Estás aquí
Inicio > Internacional > Opositores venezolanos admiten debilidades de «gobierno de unidad»

Opositores venezolanos admiten debilidades de «gobierno de unidad»

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik) El acuerdo para la conformación de un gobierno de unidad en Venezuela, que anunció la coalición de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD), generó desconcierto entre los adversarios del presidente de la República, Nicolás Maduro, consultados por Spútnik.

«Para mí el pronunciamiento lo hace la MUD siguiendo la línea del artículo 350 (que llama a desconocer a cualquier Gobierno que contraríe los valores democráticos), a través de la formación de un Estado paralelo, pero no sé qué efecto tenga porque necesitamos reconocimiento internacional y de la fuerza armada y eso no está», dijo a esta agencia Raquel Fuentes, médica del Hospital de Clínicas Caracas.

Raquel se concentró este miércoles desde las 15:00 hora local (19:00 GMT) al sureste de Caracas, en el punto donde participó en el plebiscito el 16 de julio, atendiendo el llamado de la MUD.

La coalición opositora instó a sus seguidores a presentarse en estos centros para recibir información de lo que sería la denominada «hora cero» y la huelga pautada para el 20 de julio.

Giovanny Mendoza, estudiante de comunicación social de la Universidad Santa María, asocia los anuncios de la MUD con un golpe de Estado civil.

«A mí la creación de un gobierno de unidad me suena más a un golpe de Estado civil, pues están desconociendo al Gobierno de Maduro, no entiendo qué quieren lograr con eso o si se logrará algo», dijo.

El 16 de julio la oposición preguntó a los ciudadanos su opinión sobre la Asamblea Nacional Constituyente, si pedían a la Fuerza Armada que cesara en la represión contra las manifestaciones que se han registrado en los últimos tres meses y por último si estaban de acuerdo con la restauración de los poderes públicos y la creación de un gobierno de unidad.

En tal sentido, Marcos Primera, piensa que «la dirigencia está actuando para buscar más respaldo extranjero».

Por su parte, Daniel Benito, comerciante, y miembro del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), indicó que «se trata de un nuevo llamado de la oposición a la intervención extranjera, pero pueden hacer lo que quieran, porque no podrán con el chavismo bravío».

En el «acuerdo de gobernabilidad» presentado este miércoles, los dirigentes se comprometieron a atacar el desabastecimiento de alimentos y medicamentos, el problema de la inseguridad y garantizar la gobernabilidad del país en caso de que el presidente Maduro deje el poder.

Además, adelantaron que el próximo presidente será elegido a través de elecciones primarias, y se verá en la obligación de renunciar a la reelección inmediata.

Los resultados de la votación opositora han sido puestos en tela de juicio por el Ejecutivo, el cual argumenta que es imposible corroborar que sean fidedignos.

No obstante, la oposición ha insistido en que el presidente Nicolás Maduro debe cumplir «con el mandato que le dio el pueblo» el pasado 16 de julio, e incluso han amenazado con profundizar la crisis si el jefe de Estado no suspende la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

Entre los planes de la oposición, además de crear un «gobierno de unidad», está un llamado a paro general para el 20 de julio, la designación de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, en paralelo a los que se encuentran en funciones, y su posterior juramentación.

Las referidas actividades forman parte de un llamado a rebelión que hicieron los dirigentes de oposición a finales de junio, invocando el artículo 350 de la Constitución, y en base al cual llaman a una «hora cero» y al levantamiento nacional.

Desde hace tres meses el país suramericano atraviesa una de las mayores crisis políticas de los últimos cuatro años.

Las manifestaciones contra el Gobierno han dejado 96 muertos y más de 1.400 heridos entre los que se encuentran opositores, oficialistas, funcionarios de seguridad y transeúntes.

Deja una respuesta

Top