HomeInternacional¿Por qué todo el mundo quiere al político uruguayo José Mujica?

¿Por qué todo el mundo quiere al político uruguayo José Mujica?

MONTEVIDEO, URUGUAY

(Spútnik Mundo) Su figura alcanzó rango de estrella de rock e incluso tras alejarse de la Presidencia sigue acumulando seguidores alrededor del mundo, hasta pueden comprarse ‘souvenirs’ con su rostro.

Pocas personas logran la inmortalidad en vida. Pablo Picasso o John Lennon lo consiguieron, pero, en su caso, eran artistas y la gente suele quererlos. Pero la veneración hacia los políticos, eso sí ya es algo de otro planeta. Sin embargo hay uno, de un país poco conocido, que alcanzó el estrellato: el expresidente uruguayo José ‘Pepe’ Mujica.

El mito comenzó en su época de tupamaro, un grupo guerrillero que luchó contra la dictadura uruguaya (1973-1985). Fue apresado cuatro veces y, en dos oportunidades, se fugó de la cárcel. En total pasó casi 15 años de su vida en prisión.

Liberado en 1985 cuando terminó la dictadura, se incorporó a la vida política institucional. Fue diputado, senador y ministro. Pero fue con su Presidencia, entre 2010 y 2015, cuando logró la aclamación mundial.

Su perfil de hombre humilde —donaba el 90% de su sueldo como presidente a caridad—, y su vida austera —se negó a vivir en la residencia presidencial y permaneció en su casa de chacra—, enamoraron al público. El medio británico BBC lo llamó «el presidente más pobre del mundo».

«Admiro a Pepe. Es un referente de política social. Mujica es un visionario. Sus ideas no son utópicas, son absolutamente posibles. Creo que es admirado por muchísimas personas por ser alguien genuino, que vive lo que predica, con una mirada crítica a conceptos instalados en nuestra vida desde el capitalismo. Necesitamos políticos que no sean corruptos ni traicionen sus ideales. Mujica es una de estas personas», dijo a Spútnik Raiane Azevedo, una periodista brasileña que se siente tan identificada con el político uruguayo que su perro de raza shitzu, fallecido hace poco, se llamaba Mujica.

Su filosofía de austeridad y su habilidad para cautivar con sus discursos inspiraron miles de productos que llevan su rostro, nombre o frases estampadas. En Japón hay camisetas y calzoncillos dedicados a él.

En España hay bares donde los sobres de azúcar reproducen algunos de sus dichos, como: «No soy pobre, soy sobrio, liviano de equipaje. Vivo con lo justo para que las cosas no me roben la libertad».

Otro de sus hitos populares fue ser el presidente que impulsó la regulación de la marihuana en Uruguay. En su honor, investigadores europeos desarrollaron una semilla de esa planta y la bautizaron como Mujica Gold.

El sitio web oficial del político más amado del mundo está colmado de mensajes de aprecio de personas de todas las nacionalidades: «¡Gracias por existir! Gracias por cada palabra nacida del alma. Gracias por darme un claro de luz en una etapa oscura de mi vida. Gracias por ser el Nono de este mundo que tanto necesita seres de tal grandeza como la suya. ¡Gracias y mil gracias!», escribió Biviana Buitrago desde Viena, Austria.

«¡Gracias, Pepe! Gracias por enseñarnos tantas lecciones sobre humildad y humanismo, y por compartir esas grandes lecciones de vida. Hay pocos como vos. Sos eterno», puso Lía Oliver desde Managua, Nicaragua.

«Querido y admirado Pepe: Me permito llamarte por tu nombre porque quisiera estar siempre cerca de ti, un gran ser humano. Gracias por tu ejemplo y tus mensajes», dijo Rómulo Gallo desde Roma, Italia.

FOLLOW US ON:
Encuentran feto en b
Por apoyar al oficia
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT