Estás aquí
Inicio > Internacional > Sandinistas ratifican a Ortega y a Murillo como fórmula presidencial para las elecciones del 7 de noviembre

Sandinistas ratifican a Ortega y a Murillo como fórmula presidencial para las elecciones del 7 de noviembre

El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ratificó este lunes al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, como su fórmula presidencial para las elecciones del 7 de noviembre próximo.

Las candidaturas de Ortega, próximo a cumplir 76 años, y Murillo, de 70 años, fue aprobada por unanimidad por el Congreso Sandinista Nacional durante un acto virtual encabezado por la pareja presidencial, y en la que también aprobaron las candidaturas a diputados ante la Asamblea Nacional y ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Ortega, un exguerrillero sandinista que retornó al poder en 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990, buscará su quinto mandato y cuarto de forma consecutiva.

El mandatario se presentará por segunda vez consecutiva en unas elecciones con su esposa como aspirante a la Vicepresidencia, y será su octava candidatura consecutiva desde 1984.

El mandatario lleva la mitad de su vida como líder indiscutible del FSLN, partido del que ha sido su único candidato presidencial en los comicios de 1984, 1990, 1996, 2001, 2006, 2011, 2016 y ahora en 2021.

En tanto, la primera dama se presentará por segunda vez consecutiva como candidata a la Vicepresidencia.

Murillo fue sancionada este lunes por la Unión Europea (UE), junto a siete personas más, en el contexto de la crisis política que atraviesa Nicaragua, bajo el argumento que son “responsables de graves violaciones de los derechos humanos o de acciones que socavan la democracia y el estado de Derecho” en este país centroamericano.

Murillo también ha sido sancionada por los gobiernos de Canadá y de Estados Unidos.

El líder sandinista fue reelegido en 2016 con el 72.4% de los votos en unos comicios en los que la principal coalición opositora decidió no participar tras ser afectada por una serie de fallos judiciales que la dejó sin su principal partido, mientras el Poder Electoral y la directiva parlamentaria, controlada por partidarios de Ortega, destituyera a la mayoría de sus diputados.

En los comicios de 2011, pese a que la constitución lo prohibía, Ortega se presentó como candidato a la presidencia gracias a una maniobra jurídica con la que se saltó la norma constitucional que se interponía entre él y su objetivo de mantenerse en el poder cinco años más.

En el actual proceso electoral, las autoridades nicaragüenses han arrestado a los aspirantes presidenciales opositores Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora, Medardo Mairena y Noel Vidaurre, que están siendo investigados por supuesta traición a la patria.

La Policía Nacional, que dirige Francisco Díaz, un consuegro de Ortega, también ha aprehendido a un excanciller, dos exvicecancilleres, dos históricos exguerrilleros sandinistas disidentes, un dirigente empresarial, un banquero, una ex primera dama y cinco dirigentes opositores.

Además, dos líderes estudiantiles, dos dirigentes campesinos, una abogada y defensora de los derechos humanos, un politólogo y especialista en sistemas políticos y electorales, un periodista, un comentarista, dos extrabajadores de una ONG y un conductor de Cristiana Chamorro.

Otros dos aspirantes a la Presidencia de la oposición, María Asunción Moreno y el exlíder de la “Contra” Luis Fley, abandonaron Nicaragua por razones de seguridad.

El FSLN tiene como fecha límite este lunes para inscribir oficialmente las candidaturas a presidente y vicepresidente de la República y diputados, de acuerdo con el calendario electoral.

Nicaragua celebrará elecciones el 7 de noviembre para elegir a un nuevo presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional (Parlamento) y 20 ante el Parlacen.

Top