HomePolíticaOficialismo trunca opción de consultar a los hondureños sobre la reelección presidencial

Oficialismo trunca opción de consultar a los hondureños sobre la reelección presidencial

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El Parlamento hondureño rechazó la noche del miércoles la propuesta del plebiscito presentada por la bancada del partido Libertad y Refundación (Libre) para consultarle a la población si está de acuerdo o no con la reelección presidencial.

Por 55 votos en contra, 70 votos a favor y tres abstenciones, se denegó la petición de aprobar el plebiscito para que se llevara a cabo la iniciativa, por lo que el Partido Nacional ha bloqueado la pretensión del bando opositor.

Con este golpe bajo que ha recibido el bando opositor, se allana el camino para que el presidente Juan Orlando Hernández prosiga con su proyecto reeleccionista.

Tras acalorados debates y cruce de acusaciones entre oficialistas y opositores, el nacionalismo determinó que se respetará la sentencia de la Sala Constitucional del Poder Judicial que la reelección es “cosa juzgada” y es de aplicación general.

Luego que el pleno de magistrados de la Corte Suprema de Justicia rechazara pronunciarse sobre el plebiscito para la reelección presidencial, el Congreso determinó discutir la implementación de esta figura, propuesta en principio por Libre y secundada por el oficialismo, quien dio marcha atrás esta noche al decir “no” a la consulta popular.

Los opositores ocupaban 86 votos –mayoría calificada– para aprobar la consulta popular, para forzar a los nacionalistas a que se le preguntara a la sociedad si estaba de acuerdo o no con la controvertida interpretación que hizo la Sala Constitucional y que fue confirmada por el presidente de la Corte, Rolando Argueta al señalar que este tema es cosa juzgada.

De esta manera, el proyecto reeleccionista podría ejecutarse al quedar abierta la resolución emitida por la corte ya que declaró innecesario realizar el plebiscito.

Durante la sesión, las acusaciones y contracusaciones fueron el denominador común ante el dictamen emitido por la comisión especial que envió hace varios días al organismo defensor de la Constitución para que se pronunciaran al respecto.

Sobre el tema, el diputado del Partido Anticorrupción (Pac), Walter Banegas, acusó de “traidores a la patria” porque incurrieron en violación de la Carta Magna.

“Los miembros de la comisión y la junta directiva incurrieron al delito de traición contra la patria, el artículo 310-A (del Código Penal que castiga a los que incurren en tal delito) aún sigue vigente”, reafirmó el diputado.

«Se pueden reír hoy señor Mauricio Oliva, ríanse del pueblo, pero habrá un mañana donde todos ustedes –refiriéndose a los congresistas azules–serán juzgados por todos los delitos que han cometido en los tribunales de justicia», advirtió el indignado parlamentario.

Entretanto, el expresidente hondureño y jefe de bancada de Libre, Manuel Zelaya, dijo que el nacionalismo “está solo en este proyecto, pero no vamos a dejar que Juan Orlando haga lo que quiera”.

Aseguró que a pesar de todos los esfuerzos de la oposición para frenar la intentona continuista del presidente Hernández, se verá obligado a inscribirse para participar en los comicios generales de noviembre de 2017 y le consultará a las bases de su partido si están de acuerdo o no con su propuesta.

En tanto, la bancada liberal se sumó a bloque que propuso el plebliscito, no obstante, los votos no sirvieron para que se alcanzara la mayoría calificada.

La integrante de la comisión dictaminadora, Alejandra Mancía, se desmarcó de la aplanadora controlada por los nacionalistas y dijo que estaba en contra del análisis y que se sumaba al proyecto del plebiscito y que el fundamento para éste “es que el único que tiene potestad para dirimir el tema de la reelección es el soberano, o sea el pueblo”.

Estos alegatos y los reclamos del parlamentario opositor  Bartolo Fuentes, no sirvieron para que los nacionalistas y sus partidos satélites procedieran a votar en contra del plebiscito, por lo que le dan un espaldarazo al continuismo del actual titular del Poder Ejecutivo.

“Si los nacionalistas dicen que tienen un millón setecientos mil firmas de respaldo para el continuismo ¿Por qué tienen miedo al plebiscito? ¿Por qué evaden consultarle al pueblo? Es evidente que no hay ningún respeto al pueblo. Queda el pueblo interpelado ¿Seguirá permitiendo que lo humillen y lo ignoren de tal manera? ¿Seguirá vendiendo su poder soberano por limosnas llamadas bolsas solidarias o cualquiera de las que le dan a unos cuantos a cambio de trabajar a favor de la dictadura?”, se quejó Fuentes.

EL NECIO OLIVA. El titular del Legislativo, Mauricio Oliva, durante su intervención, se dedicó a denigrar a sus opositores son su conducta altanera. Impidió que algunos diputados que pidieron la palabra pudieran expresarse.

“Estoy de acuerdo con una cosa: la Corte habló cuando dijo que no se pronunciaba. La sentencia es de aplicación inmediata; cuando dice que es de acción general y cuando una persona ha ejercido el Ejecutivo puede volver a hacerlo, ya que está ratificando lo que dijo la Sala Constitucional hace unos 16 meses”,  comentó mientras los congresistas le gritaban para que los dejara hablar.

Arremetió contra el expresidente Zelaya, al recordarle que durante la elección de la anterior Corte Suprema de Justicia, mandó a poner tanquetas en las calles adyacentes al Congreso.

“Es fácil rasgarse las vestiduras… nos puso unas tanquetas. Sí, ahí lo oí y algunos diputados me vinieron a amenazar para que se colocara en una lista a gente que no estaban inscritos y que no tenía la intervención de otros poderes”, rememoró Oliva.

Reprochó los reclamos hechos por opositores durante la sesión, hizo mofa y con extrema soberbia les recordó que “no es con cartelitos que se eligen, ¡es con votos!” e les exigió que votaran para dirimir el asunto.

Se dio el tiempo para repetir la votación y volver a recriminar al bloque pro plebiscito que no se había alcanzado la mayoría calificada que exige el Parlamento para aprobar las herramientas de consulta ciudadana.

“REVOLUCIONARIOS DE CAFETÍN”.  Tras haber finalizado la sesión y ante la pregunta de un periodista, quien le contó que la oposición estaba dispuesta a “incendiar las calles”, el presidente del Legislativo respondió a secas que quienes pretendían protestas “son revolucionarios de cafetín”.

Minutos antes que concluyera la sesión, Oliva aseguró que el expresidente Zelaya «lo estará celebrando y les garantizo que de aquí a junio (de 2017) él lo va a estar promoviendo».

Volvió a fustigar a la oposición al indicar que han presionado para que renuncien los magistrados que fueron investidos tras una tediosa votación y añadió que «en ese caso mejor renunciemos todos y coloquemos aquí una oenegé”.

En la votación, toda la bancada nacionalistam uno de Unificación Democrática (UD) y cinco del partido apéndice Vamos, ambos afines al oficialismo, lograron que se consumara la encerrona que horas antes había preparado la cúpula oficialista y así bloquear los intentos de la oposición para forzar al plebiscito.

VOTOS CONGRESO

El oficialismo y sus partidos satélites dieron la espalda a los hondureños al negarles la posibilidad de consultar sobre la reelección presidencial. Hubo 70 votos a favor y 55 en contra de la propuesta opositora sobre la consulta popular.

 

FOLLOW US ON:
Si no hay segunda vu
Tirotean empresa agr
Rate This Article:
1 COMMENT
  • Hector F Maldonado / 18 agosto, 2016

    Aquí es obvio que existe un contrasentido. Como es posible que si estamos opuestos a la reelección, hayamos introducido un proyecto de plebiscito para consultar sobre su aprobación, cuando lo que procede es exigir a la CSJ se retractara de su dictamen «despenalizando se hable de la reelección» porque ESTO SI ES UNA ILEGALIDAD que pesara como espada de Damocles sobre cada uno de ellos.. Al haber introducido tal proyecto de plebiscito, se estaría legitimando cualquier otro «parto de los montes», como el de implementar el oficialismo su plebiscito «privado» que ya tienen preparado con sus «míticas» firmas colectadas.

LEAVE A COMMENT