HomeEditorialOpinion¿Por qué será?

¿Por qué será?

(Por Edmundo Orellana) ¿Por qué los narcos se entregan a las autoridades gringas? ¿Tienen temor de entregarse a las hondureñas? Si es así ¿a quién le temen?

Por otra parte, distinguido lector, preguntémonos: ¿Por qué las autoridades estadounidenses no comparten con sus pares hondureños sus investigaciones sobre narcotráfico y lavado de activos? Lo han confesado nuestras autoridades. Por ejemplo, miembros de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros reconocieron que ignoraban totalmente las investigaciones gringas sobre lavado de activos que, entre sus consecuencias, hubo el cierre de un banco, injustamente. Asimismo, el ministro de Seguridad aceptó, en este mes de octubre, que desconocía la entrega, en el mes de agosto, del hijo de Mata Ballesteros a las autoridades estadounidenses. Se enteran de estas acciones, hasta que el gobierno estadounidense las hace públicas. ¿Por qué toma tantas precauciones el gobierno de EEUU?

Sobre la entrega de los narcos a la DEA, debe considerar, el estimado lector, que ninguno tenía proceso en Honduras por narcotráfico. Hasta el día que se notificaron las peticiones de extradición, los narcos eran ciudadanos ejemplares para las autoridades. Prueba de ello, es que la captura de los Valle, lució como una afrenta al poder, por la desproporcionada y rápida reacción del gobierno, al destituir a Sabillón, el osado director de la Policía, responsable de la captura, pese a que en el operativo se hizo acompañar de agentes de la DEA.

Luego de la captura, según confesó un ministro de Seguridad en la TV, el gobierno puso como condición para la salida de los Valle a EEUU, conocer lo declarado por estos a la DEA. ¿Por qué actuó tan sospechosamente el gobierno? ¿A qué le teme?

En la captura de los Valle, la policía procedió sin avisar al gobierno. ¿Por qué la ejecutó sin la autorización de sus superiores? ¿Quién aconsejó a Sabillón no avisar a sus jefes? ¿Por qué la DEA aceptó participar en estas circunstancias? ¿Por qué se ensañaron con Sabillón, quien todavía se siente perseguido?

En cambio, con los Cachiros ocurrió lo contrario. Se entregaron a la DEA, según denunciaron, porque sus vidas corrían peligro real e inminente.

¿Quién tiene el poder de provocar en criminales, de inaudita crueldad y sin un átimo de escrúpulo, un estado de pánico de esta intensidad?

Evidentemente, los Cachiros no fueron tratados como los Valle. Es legítimo, entonces, que nos preguntemos: ¿por qué?

Se procedió contra los capos de la droga a iniciativa del gobierno de EEUU. De no haberla atendido habría habido consecuencias muy desfavorables para el país. Sin embargo, curiosamente, lo desafiaron en el caso de los Valle. De nuevo ¿por qué?

Los Valle vienen desde la década de los noventa, cuando el novel MP logra enjuiciar y encarcelar al primer jefe de un cártel en el Atlántico, que respondía al nombre de Ramón Hernández, por participar en aquella masacre en la que tuvo el apoyo del subcomandante del batallón militar con sede en Tocoa, y en la que fue herido, justamente, uno de los Valle. Hernández, luego de fugarse de la nueva cárcel de Támara, murió en el extranjero y el militar involucrado fue condenado, tras ser capturado en Nicaragua.

En el desmantelamiento de este cártel no hubo iniciativa estadounidense ni acompañamiento de la DEA, pero sí de la DIC y de la DLCN, y la valiente y heroica participación de dos distinguidas damas, una joven fiscal del MP, la abogada Doris Aguilar, y la oficial que ostentaba, en esa localidad, la jefatura de la, desaparecida, FUSEP, María Luisa Borjas.

De esto hace ya, aproximadamente, veinte años. Luego de que el MP fuese mutilado, cuando pasaron la investigación a la policía uniformada, y después de manosearlo políticamente, se ensancharon los espacios de crecimiento para el narcotráfico y demás manifestaciones del crimen organizado, con el evidente apoyo de la policía uniformada.

¿Por qué se entregó Mata hijo, si podía evitar la extradición por el juicio iniciado en los tribunales nacionales? ¿Qué negoció con la DEA? ¿Qué información está ofreciendo para que los gringos hayan ocultado, durante dos meses, su entrega, a las autoridades hondureñas? ¿Cuál es la importancia de lo informado por los Cachiros a los gringos, para que estos permitan que sus respectivas familias vivan, bajo protección del gobierno, en territorio estadounidense? ¿Y los Valle? ¿Y los demás? Seguramente se acogerán al beneficio de reducción de penas, involucrando, no a piezas de caza menor, por supuesto.

De lo que no hay duda, es que las élites políticas -apetitosas presas de caza mayor- que protegieron a esos capos, se aprovecharon de ellos o fueron socios suyos, estarán en la mira de los fiscales federales gringos, hasta lo que resulte de las investigaciones.

FOLLOW US ON:
Detenidos tras tirot
Cuatro meses sin sal
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT