viernes, noviembre 27, 2020
Inicio Exclusivas "Que me investiguen": Expresidente hondureño rechaza vínculos con los Cachiros

«Que me investiguen»: Expresidente hondureño rechaza vínculos con los Cachiros

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El expresidente de Honduras, Porfirio Lobo, rechazó cualquier vínculo con los Cachiros respecto a una supuesta colaboración para permitir el tránsito de drogas por el país sin ser sujeto de persecución de las fuerzas de seguridad.

En una amplia entrevista en exclusiva con este periódico, el exjefe de Estado aseguró que el señalamiento hecho por el exjefe cachiro Devis Rivera Maradiaga viene a contradecir su política antidroga que realizó durante su mandato 2010-2014 y que su testimonio de vida no le permitiría hacer pactos con una de las poderosas narcomafias que operó en Honduras.

Explicó al director de este periódico, David Romero, que jamás autorizó contratos a Inversiones Rivera Maradiaga S.A. de C.V. (Inrimar), pues todas las instituciones -incluso la extinta Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienta (Soptravi)- «firman contratos» y deben pasar por un riguroso proceso de selección.

En la conversación, rechazó haber recibido sobornos de los Cachiros para facilitar el trasiego de estupefacientes y jamás nombró a su hijo Fabio Lobo, juzgado por un tribunal federal de EE.UU. como interlocutor entre su gobierno y el poderoso cártel de la droga. Asimismo, aseguró estar en la disposición de ser investigado para desvanecer los señalamientos en su contra.    

– Usted es mencionado en un juicio en EE.UU., ¿ha generado cambio en un Porfirio Lobo que fue presidente de Honduras?

– A raíz de lo que ha pasado con mi hijo Fabio y como lo dije en una oportunidad que no deseo que ningún padre pase por lo que uno ha vivido y es un tipo de desgracia en la familia, pero cada quien es responsable de sus actos y bajo aquel principio que nadie está por encima de la ley. El hecho es real y de lo que declare un delincuente allá me ha dejado impresionado haber aceptado que asesinó a 78 personas importantes en la lucha contra el narcotráfico como el general Arístides González, Alfredo Landaverde y hasta periodistas como Aníbal Barrow y otros más; le está mintiendo a la justicia norteamericana y no he sido, ni soy, ni seré jamás socio, colaborador de ningún delincuente.  Si revisan mi testimonio de vida, ha sido de luchar contra la delincuencia.

Cuando acompañe al presidente Ricardo Maduro desde el Congreso, creamos leyes contra las pandillas y todas aquellas que se aprobaron para darle seguridad al pueblo, creo que perdí la primera elección porque se me pasó la mano ya que propuse que para los crímenes abominables existiera la pena de muerte. Voy a la campaña electoral de 2009, gano la presidencia y leí de lo que él (exjefe narco Devis Rivera Maradiaga) es que entre noviembre de ese año y enero de 2010 me hizo un soborno, ¿en qué cabeza cabe que un presidente va recibir un soborno?, mucho menos pensar que lo que ha sido toda mi vida, vaya a transar con un delincuente siendo presidente electo. ¡Por Dios! Tenemos lo suficiente para vivir decentemente y debo decir que los acuerdos que él sostiene contradice mi lucha de vida y lo que hice en el gobierno.

Si usted mira, después que asumo la presidencia, todas las acciones que tomo están orientados contra la delincuencia. Hubo incautaciones de droga, las más grandes en la historia de Honduras; incautaciones de dólares. Las leyes que se introdujeron al Congreso como la Ley de Incautaciones, Privación de dominio, la Ley de extradición y se aprobó en 2012, se ratificó y se publicó y se traslada a la Corte para que se reglamente y al final se estuvo procediendo con un auto acordado. Lo que sí puedo garantizar es que la petición que recibió la cancillería fueron ocho, según la secretaria que estaba en ese entonces, a todas se les dio procedimiento expedito, fueron enviadas a la Corte Suprema de Justicia para que determinara si procedía y se giraban las órdenes a la (Secretaría) de Seguridad para que realizara la detención. No hay una congruencia.

COLLAGE-CACHIRO

– ¿Por qué entonces aparece involucrado Porfirio Lobo y lo buscan incluir como un buen colaborador de este grupo criminal?

– Hay que entender bien ese tema. Hay documento que ha generado mucho alboroto, que si pone en secuencia los documentos, uno que fue publicado el fin de semana es uno que entregó al tribunal la fiscalía el 28 de febrero, antes de la audiencia del 6 de marzo porque según las leyes de allá, pues tienen un sistema transparente, y la fiscalía tiene la obligación de entregar el documento al tribunal en qué basará sus preguntas. Esa es la posición de la fiscalía, no es una audiencia para saber si mi hijo es culpable o no, él ya se declaró culpable, pero la fiscalía no está de acuerdo en que él se declare culpable a ese nivel y le quiere subir el grado de responsabilidad para aumentar la pena. Eso es básicamente.

Hubo otra audiencia del 6 de marzo donde preguntó el fiscal y ya pasó la del 16 donde preguntó la defensa. El abogado de la defensa, según lo que se deja ver, es el criterio del juez y en la audiencia del 6 de marzo él (Devis Rivera) miente, miente y miente. ¿Qué podemos esperar de un tipo que asesina a 78 personas de forma fría? No va en ninguna relación con acción como funcionario de lo que él declara.

– ¿Se reunió Porfirio Lobo alguna vez con esta gente o por interpósitas personas? ¿Fue buscado Porfirio Lobo en realidad para entrar en este tipo de relaciones?      

– Pasa lo siguiente: andan circulando fotos, ¿qué hará uno?, o ahí viene gente…que uno no lo conocía, mucho menos en Colón, y antes de 2010 había mucho pleito de la droga y nosotros comenzamos con ese pleito en 2010 y va en contra de todo lo que han dicho. No puede ser. Hay una foto por ahí, pero no es que ellos me van a pedir una cita, si viene un grupo, ¿cómo le digo que se vaya de mi casa?

¿Ellos vinieron a su casa?

– Aparentemente sí por una foto que hay ahí…

¿…Cuándo fue ese momento?

– Fue una vez que vinieron con una gente de un banco de Malasia, no sé de dónde era la cosa; no recuerdo quién pidió la cita, pero no la pidieron ellos.

– O sea que fue una forma de acceder a usted…

-…Pero no fue para negociar nada. Llegó un grupo de gente y ahí se cuela gente, ¿qué va hacer uno?

PEPE2

– Habrá interés particular de EE.UU. para tener declarando allá a Porfirio Lobo.  

– No sé. Lo que hice después de la audiencia del 6 de marzo, hice mi apersonamiento a la fiscalía, en una nota dirigida al fiscal general para ponerme a sus órdenes o lo que estimen conveniente investigar o de cualquier inquietud que puedan tener, aquí estoy, a la orden para que pregunten lo que quieran porque no tengo nada que esconder. No he sido, no soy ni seré colaborador de un grupo criminal. ¡Nunca!

– Se hablan de unos contratos de infraestructura suscrito con instituciones estatales, que hubo una colusión para que estas empresas llegaran a lavar dinero a través de estos contratos, en particular, en Soptravi.  

– Con relación a los contratos, hay un procedimiento a seguir; no es que el presidente diga “dele un contrato a éste”, hay mecanismos y sería mentiroso decir si sé de contratos que se suscriben en las secretarías de Estado y en el caso de Soptravi donde se firman muchos contratos, ¿cómo sabrá uno cuáles son o que empresas participan…?

– Y acerca de los contratos de Miguel Pastor que era funcionario en ese momento.

– Jamás de la vida. Nunca. Jamás. Es un tema que nunca se abordó de las empresas particulares. Jamás.

– Sin embargo es un punto muy importante y fuerte que se está abordando en la corte.  

 – Lo que puedo garantizar es que el presidente no da contratos, se otorgan bajo un procedimiento; es más, se dan a empresas calificadas y no es así nomás que se otorgan los contratos…tiene que seguirse un procedimiento de acuerdo a las empresas establecidas y que estén inscritas en la Cámara de Comercio, no se entregan al libre albedrio por un presidente.

– En las conversaciones que se publican en las que aparece su hijo Fabio Lobo supuestamente platicando con el jefe del cártel, se indica que hubo un acercamiento a usted por ser el padre y, asimismo, con el general Julián Pacheco para acceder a la inteligencia estatal a fin de movilizar cargamentos de droga.

– Es falso. ¿Qué podría hacer una relación (parental) que hubiese? Hemos visto en otros países cómo buscan a parientes cercanos del gobernante para influenciar. Es una cosa que no sólo se da en Honduras y asumen que esta persona les abrirá las puertas a las cosas que quieren. Lo que pasa es que si uno revisa que si el presidente Lobo acordó no molestar  y lo que hice en mi gobierno fue molestarlos. Si usted mira las leyes que se sometieron, la primera incautación de bienes que se hizo y que fue contra este grupo criminal; se les confiscaron unos 80 bienes con un valor de mil 500 millones de dólares, más una incautación de 500 millones en efectivo.

Si usted mira el tema de las trazas aéreas, cuando vino William Brownfield (jefe antidrogas de EE.UU.) en representación del Departamento de Estado a la toma de posesión del presidente Hernández, decía que en mi gobierno habían disminuido las trazas aéreas en un 80 por ciento. Cuando asumo la presidencia, el 71 por ciento de los vuelos a la región llegaban a Honduras. Cuando salgo de la presidencia, llegaba un 20 por ciento, aparte de eso, todas las embarcaciones que se habían incautado, incluso un submarino que está en exhibición en el Campo de Parada Marte (al sur de la capital de Honduras).

Recuerdo las publicaciones del primer año de gobierno en los que se decía que el secretario de Seguridad Óscar Álvarez era un problema. Si decían que era un problema, entonces ¿por qué se los puse de funcionario? ¿Dónde está el acuerdo?

PEPE3

– Pero usted lo sacó posteriormente del cargo.

– Fueron por otras razones. El hombre colaboró en todo y puede dar fue que jamás le dije “ayude a nadie”. En el primer año de gobierno, la Secretaría de Seguridad confiscó 14.1 millones de dólares, contrastado con 2009 que fueron 600 mil dólares. Si uno ve las incautaciones subieron, al igual que la eliminación de las trazas aéreas, las leyes que se aprobaron y la propinada a este grupo que jamás se había hecho en Honduras, ¿dónde está el colaborador?

– ¿Qué le preocupa a Porfirio Lobo?         

– Le diría a los funcionarios que no se amedrenten porque estas acusaciones contra mí, han ocurrido en otros países cuyos presidentes han combatido el narcotráfico. Es de esperar que en el futuro pueden acusar a otros funcionarios, aun sin fundamentos porque es una forma de vengarse.

– ¿Podrían ir detrás de Juan Orlando Hernández?

– De eso, no sé. No podría decir nada. Lo que sé es que estos grupos mienten para tratar de reducir sus penas y vuelven a mentir. Lo más importante es el testimonio de vida que uno pueda dar e insisto que la desgracia de mi familia es mi hijo porque haya cometido un error no significa que sea cómplice en ese error que él haya cometido.

Qué padre dirá voy a poner mi hijo de representante para protegerlo. Las cosas no funcionan así. Uno cuida la familia y si uno pudiera evitar que los hijos se equivocaran, lo haría.

– ¿Usted recibió coimas de estos grupos?

– Jamás.

– ¿Ni antes de las elecciones?

– ¡Nada!

– ¿Le aportaron a la campaña?

– Le voy a contar una cosa: si me llegan unos agricultores porque hay que recordar que ellos eran empresarios, de lo que decían en la zona, y me llegan con una maleta de dólares, ¿qué voy a pensar? ¿Y no soy yo productor del campo? ¿Qué dólares habrá ahí?  No tiene lógica y mucho menos que voy a transar tonteras para atentar contra mi vida y mi lucha. He luchado tantos años contra la delincuencia para hacer tratos con delincuentes. ¡Jamás de la vida!

– ¿De qué tiene miedo usted?

– No puedo adelantar hechos. Tengo mi conciencia totalmente tranquila porque mi testimonio de vida va contra lo dicho por este delincuente. No puedo anticipar hechos. Cuando se den, veré qué decisión tomo y  me apersoné al Ministerio Público. Que me investiguen, aquí estoy.

– Se dijo que usted ya se había entregado en Nueva York.  

– De la aldea donde tengo la finca se llama la Empalizada que queda en Juticalpa.

– ¿No tiene intenciones de entregarse?

– No hay ningún proceso contra mí. Soy mencionado en una audiencia para ver si elevan la pena de mi hijo. No tengo ningún requerimiento y no puedo adelantarme a los hechos.

– ¿Qué le ha dicho su abogado?

– Lo que hay es lo que él dijo ante la corte. Tienen que investigar y harán lo que tienen que hacer y estoy para enfrentar la ley donde sea.

– ¿Usted viajaría a EE.UU.?

– No me puedo anticipar a los hechos. Lo que sí garantizo es que tiene que ver de las mentiras de un delincuente, algunos hechos de la conducta que él señala.

– ¿Cómo le ha afectado este problema en su vida familiar y laboral?

– Mi vida sigue normal y no tiene por qué cambiar. Lo peor que podría hacer son cosas que no debo hacer y que den credibilidad a lo que dijo un delincuente de esta magnitud. Olvídese. Aquí estoy.

– ¿Qué le dijo el Ministerio Público?

– Ellos deben estar investigando y en cualquier momento me deben llamar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Notas Populares

Se fugan nueve reos del albergue en el Instituto Loyola de El Progreso

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Unos nueve reos se fugaron la noche de este jueves en el Instituto Loyola, donde permanecen recluidos luego de reportarse el pasado 4...

Firman acuerdo para construcción de represas en el Valle de Sula

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Representantes de varios sectores firmaron este jueves un acuerdo que dará paso a las actividades de construcción de las represas El Tablón, Jicatuyo...

Comentarios Recientes