Estás aquí
Inicio > Nacional > Suspenden controvertido proyecto residencial por inminente rebelión popular, ¿posible engaño?

Suspenden controvertido proyecto residencial por inminente rebelión popular, ¿posible engaño?

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El proyecto Condado bosques de Santa María fue suspendido hoy ante una inminente rebelión popular que amenazaba con escaladas de protestas a instancias inesperadas por el Ejecutivo nacionalista y la alcaldía capitalina.

Asimismo, se convocó a un diálogo entre los actores sociales, representantes del gobierno municipal y los responsables de la obra a fin de alcanzar un consenso tras la paralización de las obras en la zona de amortiguamiento del parque nacional La Tigra.

Y es que la decisión se tomó durante la noche del lunes tras varias horas de intensas protestas que costó una cruenta carga policial y persecución contra los líderes del movimiento, por lo que se desactiva un foco de insurrección por la defensa de los recursos naturales.

Fuentes cercanas a la comuna indicaron que la medida será de carácter inmediato, aunque no se informó sobre el inicio de las conversaciones para dar por zanjado el conflicto que aún amenaza el bosque que rodea la periferia oriental capitalina y peligra la producción de agua.

Este retroceso al empecinamiento del alcalde Nasry Asfura y la desarrolladora del lujoso proyecto residencial dan un triunfo a los capitalinos quienes se tomaron importantes vías para presionar por una salida que concluye esta noche; no obstante, una treta por los interesados podría dar al traste con la lucha emprendida para frenar la construcción de unos mil 800 chalés y centros comerciales en el área que es considerada parte de La Tigra.

Horas antes, el secretario de Recursos Naturales o Miambiente, José Galdames, reiteró la legalidad del proyecto y lo defendió de las acusaciones hechas por ambientalistas, quienes mostraron evidencias sobre el atentado que se pretendió (y podría ocurrir) por los desarrolladores.

El empresario y presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa, Guy de Pierrefeu, alegó el viernes que cumplieron los requisitos para emprender la edificación del complejo y se comprometió a sembrar aquellas zonas donde no se pudiera construir chalés o centros comerciales.

Por ahora, se concluye la espontánea protesta de los pobladores de las zonas aledañas a La Tigra aunque estarían recelosos de cualquier argucia para reiniciar el controvertido proyecto, en el contexto de una severa crisis de agua que sufre la capital hondureña por las nulas lluvias y la poca reserva de los embalses Los Laureles y La Concepción.

Deja una respuesta

Top