Estás aquí
Inicio > Nacional > Sin “humo blanco” negociaciones sobre aumento al salario mínimo

Sin “humo blanco” negociaciones sobre aumento al salario mínimo

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

Las negociaciones sobre el incremento al salario mínimo se encuentran estancadas, según denunció este lunes el Presidente de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), Joel Almendárez.

Aseguró que la presente es una “negociación atípica”, porque ya transcurren cinco reuniones, y no hay una propuesta viable por parte de los empresarios, aún y cuando la  petición de los trabajadores oscila entre seis y ocho por ciento.

Según Almendárez, esa situación ha obligado a la CUTH a acordar, junto con sus organizaciones, que “si no vemos una respuesta satisfactoria de parte de los empresarios, nos tendríamos que retirar del proceso”.

El dirigente sindical dijo que se buscará un consenso con la otras organizaciones obreras, como la Central General de Trabajadores (CGT) y la Confederación de Trabajadores de Honduras (CTH), para presentar un sólido planteamiento, pues “ya van cinco reuniones sin acuerdo, y no podemos seguir perdiendo el tiempo en encuentros estériles”.

Almendárez se mostró preocupado porque ya entramos a marzo y “los mercaderes de la muerte” han comenzado a especular con los costos de la canasta básica, en perjuicio de la población asalariada, que con los altos costos de los alimentos ve disminuidos sus raquíticos ingresos.

Comentó que se ha vuelto “inalcanzable el precio de los bienes y servicios en el país”, lo cual es una de las razones para que se den los éxodos masivos de compatriotas hacia Estados Unidos, Europa y Asia.

Añadió que los connacionales buscan en otros países las oportunidades que aquí se les niegan, incluso la “seguridad alimentaria, que es un derecho humano universal”.

El titular de la CUTH afirmó que “los empresarios ni siquiera nos han presentado una propuesta viable donde se reconozca el índice de precios al consumidor. Esperamos que mañana cuando nos reunamos nuevamente, nos hagan un ofrecimiento factible, que satisfaga las demandas de los trabajadores”.

Sostuvo que el alza que solicitan fluctúa entre 400 y mil 200 lempiras, lo cual nos parece viable, pero los empresarios ni siquiera han reconocido el incremento en los costos de los productos de la canasta básica, mucho menos el índice de precios al consumidor.

Por último, el entrevistado manifestó que los sindicalistas esperan que la empresa privada llegue a la próxima cita con una posición diferente, porque de lo contrario, la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras se retiraría del proceso.

Top