Eso es lo que quiere Mel! ¿Están ustedes de acuerdo?», reclamó el animador a sus simpatizantes que llegaron a su vivienda ubicada en una zona exclusiva de Tegucigalpa para platicar con él.

Reiteró que el expresidente «quiere tenerlos cuatro años en las calles y yo quiero resolverlo, pero si la juventud no quiere yo me retiro del todo y sigan reclamando cuatro años». Luego de reprender a sus simpatizantes -de extracción modesta-, se marchó y los reclamos de los dolidos manifestantes no se hizo esperar.

«Escucharon las palabras de Salvador Nasralla. Es un hijo de puta bien hecho», recriminó el individuo que grabó el momento en que el excandidato tomó radical distancia de la alianza compuesta por los partidos Libertad y Refundación (Libre) y el socialdemócrata Pinu que lo llevó a competir en las elecciones generales de noviembre de 2017.

Mientras estuvo como abanderado de la coalición, Nasralla profirió frases y opiniones que provocaron fuertes reclamos y resentimientos en las bases de ambos partidos, llevando a momentos de inminente ruptura; Zelaya salió en más de una ocasión en calidad de componedor para evitar un colapso del proyecto creado en mayo de 2017.

Por las protestas ocurridas tras las elecciones generales, unas 23 personas fueron asesinadas por fuerzas de seguridad, según un informe publicado el lunes por la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos; organizaciones independientes estimaron la cifra en 36 los individuos -entre hombres, mujeres y agentes estatales- que murieron de forma violenta por los enfrentamientos.

Los dos protagonistas han tomado caminos distintos: Mientras Nasralla apuesta por el diálogo, Zelaya rechazó acudir a la ronda exploratoria porque no está dispuesto a platicar «con los empleados de Juan Orlando».

 

Deja una respuesta

Top