Estás aquí
Inicio > Nacional > Renuncia el número dos de las FFAA de Honduras; revela inconformidad

Renuncia el número dos de las FFAA de Honduras; revela inconformidad

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El subjefe del Estado Mayor Conjunto de las FFAA de Honduras, Reynel Fúnez Ponce, determinó entregar al presidente Juan Orlando Hernández su nota de renuncia por su inconformidad sobre algunas cuestiones que hay dentro del brazo armado.

Se supo que el gobernante recibió de manos del general de división la notificación de que dejará su cargo, en la cual se expresa con claridad de que hay «situaciones que se viven a lo interno de nuestras Fuerzas Armadas, van en contraposición de los principios y valores que se me forjaron durante mi formación como oficial y que a lo largo de mi vida he venido manteniendo.

Esta renuncia coincide con la intentona del Ejecutivo por colocar en el alto mando militar a cuadros que gozan de la total confianza de Hernández.

Al respecto, este periódico publica el siguiente informe:

Una cospiración orquestada desde Casa Presidencial busca quitar del camino a tres promociones de altos oficiales de las FFAA de Honduras a fin de beneficiar a cuadros de confianza del actual presidente Juan Orlando Hernández.

Este periódico confirmó que el secretario de Defensa Fredy Díaz Zelaya pretende truncar los ascensos de las promociones 23, 24 y 25 a fin de nombrar generales a varias personas que gozan de la confianza del actual titular del Ejecutivo nacionalista y que podría concretarse en los próximos días.

Informes de total confianza apuntan a que el actual jefe del Estado Mayor Aéreo, Javier Barrientos, sería ascendido a general; otro de los beneficiarios sería Tulio Romero Palacios, ayudante personal de Hernández, a fin de ser colocado en la comandancia general del Ejército y, posteriormente, ser promovido a jefe del Estado Mayor Conjunto.

ConfidencialHN y Radio Globo recabaron datos respecto al marginamiento de las tres promociones por Díaz Zelaya, ya que se pretende colocar en la cúpula armada a excompañeros de Hernández en el Liceo Militar del Norte, con la finalidad de consolidar el liderazgo del actual mandatario.

La conspiración fue orquestada en la lujosa residencial Campisa de San Pedro Sula, donde se determinó que se marginen a quienes pretendían llegar a posiciones de mando en las FFAA, para colocar a los liceístas y contó con la venia del mismo Hernández.

En la planificación participó Félix Francisco Pacheco Reyes, propietario de la cuestionada aerolínea Aviatsa, Díaz Zelaya y Romero Palacios, por lo que la suerte de los oficiales de mayor antigüedad fue echada en el conciliábulo.

El titular de Defensa habría sacado el listado que fue enviado en diciembre anterior al Parlamento, cuando se determinó ascender a otros militares en un proceso fuertemente cuestionado por la oposición.

Resulta interesante que Pacheco Reyes haya tomado parte en la cospiración, pues sería uno de los beneficiarios de los privilegios gubernamentales, entre ellos, el libre acceso al mantenimiento de aeronaves de Aviatsa a pesar de que está sindicado en la trama corrupta Pandora que drenó unos 280 millones de lempiras de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) para financiar la campaña nacionalista y liberal de 2013.

También resulta interesante que se promueva a Barrientos al rango de general, pues es el piloto del avión presidencial Embraer Legacy que transporta a Hernández por sus periplos por el mundo.

Fuentes confiables precisaron que este alto oficial goza de grandes prebendas, como un jugoso sueldo pagado por el Congreso Nacional, otro por Casa de Gobierno y un tercero que le otorga las FFAA, por lo que podría tener conflictos en el futuro por sobresueldos.

Hernández ha mantenido en los últimos años una íntima relación con el brazo armado, por lo que ha hecho colosales esfuerzos para elevarles cada año el presupuesto, así como la adquisición de tecnología, logística y armamento, al justificar el combate a la violencia y criminalidad que asola a Honduras.

Más información en breve…

Deja una respuesta

Top