HomeNacionalOrganizaciones civiles piden a la CIDH profundizar en crisis migratoria de Honduras

Organizaciones civiles piden a la CIDH profundizar en crisis migratoria de Honduras

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Miroslava Cerpas, integrante de la Red de Organizaciones de la Sociedad Civil para la Protección de Personas Desplazadas (ROSCPPD), explicó que el principal factor que genera migración forzada en Honduras es la pobreza.

“La pobreza genera violencia y esta se mantiene en las calles por la impunidad”, manifestó la también integrante del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH).

Las declaraciones de Cerpas surgen en el marco de la visita in loco que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizará a Honduras.

En ese sentido la defensora de derechos humanos, explicó que también existen múltiples causales que incitan la migración, entre ellas la “persecución política” que genera el gobierno y la implantación de empresas extractivitas.

Asimismo la violencia intrafamiliar y la discriminación por orientación sexual e identidad de género, se convierten en motivos de desplazamiento interno forzado que por la falta de protección, termina obligando a las víctimas en abandonar el país.

Entre las cifras expuestas por la ROSCPPD,  hay un incremento de hondureños solicitando la condición de “refugio” para escapar de la violencia y solo en el 2017 se reportó un incremento de un 37 por ciento de personas a las que fue otorgada la condición de refugiados.

“Según el Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), un total de 14 mil 427 hondureños recibieron el estatus de refugiados en el mundo, reflejando un incremento sustancial en comparación con el 2016 que fueron 10 mil 507, ello equivale a un aumento del 37 por ciento”, detalló.

Asimismo puntualizó que los casos pendientes de resolver sobre si se otorga o no la condición de refugio en el año 2017 llega a 59 mil 786, siendo este un incremento del 70% con respecto al 2016 que fue de 35 mil 703.

“Durante el 2017 fueron 74,213 hondureños los que presentaron la solicitud de asilo, una considerable alza respecto al 2016 que fue de 45,710 personas”, explicó.

Pronunciamiento Público de la Red de Organizaciones de la Sociedad Civil para la Protección de Personas Desplazadas (ROSCPPD) ante la Visita in loco de Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Honduras, geográficamente forma parte del denominado Triángulo Norte de Centroamérica, área reconocida por registrar el mayor índice de violencia en latinoamericana, región de tránsito del 80% de la droga hacia los Estados Unidos y ámbito donde se dirimen por la violencia los conflictos entre diferentes grupos del crimen organizado. Amenazas, intimidaciones, asesinatos, torturas, reclutamiento y utilización de niños y niñas, extorsiones, violencia sexual, violencia de género, secuestros y restricciones a la libertad de movimiento siguen siendo reportadas en Honduras. La violencia familiar es extendida y se profundiza como consecuencia de la violencia generalizada. El desplazamiento forzado es utilizado como mecanismo de protección de la población para salvar sus vidas. Los altos índices de pobreza, desigualdad, exclusión y desempleo también inciden en la toma de decisión de la población para huir y buscar protección fuera del país, la gran mayoría busca refugio en los Estados Unidos.

Las personas obligadas a desplazarse en Honduras son víctimas de violaciones de derechos humanos que atenta contra sus vidas y dignidad humana. Los grupos de crimen organizado son los principales perpetradores, sin embargo algunas personas también se desplazan por la omisión de las obligaciones de protección y asistencia del Gobierno y otras directamente afectadas por la acción de funcionarios del Gobierno.

Actualmente hay un incremento de personas hondureñas solicitando la condición de refugio que huyen de la violencia en Honduras, según datos del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) , en el 2017 aumentó en un 37 por ciento la cantidad de personas de nacionalidad hondureña, a las que fue otorgada la condición de refugiado, los principales argumentos para la solicitud de la condición son razones de persecución, inseguridad, violencia e incluso ataques de grupos criminales y del crimen organizado.
Según ACNUR, un total de 14 mil 427 hondureños recibieron el estatus de refugiados en el mundo, reflejando un incremento sustancial en comparación con el 2016 que fueron 10 mil 507, ello equivale a un aumento del 37 por ciento; los casos pendientes de resolver sobre si se otorga o no la condición de refugio en el año 2017 llega a 59 mil 786, siendo este un incremento del 70% con respecto al 2016 que fue de 35 mil 703.

Durante el 2017 fueron 74,213 hondureños los que presentaron la solicitud de asilo, una considerable alza respecto al 2016 que fue de 45,710 personas.
El Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno (IDMC) y el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) han reportado que hay 190,000 personas desplazadas en Honduras. Según el análisis de la Red de OSC para la Protección de Personas Desplazadas, con base en la interpretación de resultados de las estadísticas obtenidas del ACNUR en torno a hondureños solicitantes de refugio, el informe de IDMC y NRC, los datos del informe estadístico trabajado por la organización Cristo Sal Honduras, los casos atendidos por las organizaciones Pastoral de Movilidad Humana, Casa Alianza Honduras, Red Contra la Violencia Sindical y CIPRODEH, en un total de 268 familias de 38 casos atendidos entre las cuatro organizaciones en el primer trimestre del año 2018, se sugiere que el número de personas desplazadas en Honduras hasta 2018 sería de 264,481.

Con lo anterior expuesto la Red de OSC para la Protección de Personas Desplazadas considera de gran importancia la visita in loco de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), e insta a la misma a solicitar información y elaborar recomendaciones sobre los siguientes puntos:

PRIMERO: El Estado de Honduras a partir del año 2012 reconoció que atraviesa una crisis de desplazamiento interno forzado; no obstante, El Estado solo reconoce aquel desplazamiento que es originado por la criminalidad organizada, desconociendo por completo el desplazamiento interno asociado con las acciones de fuerza del Gobierno a través de la Policía Militar del Orden Público y otros órganos de seguridad del Estado. Así mismo, es importante se profundice sobre el desplazamiento interno generado por la implantación de empresas extractivas en comunidades campesinas, indígenas y negras; desplazamiento interno forzado a causa de discriminación por identidad de género, orientación sexual y el desplazamiento a causa de desastres.

SEGUNDO: Hasta la fecha en Honduras no existe marco jurídico sobre desplazamiento interno forzado. Desde la Comisión Interinstitucional para la Protección de Personas Desplazadas por la Violencia se elaboró un ante proyecto de ley que fue construido bajo un proceso consensuado entre la sociedad civil y el gobierno; el ante proyecto se encuentra engavetado en la Secretaría General de Gobierno sin brindar información del motivo por el cual no es presentado al pleno del Congreso Nacional de la República. Por otro lado, el diputado por el Departamento de Valle Tomas Zambrano, presentó un ante proyecto de ley para la protección de personas desplazadas copiado de la legislación colombiana, el anterior sin consenso con la población, con la Comisión y sin ningún avance de discusión en el Congreso Nacional de la República. Al no existir normativa jurídica sobre la materia, ni avances sobre los ante proyectos de ley, la mayor parte de la población desplazada continua desatendida y desprotegida, ninguna institución del Estado asume el rol de proteger a las víctimas e inclusive son re victimizados por uno y otro órgano del Estado; poniendo en detrimento la dignidad humana y el derecho fundamental de la vida.

TERCERO: La sociedad civil sigue enfrentando la crisis de atención a personas desplazadas internas con necesidad de protección, aunque se creó la Dirección de Articulación de la Respuesta al Desplazamiento Interno (DARDI), la respuesta del Estado es mínima en comparación a la demanda; instamos a la CIDH a consultar sobre el funcionamiento de este órgano estatal y la diferenciación entre la función Comisión Interinstitucional para la Protección de Personas Desplazadas por la Violencia.
Las Organizaciones de la Sociedad Civil miembros de la Red de OSC para la Protección de Personas Desplazadas confían plenamente que la visita in loco de la CIDH, provocará resultados positivos para la población víctima del desplazamiento interno forzado en Honduras, hasta la fecha las organizaciones de la sociedad civil hemos venido haciendo incidencia con el gobierno por esta población, sin resultados efectivos y sostenibles, demostrando el gobierno la ausencia de voluntad política.

Dado en la Ciudad de Tegucigalpa a los 26 días del mes de Julio del año 2018.
Red de Organizaciones de Sociedad Civil para la Protección de las Personas Desplazadas

 

FOLLOW US ON:
Implicado en saqueo
Analista: solo una c
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT