Estás aquí
Inicio > Nacional > Primo de JOH negocia con fiscalía de EE.UU. para declararse culpable de narcotráfico

Primo de JOH negocia con fiscalía de EE.UU. para declararse culpable de narcotráfico

 

Washington DC

Mauricio Hernández Pineda, primo del presidente  Juan Orlando Hernández, se encuentra   en negociación con la justicia estadounidense, para declararse culpable de tráfico de drogas a gran escala.

Mediante una  carta dirigida el día de hoy, al juez Kevin Castel, Howard Leader, abogado a cargo del caso de Mauricio Hernández Pineda, comunicó a la Corte que la defensa y la Fiscalía actualmente están en negociaciones para definir los acuerdos y condiciones para que Hernández Pineda se declare culpable.

Pineda, quien es pariente del mandatario, fue acusado en la corte federal de Manhattan de conspirar para transportar cocaína a los Estados Unidos y delitos relacionados con armas que involucran el uso y posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos, junto a su primo Juan Antonio Hernández Alvarado, quien fue encontrado culpable mediante juicio y que espera sentencia el próximo 27 de enero de 2021.

Durante el juicio de Tony Hernández, la fiscalía señaló a Hernández Pineda como uno de los participantes en las reuniones con el Chapo Guzmán llevadas a cabo en el año 2013.

En una de estas reuniones la fiscalía relata que Guzmán Loera aportó 1 millón de dólares para financiar la campaña de Juan Orlando Hernández, a cambio de protección para los miembros del Cartel Valle-Valle y para Alexander Ardón a fin de  garantizar seguridad a los cargamentos de droga.

Por lo anterior, de firmarse un acuerdo de cooperación con la Fiscalía, Hernández Pineda podría testificar sobre este y otros hechos que involucran a Juan Orlando Hernández como co-conspirador (CC-4).

Hernández Pineda  de 47 años, es un ex miembro de alto rango de la Policía Nacional de Honduras que participó y apoyó las actividades de narcotráfico de, entre otros, su primo, Juan Antonio Hernández Alvarado, también conocido como “Tony Hernández”.

Entre otras cosas: proporcionó seguridad armada, incluidas personas que portaban ametralladoras, para envíos de cocaína de varias toneladas enviadas a través de Honduras, y proporcionó a sus coconspiradores información confidencial de las fuerzas del orden público sobre las operaciones planificadas para que pudieran evadir la detección mientras transportaban cocaína a través de Honduras. A cambio, recibió cientos de miles de dólares en ganancias de drogas.

El primo del presidente,  está acusado de tres cargos:

(1) conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión y una sentencia máxima de cadena perpetua;

(2) usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos durante, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para promover la conspiración de importación de cocaína, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 30 años en prisión y una sentencia máxima de cadena perpetua;

(3) conspirar para usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos durante, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para promover la conspiración de importación de cocaína, que conlleva una sentencia máxima de cadena perpetua.

A continuación la nota enviada por el abogado:

 

Estimado juez Castel:

Como sin duda recuerda la Corte, soy el abogado oficial del señor Hernández-Pineda en este asunto, que actualmente está programado para una conferencia el martes 19 de enero de 2021 por la mañana a las 10:30 am. La conferencia continuará por teleconferencia debido a la pandemia de COVID-19 en curso.

Le escribo para solicitar un aplazamiento, con el que la fiscalía está de acuerdo. La base de la solicitud es que me notificaron anoche que tengo programado recibir mi primera vacuna contra el virus a las 10:30 am, del martes por la mañana. A la luz de los informes noticiosos generalizados sobre la extraordinaria dificultad para obtener una cita para ser vacunado, debo solicitar que la Corte acceda a mi solicitud. Pido disculpas, obviamente, por la tardanza de esta solicitud, particularmente durante un fin de semana festivo, y espero que el Tribunal pueda entender

Soy consciente de que ha transcurrido una cantidad considerable de tiempo desde que mi cliente compareció por última vez ante el Tribunal. Sin embargo, puedo advertir a la Corte que mantengo un estrecho contacto con él y que las partes continúan participando activamente en las negociaciones de declaración de culpabilidad.

En consecuencia, entendemos que la Corte puede querer escuchar más de las partes en una conferencia, pero le pido que la Corte también considere darnos otros treinta a cuarenta y cinco días para permitir que esas discusiones continúen. Independientemente de si el Tribunal considera oportuno conceder un aplazamiento breve o más prolongado dadas las circunstancias, damos nuestro consentimiento para una exclusión según el reloj del juicio rápido, y agradecemos al Tribunal por su amable consideración de este asunto.

 

Respetuosamente,

 

HOWARD LEADER

 

 

Top