HomeNacionalSuben los asesinatos y delitos cometidos por policías en Honduras durante la depuración ordenada por JOH

Suben los asesinatos y delitos cometidos por policías en Honduras durante la depuración ordenada por JOH

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El Ejecutivo nacionalista de Juan Orlando Hernández se jactó en 2016 que el proceso de depuración -o purga- policial serviría para incidir en reducción de los homicidios en Honduras durante la última década.

Sin embargo, las cifras del Sistema Estadístico Policial en Línea (Sepol) y del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) indican que hubo un repunte en la escala de asesinatos y se deja al descubierto cómo la administración pasó a un segundo plan de adecentamiento de la fuerza pública.

Es más, información obtenida por Radio Globo y ConfidencialHN confirman que se han capturado a policías activos en la comisión de ilícitos en lugar de los depurados, cuyo despido fue justificado por tener nexos con la delincuencia común y organizada.

Con relación al ascenso de los crímenes, ambos medios lograron determinar que en la región sur de Honduras, precisamente en Valle, los mismos iban en descenso, pues en 2015 apenas hubo 25 decesos, pero subieron hasta los 40 hasta el 31 de diciembre del año anterior.

En el caso e Nacaome, la cabecera departamental, se pudo establecer que en 2012 se registraron unos 13 crímenes, mientras que el año anterior se contabilizaron un total de 24 hechos violentos, por lo que hubo un aumento del cien por ciento en la cifra de muertes en el contexto de la purga ordenada por Hernández a la policía en 2016.

Uno de los conocedores del tema explicó a este periòdico que tras la depuración policial que se registró el ascenso en la cifra de homicidios, pues se documentaron 123 casos de crímenes los que aún no han sido resueltos. «Esa escalada se produjo con la depuración policial», estimó el informante que pidió el anonimato.

En el análisis, se explica que sí había una reducción de las muertes violentas entre 2013, 2014 y 2015 de hasta un 25 por ciento, pero la instauración del proceso de reforma policial mendiante la sacudida de «elementos no idóneos», se elevó en 16 por ciento, lo que significa que la estrategia de control de la criminalidad fue un rotundo fracaso.

Ningún miembro de la junta depuradora ha dado una explicación del porqué no se previno una escalada criminal con relación al aumento de los homicidios y hechos delictivos en los que podrían estar involucrados los exagentes de la Policía Nacional de Honduras.

Si bien las muertes ocurridas en Valle durante 2019, es la punta del iceberg, por lo que refleja que hubo un fallo en las políticas públicas de combate a la violencia y criminalidad; de hecho, el año anterior se registraron alrededor de 70 masacres que dejó un total de 281 víctimas aunque las autoridades justificaron que la mayoría de las matanzas fue por peleas de territorios y narcotráfico.

El Observatorio de la Violencia de la UNAH pronosticó en diciembre que la tasa de homicidios cerraría en unos 42.5 por cada 100 mil habitantes, cuando en 2018 fue de 41.6.

Un gran porcentaje de las muertes violentas, señaló el organismo son personas menores de 30 años, segmento social fuertemente afectado por la escalada criminal.

Según cifras del Banco Central de Honduras, desde 2009 a 2018, se reportó un gasto en armas más de 105 millones de dólares, pero la criminalidad y la inseguridad continúan.

FOLLOW US ON:
Jefe de paraestatal
Senado de EEUU recha
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT