Estás aquí
Inicio > Nacional > Secretario de educación pide no ver como “tabú” la lectura bíblica en escuelas públicas  

Secretario de educación pide no ver como “tabú” la lectura bíblica en escuelas públicas  

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El secretario de educación Marcial Solís prometió respetar la decisión que tome el Congreso Nacional sobre si debe o no leerse la biblia en las escuelas públicas de Honduras.

Para el titular de educación discutir sobre el tema no debe considerarse un tabú y debe respetarse la opinión sin pelearse o generar controversia.

“Toda sociedad necesita valores morales, espirítales y patrios, favorezco la discusión de estos temas, ahora si es constitucional eso corresponde a los expertos establecerlo”, pronunció.

Sobre el tema, el líder evangélico Oswaldo Canales explicó que los niños “están creciendo solos” y “constituyen una amenaza para la familia, sociedad y el Estado”, por tanto si la iglesia puede intervenir lo hará para apoyar la labor que se ha descuidado.

Según el líder evangélico, puede hacerse un documento para extraer de la bíblica las lecturas que puedan ayudar y fortalecer los valores espirituales y cívicos a favor de la niñes.

En cuanto a los que se oponen a la lectura, Canales reaccionó y dijo que algunas solo aparecen cuando hay crisis y no “aportan nada”, además expresó que “acercarse a Dios nunca ha sido para mal” porque los “muchachos necesitan dirección y orientación”.

Por su parte el director de la Coordinación de Instituciones Privadas por las Niñas, Niños, Adolescentes, Jóvenes y sus Derechos (Coiproden), Wilmer Vásquez avizoró que la moción podría ser contraproducente y generar conflictos.

El defensor de la niñez explicó que —en el marco de la decisión que tome el Congreso Nacional— se deliberó tras un “análisis exhaustivo”, que se están tomando decisiones “a la ligera” que no corresponden a los verdaderos problemas del país.

Detalló que el Parlamento no puede justificar la imposición aduciendo que eso ayudará a reducir la violencia en el país y generar valores en la niñez y adolescencia.

“Estamos en un Estado laico donde existe la libertad de culto, asociación y el centro educativo no debe ser el que imponga la lectura de la biblia”.

Deja una respuesta

Top