Tuesday, Sep 17, 2019
HomeExclusivasPor no entregar al hermano del presidente de Honduras, EE.UU. se llevará a oficial militar acusado de terrorismo

Por no entregar al hermano del presidente de Honduras, EE.UU. se llevará a oficial militar acusado de terrorismo

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Por no haber entregado a Antonio Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, autoridades estadounidenses informaron al capitán Santos Rodríguez Orellana que será procesado por narcoterrorismo.

El oficial se encuentra confinado en una unidad militar de la capital hondureña a la espera de ser entregado al gobierno de EE.UU. para que sea juzgado por conspirar para atentar, junto a Hernández, contra el embajador James Nealon.

En 2014, el gobierno norteamericano consideraba al señalado como un oficial honesto y leal en la lucha contra el narcotráfico; de hecho, fue condecorado por su destacada lucha contra el flagelo que hoy lo persigue. La DEA lo responsabiliza de aliarse con Tony Hernández, y el supuesto capo Wilter Blanco y un transportista de drogas identificado como Roberto de Jesús Soto, de «querer atentar con explosivos contra el embajador Nealon».

En el informe al cual tuvo acceso Radio Globo y ConfidencialHN, se menciona como el jefe personal del Ejército José Regalado Tábora, quien fue jefe de la tarea conjunta en oriental departamento de Gracias a Dios, ya que en su momento protegió a supuestos narcotraficantes que operaban en la inhóspita región.

Una conversación sostenida el pasado fin de semana con un oficial de la Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA), sólo conocido por el apellido Matthews, le advirtió Rodríguez Orellana –condecorado por el ejército norteamericano– que decidiera si entegaba al hermano del titular del régimen nacionalista o iba preso por terrorismo.

El agente citó al detenido oficial a la sede diplomática y sin ambages lo comenzó a interrogar:

-¿Sos especialista en explosivos?

-Sí, soy especialista.

-¿En dónde te formaste?

-En Fort Benning (EE.UU.) por ustedes y en los cursos que impartieron en las Fuerzas Especiales.

-¿Conocés la casa el embajador de EE.UU.?

-No. No la conozco, ¿por qué me preguntás eso?

-¿Conocés o no conocés la casa del embajador de EE.UU.?

-¡No la conozco!

-A vos no te vamos a llevar por narcotráfico, sino por terrorismo.

-Quitate la camisa, vamos a ver si andás tatuajes.

“Capitán, soy tu última salvación, entreganos a Tony Hernández, entreganos a (el supuesto capo) Wilter Blanco y entreganos a Soto (transportista de drogas) y a otros oficiales de las FFAA que participaron en actividades ilícitas”, le dijo días antes del accidentado encuentro el agente antidrogas al oficial a través de una conversación por el sistema de mensajería WhatsApp y revelado por el director de este periódico, David Romero.

“Vos sabés que nosotros sabemos que trabajás con Tony Hernández. Contanos, entreganos a Tony«, señala una parte de la conversación y el oficial responde que lo conoce porque es un hombre público y «todos sabemos que es hermano del presidente de la república».

«Vos trabajás con Tony Hernández; vos trabajás con Wilter Blanco…les están pagando para que atenten contra el embajador de EE.UU. ¿Qué conocimiento tenés de Soto que manda la droga de Venezuela para Honduras y la recibís aquí?», lo increpa el agente de la DEA durante el conversatorio-interrogatorio.

-Si me seguís jodiendo, ¡me voy a la mierda! Estás hablando cosas que no son ciertas.

-Danos el número de Tony. 

-No lo tengo.

-Danos el número de Tony Hernández.

-¡No lo tengo!

-Danos el número de Tony Hernández.

-¡No lo tengo!

-¿El número de W (Wilter Blanco)?

-No lo tengo.

-¡Soy tu única tabla de salvación! Mirá: entreganos a Tony Hernández…si no lo hacés, te damos plazo hasta este viernes (14 de octubre) para que nos entregués esta gente, si no, no te vamos a llevar por narcotráfico, sino que por terrorismo.

HABLA EL CAPITÁN. A pocos minutos que se frustrara su salida de la unidad militar donde se encuentra recluido «por faltista» según el mando castrense, habló en exclusiva con Globo y declaró que cuando llegó a la embajada de EE.UU.  la plática amistosa para pedir ayuda se convirtió en un tedioso interrogatorio.

«No era para darme información, sino para cuestionar que iba a realizar un plan con explosivos para matar al embajador de EE.UU. y que ese plan lo paga Tony Hernández, Wilter Blanco, Fredy Mármol y un tal Soto y que soy narcotraficante y que la droga viene de allá. Si no entregaba a Tony, me iba para EE.UU., que iba a tener problemas y que si no (colaboraba) al día siguiente iban a publicar mi nombre en los medios», confesó.

La reunión que sostuvo el pasado domingo a las 11:30 de la mañana, añadió el oficial, fue para que confesara que estaba conspirando con sus presuntos socios para matar a Nealon, «y que el hermano del presidente tiene un plan (con Hernández, Blanco y Soto) y que me llaman y que soy el socio; que me estaban pagando para que ejecutara un plan para asesinar al embajador».

El sindicado aseguró que trataba de solventar un incidente que tuvo en las FFAA por supuestos vínculos con el narcotráfico admitió que tenía información «y no la puedo decir porque son cosas que se han hecho y de las fuentes que teníamos para realizar operaciones porque tengo mi familia y en estos momentos no tengo apoyo de nadie».

Negó declarar sobre la supuesta participación de altos oficiales militares en el narcotráfico, pues «me estoy expresando como ciudadanos, pero las FFAA deberán esclarecer ese problema.  Por la seguridad de la información que manejo, no la puedo dar sinceramente, no por mí, sino por mi familia porque en este momento nadie está conmigo». 

ABANDONADO POR FFAA. «Las FFAA me abandonaron. He quedado solo en esto», lamentó Rodríguez Orellana cuando pretendía partir para la oficina del defensor del pueblo, Roberto Herrera Cáceres, cuyo extremo no ocurrió.

Insistió que su petición para ser extraditado obedece a que, supuestamente, trabajaba con Blanco y una narcotraficante venezolana que se encargaba de transportar drogas a Honduras, dirigida a él. «Les pido que presenten pruebas si en realidad si alguna vez he hablado con ellos», retó el acusado.

Confirmó que creó una red de informantes dentro de los cárteles del narcotráfico que operan en La Mosquitia y que conoce gente vinculada al tráfico de estupefacientes por los informes que recibía de los chivatos o confidentes.

«Prueben ustedes si en algún momento esa gente me ha dado dinero. Me pueden investigar el patrimonio. Me han pedido que declare contra el hermano del presidente por el intento de matar al embajador estadounidense y no conozco ningún plan de ataque», reclamó.

Si no procedía a colaborar, rememoró, le advirtieron que al día siguiente del interrogatorio publicarían su nombre en el listado de la embajada estadounidense y lo hicieron, «y me han estado cuestionando si es que no tengo familia, no tengo hijos incluso podés morirte y no vas a decir nada pero no puedo hablar de algo que no sé».

Respecto al supuesto financiamiento del hermano del presidente para atentar contra el representante norteamericano, así como su filiacion a cárteles del narcotráfico y añadió que quedó sorprendido, pues no conoce planes que sugieran un eventual ataque armado contra Nealon «y me he quedado sorprendido».

«No puede ser posible que mientras en 2014 me dan un premio por luchar contra el narcotráfico, hoy «me estén acusando, si le daba información al general (y exdirector policial) Ramón Sabillón», lamentó.

Negó conocer a Soto y expresó que no podía dar una información. «No lo conozco», insistió.

«No puedo declarar contra Wilter Blanco, contra Soto y Tony Hernández porque no sé si son narcotraficantes y quien decidirá si son narcotraficantes, es un juez» dijo.

El oficial militar aseguró que en ningún momento «ha sido contactado por ellos para eso».

 

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
“Mi esposo no cono
Capitán acusado de
Rate This Article:
1 COMMENT
  • Jesé / 12 octubre, 2016

    Excelente noticia

LEAVE A COMMENT