Estás aquí
Inicio > Nacional > Pedirán admisión de 14 testimonios que hundirán en la cárcel a Tony Hernández

Pedirán admisión de 14 testimonios que hundirán en la cárcel a Tony Hernández

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El fiscal federal neoyorquino Geoffrey Berman pidió hoy al juez Kevin Castel que admita unos 14 testimonios de coconspiradores sobre el papel que ejerció el exparlamentario nacionalista Juan Antonio Tony Hernández como uno de los principales operadores del narcotráfico.

Entre los testimonios que fueron remitidos por el acusador están los de Mario José Cubeta Cálix Hernández y Alexander Chande Ardón Soriano, quienes habrían aportado valiosa información sobre los vínculos de Tony con la delincuencia organizada y narcotráfico.

Se tiene previsto que Castel dé el visto bueno a la admisión de las confesiones que logró obtener la fiscalía de Nueva York y que serían usados durante el juicio contra el excongresista que iniciará en octubre próximo.

Si bien tanto Cubeta como Chande participaron en actividades relacionadas con el narcotráfico, pero se convirtieron en colaboradores eficaces del fiscal Berman y habrían aportado pruebas contundentes de cómo el hermano del jefe del régimen nacionalista Juan Orlando Hernández traficó drogas hacia EE.UU. y blanqueó capitales producto de la comercialización de estupefacientes.

En la documentación en poder del tribunal federal neoyorquino se especifica que los coconspiradores ayudaron en asistencia de seguridad fuertemente armada a fin de movilizar toneladas de cocaína cuyo destino final fue EE.UU.; sin embargo, los tres enfrentan acusaciones de conspirar para exportar cocaína al país del norte, así como el uso de transportar ametralladoras y dispositivos destructivos y poseer ametralladoras para «fomentar la conspiración para la importación de cocaína».

Aunque Ardón y Cálix Hernández podrían enfrentarse a una pena mínima de 10 años de prisión hasta cadena perpetua, pero los aportes hechos a la causa contra su excompañero de cártel les implicará sustanciales reducciones a sus condenas que podrían quedar en libertad.

Cabe recordar que Hernández fue arrestado en noviembre de 2018 en el aeropuerto internacional de Miami, cuando pretendía volver a Honduras y en la actualidad permanece en un centro de detención federal mientras se dirime su panorama legal.

Uno de los agravantes que podrían profundizar la condena contra el excongresista es que mintió a agentes federales cuando viajó a finales de 2016 a EE.UU. para «someterse» a las autoridades norteamericanas luego que se revelara que era un prolífico operador del narcotráfico.

A la fecha, Tony se ha declarado no culpable de los cargos que penden en su contra y no puede entablar arreglos con la justicia norteamericana ya que podría comprometer a altos funcionarios del régimen con la narcoactividad.

Deja una respuesta

Top