Estás aquí
Inicio > Editorial > Opinion > Solidaridad de Bukele ante clamor de alcaldes hondureños

Solidaridad de Bukele ante clamor de alcaldes hondureños

Por: Juan Alfaro Posadas 

Es sorprendente la rápida acción de solidaridad del Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ante el clamor de siete alcaldes hondureños que “no quieren ver más muertos por la COVID-19” en sus localidades.
Como se sabe, los alcaldes de Santa María del Real, Manto, Ojojona, Cedros, San José de Colinas, La Arada y San Marcos solicitaron a finales de la semana pasada al Presidente Bukele la donación de vacunas para sus respectivos pueblos, ante la negligencia, incapacidad e indiferencia del régimen nacionalista de Juan Orlando Hernández Alvarado (JOHA).
El mandatario cuscatleco les respondió positivamente la noche del pasado domingo a través de su cuenta de twitter, manifestando que giró instrucciones a su ministro de Salud, Francisco Alabí, para que este martes 11 de mayo de 2021 a las 2:00 de la tarde, reciba en su despacho a los siete alcaldes.

Es encomiable el gesto de Bukele y condenable la actitud de Hernández Alvarado que con el más grande de los presupuestos aprobados en los países de Centroamérica para contrarrestar la pandemia del coronavirus, no haya comprado las respectivas vacunas para inmunizar a todos los hondureños.

Desgraciadamente, tenemos al gobernante más corrupto, insensible, incapaz, mentiroso, cínico, hipócrita, irónico y ligado a los carteles internacionales de la droga, de toda nuestra trágica y negra historia.

Es vergonzoso y repudiable que el mandatario de un vecino país venga a resolvernos en parte el problema de la pandemia, sólo porque JOHA se niega a comprar las vacunas y espera las dádivas de la comunidad internacional.
El caso de los siete alcaldes hondureños que han acudido en auxilio ante un gobierno extranjero, es similar a que uno o varios niños clamen por ayuda, acudiendo a su vecino, porque sus padres se niegan a brindarles la protección, que procede en derecho.
Recientemente, el titular del régimen dijo que cuenta con los recursos necesarios para adquirir las vacunas anti COVID-19, pero prefiere esperar a que España le done un importante lote cuando haya inmunizado al cincuenta por ciento de su población.
Indudablemente, que la administración cachureca cuida el presupuesto de las vacunas para dedicar una parte del mismo a la campaña política, con vistas a las elecciones generales de este año, y la diferencia, desviarlo a cuentas particulares, como ocurrió con los fondos destinados a la compra de los hospitales móviles (chatarra, latas o basura) que adquirieron.
Nos sentimos orgullosos de Honduras, como país, de su territorio, de sus riquezas y bellezas naturales, pero no de su gobierno usurpador, corrupto, vende patria y enemigo de sus habitantes.
Ojalá, en los próximos comicios de noviembre elijamos a un Presidente, alcaldes y diputados honestos, patriotas, dignos y que se interesen por todo el conglomerado nacional, sin discriminación alguna. Para ello, es imprescindible que votemos con mentalidad histórica y actuemos sabiamente. Que así sea..!

Top