Estás aquí
Inicio > Nacional > Reestructuración en Empresa Portuaria costó vidas, revela exfuncionario

Reestructuración en Empresa Portuaria costó vidas, revela exfuncionario

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El diputado nacionalista y exgerente de la Empresa Nacional Portuaria (ENP), Leo Castellón, reiteró hoy que el permiso que pidió en el Legislativo es para atender asuntos familiares y empresariales y en ningún momento ha dimitido al cargo por señalamientos de corrupción cuando estuvo en el cargo.

«En este momento pedí permiso para atender asuntos personales. Le informé al presidente Juan Orlando Hernández sobre la decisión que tomé. Hay algunos temas prioritarios referentes a mis negocios y el país requiere que esté generando inversión y empleo; por eso solicité la autorización», dijo el parlamentario a Radio Globo.

Comentó que hay varias investigaciones a su gestión que «fueron producto de un libelo mal intencionado y cuya información fue enviada a diferentes instituciones y con base a esos datos se ha requerido documentación a la Portuaria para hacer las indagaciones respectivas. Puedo dar la garantía que no hay más que el deseo de difamar y empañar la gestión que hice».

Castellón recordó que cuando fue gerente de la estatal se registraban pérdidas de 25 millones de lempiras anuales y terminó generando ganancias superiores a los 400 millones, «en esa reestructuración salieron varias personas que no estaban de acuerdo con el trabajo que realizamos y ellos estaban acostumbrados a acciones que no colindan con las buenas costumbres».

Esa campaña, añadió, provocó asesinatos de varias personas que laboraron en la ENP y «eso es de conocimiento público; se crearon páginas para difamarme y dimos con las personas, pretendieron extorsionarme y dispararon contra mi casa. Han querido manchar mi nombre y crear caos en la Portuaria».

Sobre el funcionario Wilson Henríquez, indicó que en su momento se le dio un voto de confianza y reafirmó las amenazas que tuvo en su contra «ya que quisieron destruir mi carrera política y ahí esta la grabación, es lo que pasó hace dos semanas producto de la visita que tuve para ver la denuncia que será esclarecido fácilmente porque no tiene sustento. No hay nada doloso».

Con relación a los crímenes cometidos, recordó que Pompilio Coto, uno de los abogados de la ENP fue asesinado en 2015 y «me rehusaba a creer que eso podría interferir en la integridad física de las personas. El 14 de julio mataron al abogado Abraham Viera, a quien yo llevé a trabajar a la institución aún sabiendo él lo que pasaba ahí».

«Tomamos un reto, lo hicimos con mano firme y todos expusieron su vida en este tema de transformar en la Empresa Nacional Portuaria y lamentamos las pérdidas que hubo en este tiempo», sentenció.

Deja una respuesta

Top