Oenegés de la primera dama drenaron 68 por ciento del fondo de solidaridad creado por JOH

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

(Por equipo de investigación – tercera parte) En la red instalada por la familia Hernández Alvarado, en asociación con los García Carías, obtuvieron fuertes ganancias del dinero procedente de las arcas públicas y que fueron blanqueados a través de oenegés y otras organizaciones fachadas destinadas, supuestamente, a servicios de asistencia social.

Esta asociación que colinda con la criminalidad organizada también contó con el apoyo de prominentes políticos, influyentes colaboradores en la estructura gubernamental y hasta insípidos personajes para hacer aparentar que todo operaba con normalidad.

En esta nueva serie de investigación de Radio Globo ConfidencialHN, apunta hacia Victoria Isabel Madison de Chávez, madre del actual congresista David Chávez Madison, quien usó la oeengé Fundación para el Desarrollo Integral de la Mujer Hondureña (Fundeimh) y la Fundación para el Desarrollo Integral de Honduras (Fundeih) -ambos controlados por la actual primera dama Ana Rosalinda García Carías- para drenar hasta mil 200 millones de lempiras y una parte de esos recursos fue entregado en su momento por el gobierno de Taiwán en calidad de donación.

Asimismo, la cónyuge del mandatario es la representante legal de la Fundación Para el Desarrollo Comunitario Cinthia Marina (Fundecima), la cual estuvo involucrada en  2012 en un escándalo respecto al decomiso de un vehículo que conducía Suyapa Arámbarri, esposa exdiputado nacionalista Héctor Tito Guillén, pues transportaba un millón de lempiras en unas bolsas, cuyo destino no pudo justificar.

Este caso fue asignado a la fiscalía contra el crimen organizado y en fecha reciente se dictó sentencia y ordenó la confiscación de la fuerte suma de dinero.

No obstante, este periódico corroboró que tanto la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad y Corrupción (UFECIC) y la MACCIH allanaron en 2018 las sedes de ambas organizaciones “sin fines de lucro” y de existir información fehaciente y concluyente, han optado por no librar requerimiento fiscal para que tanto la esposa del actual gobernante Juan Orlando Hernández, su madre Carlota Carías y Lotti García no sufran persecución penal.

Ambas organizaciones, de acuerdo a los datos de la incursión que realizó la Misión Anticorrupción de la OEA, laSecretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) otorgó miles de millones de lempiras que fueron facilitados a la oenegé de la esposa del presidente Hernández, cuyos ingresos eran para el desarrollo comunitatrio.

Además, se pudo confirmar que estas entidades han recibido “preferencias” por el entonces titular del organismo Ricardo Cardona -una de las manos derechas del mandatario- ya que se entregó dinero sin los mínimos requisitos a favor tanto a Fundeih como Fundeimh.

Cardona firmó contratos con Rebeca Andrea Tercero Lizardo, en representación de Fundeimh y Eva Yaqueline Collier Chávez por Fundeih para la supuesta distribución de ecofogones e instalación de microempresas de alimentos, las cuales no se realizaron o, en el mejor de los casos, su paradero es desconocido.

En los convenios suscritos entre ambas partes, se incorporaron casi diez adendas a las mismas; en el caso de Fundeimh, se justificó tal hecho en el sentido de que llegarian a cuantificables familias por sumas superiores a los 52 millones de lempiras, según los documentos analizados por el equipo de investigación de ConfidencialHN.

Los acuerdos que fueron aprobados por la Secretaría de Estado están supeditados a la adquisición de los ecofogones, serie MH400, y cuya entrega estaba “orientada a mejorar los estándares de calidad de vida y crecimiento del sector menos beneficiado y de escasos recursos económicos del país a través del programa Vida Mejor”. 

Se tenía previsto que este proyecto debía alcanzar unas 15 mil familias que viven aún en la miseria y contaría con expertos que llegarían a cada comunidad a instalar tales artefactos que debían ser activados con leña.

Según el dictamen, este costo -solamente para Fundeih- fue de 87 millones 660 mil lempiras, procedente del fideicomiso denominado Fondos de solidaridad y protección social para la reducción de la pobreza extrema que fue aprobado por el Legislativo que presidió Hernández, que llegó hasta los tres mil millones de lempiras y aún es administrado por el Banco Central de Honduras.

En aquella ocasión, el actual titular del Ejecutivo nacionalista decidió junto a 71 diputados azules modificar el decreto 87-2011, para transferir un 25 por ciento de los presupuestos no ejecutados y que fueron a parar a la partida 0449, asignado a la Unidad de Servicios Financieros de la Administración Central y administrado por la Secretaría de Finanzas y en el cual también tienen una interesante participación del Casa Presidencial y “supervisado” por la cooperación internacional.

 

En total, Fundeimh -cuyo expediente es 21122005-822- y Fundeih llegaron a capitalizar entre 2014 y 2017 alrededor de 2 mil 041 millones 683 mil 599 lempiras con 18 centavos, procedentes de la Sedis. En conclusión, las dos organizaciones no gubernamentales consumieron en los últimos cuatro años el 68 por ciento del total de presupuesto del fondo de solidaridad que fue creado a iniciativa del mismo Hernández.

En los estados financieros que consiguieron investigadores de Radio Globo ConfidencialHN se pudo determinar que hasta mayo de 2018, no se habían liquidado ante la Secretaría de Finanzas unos 260 millones 446 mil 563 lempiras y en las cuentas por cobrar habían 119 millones 483 mil 737 lempiras con 76 centavos, desglosados en varios renglones asignados única y exclusivamente al programa Vida Mejor.

Otra organización que también resultó beneficiada en este proceso de saqueo de capitales es la denominada Fundación Juan Manuel Gálvezdirigido por el exsecretario de Educación Marcial Solís.

Este exfuncionario mandó a pedir 10 millones de lempiras para la capacitación de guías familiares por la referida fundación “a través de la incorporación, réplica y para el manejo de recurso humano impulsado por la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis)”.

Solís recibió la fuerte suma de dinero entre el 18 de marzo de 2016 y 11 de enero de 2017; aunque Solís asegura haber liquidado siete millones 726 mil 842 lempiras y habría logrado extender el convenio ya que también forma parte del entramado de Vida Mejor que dirige de manera personal la primera dama.

Estas oenegés, muy vinculadas al Partido Nacional y a la pareja presidencial han visto engrosadas sus ganancias por las conexiones políticas y la poca cultura de transparencia que ha aplicado la actual administración en los últimos cinco años. A la fecha, el Ministerio Público se resiste a emprender una persecución penal contra estos cuadros de confianza.

Related

JOIN THE DISCUSSION