Estás aquí
Inicio > Nacional > Según secretario de Defensa, la “violencia desapareció” en Honduras

Según secretario de Defensa, la “violencia desapareció” en Honduras

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

Por: Juan Alfaro Posadas

El secretario de Defensa, Fredy Santiago Díaz Zelaya, afirmó este jueves en Tegucigalpa que “Honduras ya no es el país más violento del mundo, gracias a las Fuerzas Armadas y a sus instituciones de justicia”.

Díaz Zelaya se hace eco de las mentiras de Juan Orlando Hernández Alvarado (JOHA), cuando en reiteradas ocasiones ha dicho que “se les acabó la fiesta a los delincuentes” y que “Honduras está cambiando”.

Las preguntas obligadas en torno a este tema, son: ¿En qué planeta o burbuja viven Fredy Santiago Díaz Zelaya y su jefe, JOHA? ¿Cómo es posible que pretendan tapar el sol con un dedo, negando la realidad que vivimos, cuando no convencen a nadie?

La verdad es que son descarados, sinvergüenzas o cara dura, porque la vorágine de la violencia, lejos de disminuir ha aumentado aceleradamente, a pesar del sinnúmero de fuerzas policiales que se han creado y del “tasón de seguridad”, que absorbe miles de millones de lempiras, y que no rinden cuentas.

Con ese “tasón de seguridad” se ha comprado un sinnúmero de vehículos de lujo, motocicletas, cuatrimotos, pick up, patrullas y aparatos de radio comunicación, pero el pueblo sigue muriendo en la vía pública, en sus casas y centros de trabajo.

Ese es un disfraz para desviar miles de millones de lempiras a la campaña del Partido Nacional y otro porcentaje convertirlo en dólares o euros para engrosar cuentas bancarias particulares.

Díaz Zelaya dijo que las autoridades de seguridad del Estado vienen “trabajando fuerte” en todos los campos.

En alguna medida, el secretario de Defensa tendrá su razón, porque según el capitán Santos Orlando Rodríguez Orellana, la cúpula de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional ha respaldado las actividades del narcotráfico, custodiando la droga y protegiendo a sus capos.

Un caso concreto, fue el apoyo incondicional que se le brindó permanentemente en todo sentido a Juan Antonio “Tony” Hernández Alvarado – hermano de JOHA -, en sus operaciones de narcotráfico en Honduras durante catorce años, hasta que lo capturaron en Miami, y ahora cumple cadena perpetua en Estados Unidos.

Mientras Díaz Zelaya y JOHA afirmen que en Honduras gozamos de paz, porque no hay violencia, cada semana se registra una matanza, y en lo que va de 2021, según cifras oficiales, se contabilizan 33 muertes colectivas.

Asimismo, hay un promedio diario de 10 homicidios, la mayoría de los cuales son ejecutados por los cárteles de la droga, las maras, pandillas y escuadrones de la muerte que operan libremente.

En 2019, de acuerdo a cifras oficiales, se registraron en el país 4 mil 51 homicidios, equivalente a una tasa de 44,24 por cada 100 mil habitantes. En la actualidad, las autoridades aseguran que estos indicadores han “mejorado” sustancialmente.

La mayor parte de las fuerzas policiales y militares del país están ocupadas en cuidar a grandes narcotraficantes, a altos funcionarios públicos, diputados al Congreso Nacional, generales y a coroneles, mientras el pueblo permanece sin protección, a la voluntad de Dios.

Todo este oscuro panorama podríamos revertirlo, haciendo uso de nuestra arma cívica el voto, en los comicios del 28 de noviembre de 2021, castigando a los nacionalistas para que no vuelvan al poder.

Los “cachos” empobrecieron la nación con el rosario de actos de corrupción, la llenaron de vergüenza con el narcotráfico, y lo peor de todo, es la venta del territorio nacional, a través de las Zonas Especiales de “Empleo” y “Desarrollo” Económico (ZEDE).

¡Así que, todos los ciudadanos debemos votar en masa y en contra de los corruptos aspirantes a cargos de elección popular del partido de la estrella solitaria. Ese instituto político perdió el derecho de seguir gobernando la nación..! ¡Los hechos hablan por sí mismos..!

Top