Estás aquí
Inicio > Nacional > Readaptado miércoles de ceniza, marca inicio de la Cuaresma en tiempo de pandemia

Readaptado miércoles de ceniza, marca inicio de la Cuaresma en tiempo de pandemia

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La Iglesia Católica celebra este miércoles el comienzo de la Cuaresma, sin la masiva presencia de devotos que tradicionalmente acuden a los santuarios para recibir la tradicional señal de la cruz puesta en la frente.

Como informaron las autoridades de la Iglesia Católica hace unos días, los creyentes participarán de una serie de actos, desde casa, con el fin de evitar contagios con la COVID-19.

Sin embargo, también se comunicó que, dependiendo el tamaño de las iglesias, se podía dejar ingresar a un número moderado de personas, siempre y cuando adopten las medidas de distanciamiento físico, así como el estricto uso de la mascarilla entre otras normas sanitarias.

De igual forma se informó que la ceniza no será aplicada por esta vez en la frente como tradicionalmente se realiza, sino que será esparcida en la cabeza de los asistentes, guardando la debida separación entre personas.

“Siempre tendremos las santas eucaristías, siempre habrá imposición de ceniza a quienes se les permita ingresar, sin embargo, la Santa Sede, giró un instructivo en el que está prohibido el acercamiento de personas”, declaró el sacerdote Juan Ángel López.

El obispo añadió que debido al protocolo de seguridad, “este año está prohibido marcar la frente de la gente con ceniza, en vez de esto se arrojará a la cabeza de los feligreses como lo hacían en la práctica judía”.

Asimismo, recordó que en esta ocasión especial tampoco se dirá a cada fiel que se acerque a la imposición de la ceniza: “conviértete y cree en el evangelio, recuerda que eres polvo y al polvo volverás”, para respetar las medidas necesarias.

“Los sacerdotes darán su bendición desde el altar, dirá sus palabras y las personas tendrán que agacharse un poco para recibir la bendición, todo esto para tomar distancia y evitar contagios”, concluyó el padre Juan Ángel.

La Cuaresma  es un período de cuarenta y seis días, desde el miércoles de ceniza hasta la víspera del domingo de Resurrección, en el cual algunas iglesias cristianas preceptúan ciertos días de ayuno y penitencia en memoria de los cuarenta que ayunó Jesús en el desierto.

Pese a la pandemia de la COVID-19, las autoridades eclesiásticas anunciaron que las celebraciones se realizarán pero por medio de la radio o la televisión, con el fin de evitar aglomeraciones masivas de personas.

Top