HomeNacionalNegocios en familia: Guatemalteco Axel López confía a dos activistas nacionalistas instalación de hospitales móviles

Negocios en familia: Guatemalteco Axel López confía a dos activistas nacionalistas instalación de hospitales móviles

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

La trama corrupta en la traída de los hospitales móviles, que implican al mismísimo jefe del Ejecutivo nacionalista Juan Orlando Hernández, a la secretaria de Salud Alba Consuelo Flores, al exdirector de Investh Marco Bográn, se ha puesto al descubierto que hubo dolo, premeditación, alevosía y ventaja para beneficiar al guatemalteco Axel López con la entrega inmediata y de buena fe de 47 millones de dólares.

La traída de los hospitales móviles, comprados por López a la empresa turca Elmed Medical Systems, debió contar con la asistencia de técnicos de ese país para instalar los módulos en Tegucigalpa y San Pedro Sula para atender a los pacientes con coronavirus, pero el cuestionado sujeto prefirió los servicios del matrimonio compuesto por Luis René Eveline Hernández y Jance Carolina Funes, propietarios de la empresa Ecomac, que no tiene experiencia en este tipo de obras.

¿Quiénes son estas dos personas que procederán a colocar los hospitales móviles?  Eveline fue en su momento presidente del Colegio de Ingenieros Civiles y Funes es rectora de una universidad privada; ambos han sido cuadros del Partido Nacional y sus afincadas conexiones con el poder les ha permitido tener acceso a cargos en la administración pública.

En el caso de la dama, en su momento aspiró a una diputación por Francisco Morazán por una de las corrientes del oficialismo, pero no pudo lograr el beneplácito popular.

Los dos son socios de la empresa Ecomac SA de CV, creada mediante instrumento público 47 del 20 de mayo de 1994 y apenas cuenta con un portal web en donde muestra una cartera de servicios profesionales prestados a entidades nacionales, empresas privadas y otras, pero en su portafolio no indica que tenga la experiencia y el conocimiento en el armado de esta clase de estructuras.

En su momento, el exjefe de Investh, Marco Bográn, declaró que no tuvo relación con Axel López en el proceso de compra de los hospitales -que terminaron siendo construidos por terceros- y que dio con él porque se puso a buscar por internet dónde hallar módulos para atender a pacientes con coronavirus, no obstante, la contratación de Ecomac es otra arista que el exfuncionario mintió, el empresario guatemalteco echó mano de los servicios de esta empresa que es dirigido por dos cuadros útiles a los intereses nacionalistas.

Asimismo, se evidencia que esta persona -acusada por SDI Global ante el FBI de EE.UU. por varios delitos- sí tiene conexiones con la administración azul que le generó cuantiosos dividendos por ayudar a conseguir los hospitales que están varados en Puerto Cortés por irregularidades en el manifiesto de carga y la documentación que fue preparado a la carrera para silenciar las voces críticas al proceso.

Ninguno de los dos son desconocidos en las grandes ligas de la política, Funes fungió en su momento como representante de las universidades privadas el fallido diálogo político que promovió la ONU a través de Igor Garafulic, para dar por superada la crisis poselectoral de 2017 y Eveline fue gerente del SANAA en 2015 y renunció ante la imposibilidad de resolver los problemas financieros y estructurales que aún padece la oficina que fue transferida a la alcaldía de Tegucigalpa.

En esta relación de hechos también queda al descubierto que la administración prefiere echar mano de sus aliados; cabe recordar que Bográn benefició a su tío Napoelón Bográn Idiáquez, propietario de Consultores de Ingeniería SA (Cinsa) a quien le dio un millón 201 mil 386 lempiras por la supervisión de la construcción del hospital móvil que debería operar en Santa Rosa de Copán.

El guatemalteco Axel López (sentado) echó mano de Jance Carolina Funes (a la izquierda de la imagen y de chaqueta azul y blusa blanca) y su esposo Luis Eveline para la instalación de los hospitales móviles; ambos son cuadros del Partido Nacional al servicio de Juan Orlando Hernández. (Foto cortesía).

SECRETARIA DE SALUD SÍ ESTÁ INVOLUCRADA EN TRAMA. La secretaria de Salud Alba Consuelo Flores también tiene relación en el cuestionado proceso de los hospitales móviles a pesar de que insistió que no había pedido los mismos.

El oficio 630-SS-2020 del 16 de marzo de 2020, girado por flores a Marco Bográn, señala que «siguiendo las instrucciones del señor presidente… Invest Honduras interponga sus buenos oficios para la compra, construcción o adecuación de obras de infraestructura provisional».

El documento dice de manera clara en el literal A, B, C, D y E que se proceda a la «adquisición directa al proveedor idóneo de siete hospitales móviles para la atención de infectados con el Covid19; contratación directa de todos los servicios conexos y de consultoría que se necesitan para la instalación y puesta en funcionamiento de dichos hospitales; adqusición directa al proveedor idóneo de repuestos y equipo de reparación, en caso de ser necesario y adquisición directa al proveedor idóneo de por lo menos 200 unidades de cuidados intensivos».

Asimismo, se detalla que tanto Salud como Investh «coordinarán la ubicación de los hospitales de aislamiento y la Sesal (Secretaría de Salud) garantizará que estos cuenten con todo el personal especialista para la puesta en marcha de los mismos».

Sin embargo, Flores dijo en su momento que no se le consultó sobre la compra de los módulos y que la solicitud que ella hizo fue la adquisición de unidades de aislamiento.

«En ningún momento fuimos consultados, lo que nosotros queríamos era espacios de aislamiento pero lo que se adquirió fue otras cosas», dijo Flores, quien ya fue citada para dar explicaciones sobre estas irregularidades.

FOLLOW US ON:
Médicos y enfermera
Chile informa 1.712
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.