sábado, noviembre 28, 2020
Inicio Nacional Prosigue el familión en la Administración Aduanera apadrinado por el nacionalista Rigoberto...

Prosigue el familión en la Administración Aduanera apadrinado por el nacionalista Rigoberto Chang

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

La Administración Aduanera de Honduras dirigido por Juan José Vides sigue siendo una entidad dedicada a la repartición de dinero mediante jugosos sueldos y salarios a activistas del Partido Nacional, con fuertes conexiones con el movimiento sin cabeza a través del influyente excongresista Rigoberto Chang Castillo, según información que recolectaron Radio Globo ConfidencialHN. 

A pesar que hace más de un año ambos medios informaron sobre el familión, el mismo se recrudeció dentro de esta oficina estatal, lo que evidencia que al Ejecutivo jamás le importó que fuera resuelto o se tomaran los correctivos.

Documentación obtenida apunta que Chang Castillo se convirtió en el protector de estas prácticas irregulares, pues su esposa es la principal asesora de Vides; asimismo, se reafirma que la mayoría de los colaboradores son parientes ya que devengan sueldos que oscilan entre los 10 mil y 70 mil lempiras mensuales y a los hondureños les termina costando alrededor de 12 millones de lempiras cada 14 días.

Entre los hallazgos se manifiesta que la mayoría de los jefes de las aduanas tienen un grado de parentesco y no cuentan con el perfil profesional requerido. En el caso del exparlamentario, colocó a su hija Ana María Chang, como directora estratégica de relaciones institucionales, quien devenga un sueldo mensual de 40 mil lempiras y cada año se termina agenciando unos 480 mil lempiras. También se pudo localizar a una tía de Vides, solamente identificada como Leda, que funge el cargo de asesora y también tiene asignado un generoso estipendio.

A pesar del familión que prima en la referida institución, otra gran cantidad de empleados como conserjes, aseadoras, guardias de seguridad y otros de muy baja categoría, ganan sueldos menores al salario mínimo, es decir que al mes devengan entre siete mil y nueve mil lempiras, cuando la Secretaría de Trabajo ya estipula que el mismo es superior a los 10 mil.

Mientras tanto, los responsables de los principales puertos de ingreso de mercancías tienen un cómodo ingreso de 30 mil lempiras; Vides, por su parte, recibe un promedio de 75 mil lempiras, de acuerdo a los registros del portal de transparencia. Solo en agosto, hubo una planilla de 23 millones 163 mil 980 lempiras con cuatro centavos por 905 contratos administrativos y cuatro millones 059 mil 888 lempiras para 329 personas asignadas a los denominados regímenes especiales.

En su momento, Radio Globo y ConfidencialHN evidenciaron que la principal responsable que se instaurara el nepotismo fue la exdirectora -y hoy diplomática- Eny Bautista, ya que se dedicó a colocar activistas del partido en el poder y algunos familiares con jugosos sueldos mientras las recaudaciones en el sistema venían cayendo.

Los empleados que han visto con recelo esas conductas al margen de la ley, creyeron que con la salida de Bautista suponía algunos atisbos de adecentamiento, sin embargo, la llegada de Juan José Vides fue para blindar el familión y garantizar la dilapidación de recursos. Cabe recordar que ambos medios hallaron en la desaparecida Dirección Adjunta de Rentas Aduaneras (DARA) un festín de sueldos para altos ejecutivos, parejas sentimentales, amantes y, en otras palabras, los ingresos que percibieron se quedaron en familia.

Bautista devengó en su momento un sueldo mensual 90 mil lempiras y aprovechó su cargo para colocar a Fausto Lenin Cárcamo Ordóñez, el actual jefe de transparencia, quien tiene un ingreso de 50 mil lempiras. La entonces funcionaria usó su poder e influencias para poner en puestos claves o de sensibilidad sin tener la formación académica e intelectual, tal es el caso de Larissa Velásquez, contratada como especialista de recursos humanos, a pesar de que la Dirección General de Servicio Civil exige determinados requisitos y a la fecha, no ha sido separada del cargo por no tener el perfil académico.

Otro de los hallazgos de ambos medios confirma que la empleada de la unidad de recursos humanos Lucía Ávila es hermana de Ariel Ávila y cuñada de Blanca Núñez, especialista en administración de tratados, mientras que el analista de regímenes especiales Gary Almendárez, es el esposo de Martha Cecilia Valladares, analista del departamento técnico aduanero. Se pudo determinar que esta dama sigue en su puesto sin haber recibido un título universitario en tal materia, a fin de comprender y gestionar el masivo movimiento de carga que suele ingresar por la aduana que opera en el aeropuerto de Toncontín.

En una de las investigaciones se descubrió que la analista de inteligencia aduanera Reina Luisa Portillo colocó a su sobrina Silian Janeth Osorto como supervisora de fiscalización. En los listados en poder de este periódico se muestra cómo se fue sistematizando la corrupción a través del nepotismo; muchos de ellos fueron asignados en varias posiciones desde enero de 2019, cuando se programaron las audiencias de celebración de contratos que desembocó en un festival de chambas para quienes simpatizan con el régimen nacionalista.

Ana María Chang (centro) es hija de Rigoberto Chang Castillo (izq.) y en la actualidad funge como jefa de estrategia y relaciones institucionales de la Administración Aduanera de Honduras, algunos de sus parientes fungen como asesores de Juan José Vides.

Sin embargo, estas denuncias fueron desestimadas por la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (Fetccop) porque no halló «indicios»; según un escrito que tiene en su poder este periódico afirma que el jefe de la unidad de delitos contra la economía y las finanzas de la Fetccop, Félix Antonio Coca, «ordenó archivo administrativo por considerar que los hechos investigados no constituyen delito, sino mas bien derivan de la inobservancia de la leyes de carácter laboral y administrativo que deben ser dirimidas en otra instancia diferente a la del derecho penal».

Estas conductas van en contra del Código de Conducta del Servidor Público, que exige a los funcionarios y empleados de «abstenerse de usar su cargo, poder, autoridad o influencia para obtener o procurar beneficios o ventajas indebidas o ilegales para sí o para terceras personas naturales o jurídicas». Ni el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), ni Servicio Civil han emprendido acciones para corregir esta escalada de nepotismo que prima en el sistema aduanero.

- Advertisment -

Notas Populares

Copeco advierte lluvias y chubascos que afectará territorio hondureño

TEGUCIGALPA, HONDURAS.  La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), informó este sábado que se esperan  lluvias  leves y moderadas por el ingreso de humedad del mar...

Bancos deben dinamizar crédito en Honduras, propone Colegio de Economistas

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El presidente del Colegio de Economistas, Helmis Cárdenas, indicó este martes que los entes financieros en el país deben dinamizar el crédito, para...

Comentarios Recientes