HomeExclusivasOperador financiero de La Curacao no está autorizado a prestar dinero

Operador financiero de La Curacao no está autorizado a prestar dinero

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La cadena de eletrodomésticos “La Curacao” ha entrado con fuerza al mercado de la “intermediación financiera”: hacen préstamos a los hondureños que tienen necesidad de dinero para solventar problemas financieros.

No obstante, la empresa subsidiaria del grupo Unicomer, con sede en la capital, carece del permiso de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) para realizar este tipo de gestiones, según el comunicado emitido el 29 de septiembre de 2016.

El organismo regulador del sistema financiero nacional informó que sólo bancos comerciales y estatales, las sociedades financieras y administradoras de fondos de pensiones, aseguradoras y organizaciones privadas de desarrollo, bolsas de valores y casas de bolsa pueden hacer labores de intermediación financiera. Quien opere al margen de la Ley del Sistema Financiero Nacional, será sujeto de sanciones.

En consecuencia, Unicomer no tiene autorización para realizar operaciones de préstamos, según la postura oficial de la Comisión de Bancos que fue divulgado este jueves.

“Las instituciones que no aparecen en la presente publicación y están realizando operaciones de intermediación financiera, dé aseguramiento de bienes y personas, administrando fondos de pensiones o realizando operaciones propias de una bolsa de valores y casas de bolsa, lo hacen al margen de la ley”, advierte de CNBS en el comunicado oficial.

cnbs

ConfidencialHN buscó en los registros públicos de la entidad estatal para corroborar si la empresa tiene autorización para realizar funciones de intermediación financiera y no existen documentos o resoluciones que avalen las operaciones de la financiera.

Se buscó, asimismo, registros a nombre de Unicoservi, S.A. de C.V., otra operadora de La Curacao y no se hallaron registros; tampoco aparece en la comunicación oficial del 29 de septiembre, por lo que ambas empresas no están operando dentro de la norma legal de la Comisión de Bancos y Seguros.

Según la institución –señala el comunicado– los que no figuran en el listado de entidades supervisadas, que realicen intermediación financiera, serán sancionados según el artículo 394 del Código Penal vigente.

Este apartado, según incisos A y B rezan de manera taxativa: Artículo 394-A. Delito Financiero. Comete delito financiero la persona natural o jurídica a través de su representante legal, que por acción u omisión incurra en alguna de la tipificación delictiva establecida en este Capítulo. Para los fines de este Capítulo se denominará a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, como la comisión, y cuando se refiera a la Instituciones, se entenderán comprendidas todas aquellas supervisadas por la comisión de conformidad con el Artículo seis (6) de la Ley de la Comisión.

Artículo 394-B.- Realización de Intermediación Financiera sin Autorización y Captación Irregular de Recursos del Público. Quien, sin la previa autorización de la Autoridad competente, realice operaciones de Intermediación Financiera, captando recursos del público para prestarlos o darlos a otro bajo cualquier concepto jurídico o modalidad será penado de tres (3) a seis (6) años, cuando la intermediación no cause daños a terceros; y de seis (6) a doce (12) años cuando lo cause.

curacao

 

PRÉSTAMOS CARÍSIMOS. Aparte de operar fuera de las normas que exige la legislación financiera, La Curacao realiza préstamos “en cuotas chiquitas”, pero a elevadas tasas de interés que superan, incluso a las que ofrecen los bancos y cooperativas supervisadas.

Por ejemplo, un préstamo de 10 mil a 30 mil lempiras paga una tasa de interés del 3.75 por ciento mensual, en apariencia, es dinero barato, pero al realizar una sumatoria anual de intereses, estos pueden alcanzar hasta el 45 por ciento y se ubica en la escala de la tasa de interés (valor del dinero prestado) que ofrecen las tarjetas de crédito.

A grandes rasgos, los prestatarios terminan teniendo una tarjeta de crédito, sin tenerlo, a juzgar por el valor el dinero que les provee el prestamista.

Por un préstamo de 10 mil lempiras, el deudor termina pagando 14,500 lempiras incluyendo los intereses; en cambio, las cooperativas suelen prestar a una tasa anual del 14 por ciento, a un promedio del uno por ciento mensual.

Una visita hecha por este por periodistas de este periódico –que se hicieron pasar por clientes necesitados de dinero a una de las sucursales de esta financiera, ubicada estratégicamente en los mercados capitalinos–, pudo comprobar de la boca de los oficiales de crédito que el interés es del 3.75 por ciento; nunca le dicen al prestatario que ese dinero es muy caro…todo el monto debe ser pagado en un plazo máximo de 24 meses.

Quien quiera acceder al dinero, debe cumplir una serie de requisitos que también son exigidos en los bancos tradicionales y cooperativas, para ser sujetos de préstamos.

Toda institución supervisada transfiere datos de los candidatos a créditos a una denominada “central de riesgos” que opera la Comisión de Bancos y burós de créditos particulares. La rama financiera de Unicomer, realiza tales operaciones.

Se les consultó a dos oficiales de la sucursal de La Curacao y confirmaron que, en efecto, los datos de los clientes que solicitan un préstamo son enviados al buró de créditos para comprobar si, en efecto, tienen deudas o si son sujetos de crédito.

Los oficiales aseguraron que deben hacer las gestiones en unos dos días para saber si pueden o no prestar el dinero, que se ha convertido en otra de las actividades del grupo Unicomer, sin que estén regulados por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

dde387d5-9314-4e0d-9d22-0790aeb8d8a2

 

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
¿Por qué el Tribun
Advierten que Libre
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT