HomeEditorialOpinionPOR LOS VIENTOS QUE SOPLAN

POR LOS VIENTOS QUE SOPLAN

(Por Lenin Túpac Alfaro) En los primeros días de esta semana, tendremos nuevamente en la capital de la República la visita del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, el uruguayo Luis Almagro.

Entre los puntos  a destacar de dicha gira, se encuentra el acompañamiento que hará la OEA a través de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), a la promulgación de la ley que regulará el financiamiento a las campañas de los partidos políticos.

“Todo hombre tiene su precio, lo que hace falta es saber cuál es”: José Fouché.

Para nadie es un secreto que en nuestro país, la mano todopoderosa que maneja el crimen organizado , se ha convertido en fuente de financiamiento de las cúpulas partidistas, que dirigen y controlan el muy bien elaborado y funcional modelo electorero-cívico-militar.

lenin6

Por ahora no será fácil revelar de dónde vienen ni a dónde van, los acostumbrados maletines repletos de billetes, utilizados para la compra y venta de conciencias en los tradicionales años electorales; pero,  por los vientos que soplan, nos imaginamos que en un futuro cercano y después de un proceso de maduración ciudadana, más la cooperación internacional, podremos ser testigos del entierro de las campañas políticas y elecciones  “estilo Honduras“.

Aunque es un avance significativo, la creación del marco legal para la fiscalización del origen de las “contribuciones” a campaña y la garantía del seguimiento de la misión de la OEA, no podemos pasar por alto lo complejo de dicho entramado, ya que las autopistas creadas para que transiten los dineros que impulsan a candidatos y partidos, tienen más vericuetos, que estrellas de un general de división.

La ambición de poder y los intereses políticos sectarios (supervivencia partidaria), han construido un acelerador de pobreza , que por un lado pauperiza a las mayorías y por el otro lado enriquece a la ambiciosa y mezquina clase política dominante.

El status quo político se entretiene entre una elección y otra; recibiendo los “cariños”, ya sea en abonos o al contado de los inversionistas acaudalados que buscan privilegios para sus empresas y negocios y del bajo mundo que paga protección para operar impunemente.

Por ahora no será fácil revelar de dónde vienen ni a dónde van, los acostumbrados maletines repletos de billetes, utilizados para la compra y venta de conciencias en los tradicionales años electorales; pero,  por los vientos que soplan, nos imaginamos que en un futuro cercano y después de un proceso de maduración ciudadana, más la cooperación internacional, podremos ser testigos del entierro de las campañas políticas y elecciones  “estilo Honduras“.

FOLLOW US ON:
SOMETEN A OTRO JUICI
PENSADOR PREVÉ QUE
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT