Estás aquí
Inicio > Editorial > Opinion > Primero los pobres

Primero los pobres

(Por Lenin Túpac Alfaro) “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo” García Márquez, Cien años de soledad  (1967).

Además de ser una novela mágica y maravillosa, hoy me sirvo de sus primeras líneas para enmarcar e ilustrar (vaya atrevimiento) lo sucedido esta semana, en uno de los tantos procesos legales que se les sigue a los autores materiales o por lo menos a unos cuantos de ellos, del saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Los acontecimientos de estos últimos días en dichos litigios, fueron particularmente importantes en cuanto al giro que podría tomar la investigación que conduzca finalmente a dar con el artífice político y autor intelectual de semejante latrocinio.

lenin6

Inevitablemente y como es la costumbre, la ciudadanía ya está uniendo puntos, atando cabos y señalando a quién considera el cerebro de dicha operación. – Seguramente también la comunidad internacional ya tiene la ceja levantada. – Y por más encubrimiento oficial, tarde o temprano, saldrán a relucir los nombres de los altos personajes que planificaron y pusieron en marcha el megafraude contra el IHSS.

Por más que los medios de comunicación corporativos al servicio del establishment y su coro de bien afinadas gargantas asalariadas pretenden restar importancia y desacreditar lo sucedido en tales juicios y en especial las declaraciones de un exfuncionario de alto nivel, que ha señalado a nuevos y determinantes actores y, además, ha revelado el modus operandi  de la high class política empresarial, hasta ahora oculto a la opinión pública y que podría marcar el inicio del enjuiciamiento por corrupción más grande en lo que va de este siglo.

Al parecer al verse abandonado a su suerte, frente al “pelotón de fusilamiento”, este ex alto cargo de la administración anterior, está “recordando” los detalles y pormenores de la forma cómo se drenaron grandes cantidades de los recursos financieros del seguro social.

“No basta decir solamente la verdad, más conviene mostrar la causa de la falsedad”: Aristóteles.

Inevitablemente y como es la costumbre, la ciudadanía ya está uniendo puntos, atando cabos y señalando a quién considera el cerebro de dicha operación. – Seguramente también la comunidad internacional ya tiene la ceja levantada. – Y por más encubrimiento oficial, tarde o temprano, saldrán a relucir los nombres de los altos personajes que planificaron y pusieron en marcha el megafraude contra el IHSS.

En la repartición del pastel –o mejor dicho– “el botín”, ¿a quién le tocó el Seguro Social? Me imagino que usted amigo lector al igual que yo, ya tendrá en la punta de la lengua el nombre y apellido.-En mi cabeza retumba un eslogan…

Deja una respuesta

Top