Estás aquí
Inicio > Nacional > Se destapa escándalo de corrupción en las Fuerzas Armadas de Honduras

Se destapa escándalo de corrupción en las Fuerzas Armadas de Honduras

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Un nuevo escándalo de corrupción se ha descubierto en el seno de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA), en el cual estarían involucrados los miembros de la cúpula de esa institución, encabezados por el Jefe del Estado Mayor Conjunto, Tito Livio Moreno Coello, según se desprende de la respectiva documentación que obra en nuestro poder.

Ese escándalo de corrupción, a nivel de la rama Ejército (E -1), de la institución castrense, consiste en que todos los miembros de la misma, desde el personal de tropa hasta los generales de división deberán hacer una aportación mensual, a favor de una organización denominada Fundación Hermandad Manos Amigas (FHMA), que según las fuentes es rectorada por el señor Moreno Coello, e integrada por otros mílites de alta graduación.

Las deducciones van desde cien lempiras mensuales, para la tropa; otros cien, para los auxiliares; ciento cincuenta lempiras, los suboficiales; doscientos, los subtenientes; doscientos cincuenta los tenientes; los capitanes, trescientos; mayor, trescientos cincuenta; teniente coronel, cuatrocientos lempiras; coronel, cuatrocientos cincuenta; general de brigada, quinientos; y general de división, seiscientos lempiras mensuales.

Esas deducciones comenzaron a aplicarse, a partir de enero pasado, en atención a la circular suscrita por el coronel de infantería, Marco Valentín Barahona Fuentes (E-1), de fecha 9 de febrero de 2021, dirigida al Inspector General del Ejército y Pagador General del Ejército.

El coronel Barahona Fuentes, les advierte que esa circular o informe se hace con “instrucciones del señor Comandante General del Ejército, General de Brigada Don Manuel de Jesús Aguilera”, Asimismo, les indica al Inspector General del Ejército y Pagador General del Ejército, respectivamente, cuyos nombres no se precisan, que ordenen a quien corresponda, la remisión con “carácter urgente” de esa disposición, al correo electrónico del Departamento de Recursos Humanos. El documento a enviar, es la “autorización para deducción de la FHEMA (Fundación Hermandad Manos Amigas), del personal bajo su mando”.
En su parte medular, destaca la orden militar que “posteriormente se les enviará la planilla, la cual deberá ser firmada por dicho personal”.
El formato para la autorización de dicha deducción arbitraria, ilegal e inconstitucional – por planilla -, aparece a nombre de dicha Fundación. La misma debe ser suscrita por cada uno de los integrantes de la institución castrense, bajo el entendido que “la jerarquía, disciplina y unidad de mando, son los principios fundamentales en nuestro éxito”.

En su parte medular, figura el nombre del militar, con sus generales de ley, la asignación física, y enseguida la leyenda: ”autorizo a la Gerencia Administrativa de la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA), para que me deduzcan mensualmente, la cantidad de….por concepto de aportación a la Fundación Hermandad Manos Amigas (FHEMA)”. Después, aparece la fecha en que se suscribe la autorización para la respectiva deducción económica del sueldo mensual, y por último, la rúbrica y huella del militar.
Las fuentes castrenses manifestaron, en exclusiva, a confidencialhn.com que “no se sabe con exactitud quién es el dueño de la Fundación que se han inventado en la fuerza Ejército, pero que el que la encabeza es Tito Livio Moreno Coello y la integran otros oficiales de alta graduación”.
También señalaron los informantes que en ese “antojadizo y jugoso negocio” están involucrados generales retirados y activos. Asimismo, que destacan como principales accionistas el señor Tito Livio Moreno Coello y su esposa.
La Fundación recaudará mensualmente más de cinco millones de lempiras, si se toma en cuenta que la rama Ejército es la más numerosa de las Fuerzas Armadas.

El falso argumento que esgrimen los altos jefes de la rama Ejército y el mismo Moreno Coello es que “es para aquel miembro que se pase del techo de cobertura en el Hospital Militar”.
“Casi nadie sobrepasa el techo de cobertura en la asistencia médica en ese hospital que es del pueblo. En el fondo es un robo más, que lo disfrazan a través de una Fundación”, dijeron algunos oficiales del Ejército, demostrando su inconformidad con la orden vertical, girada por el coronel Marco Valentín Barahona Fuentes, atendiendo instrucciones precisas del jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Tito Livio Moreno Coello.
Como se sabe, en la entidad castrense nunca ha habido unidad granítica, como afirma su cúpula, debido a los actos de corrupción que siempre se presentan y que van en detrimento de los clases y soldados, que son los que devengan los sueldos más raquíticos, y no tienen acceso a la administración del presupuesto general.

Como se sabe, en los últimos años la institución castrense ha caído en el desprestigio tras vincularse con carteles de la droga, y de haberse prestado a los movimientos de Juan Antonio “Tony” Hernández Alvarado, preso en Estados Unidos, y hermano del jefe del Ejecutivo, Juan Orlando Hernández Alvarado.

También, porque han violentado la Constitución de la República protegiendo a Hernández Alvarado, de quien recibieron hace más de un año la suma de 4 mil millones de lempiras, supuestamente para desarrollar el agro nacional, pero que no han justificado.

 

DETALLES:

 

Top