“Temo por la vida de mi esposo no sé qué traman las fuerzas armadas contra él”

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Jennifer Lizet Bonilla, esposa y apoderada legal del capitán Santos Rodríguez Orellana denunció que los altos mandos de las Fuerzas Armadas (FF.AA) impiden a su apoderado hacer uso del derecho a la defensa.

Aseguró que acudirá a instancias internacionales para denunciar su caso, ya que esto es algo grande y “nada pequeño”.

“Hoy en la mañana me traslade a dejarle alimentación, cuando estaba llegando mire el noticiero Frente a Frente donde Estaba Samuel Reyes, llame a Renato para que mi esposo hiciera uso del derecho de defensa pero llegó el coronel Caballero jefe del ejército y dijo corte corte”

En ese sentido la abogada aseguró sentirse como “si estuviera haciendo disparos al aire”, ya que desconocen contra quien se están enfrentando, también recalcó que aunque ella es abogada no tienen los recursos para costearse una mejor defensa.

“Realmente no sé cuál es el miedo que tienen las fuerzas armadas, el coronel caballero ahora dio la consigna que no me dejaran entrar a mí, ayer el abogado Cristobal del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) dijo que mi esposo podía salir, pero solo se fue y la guardia impidió su salida”.

Bonilla también explicó que su esposo fue detenido el pasado lunes, y ya cumplió las 48 horas respectivas, sin embargo aún no es liberado y permanece retenido.

Recordó que con anterioridad ya había denunciado que el informante garantizaba que el del helicóptero capturado, supuestamente perteneciente a Samuel Reyes y a Tony Hernández, había provocado “la desgracia en su familia”.

“Hay un informe que no sé si se mandó al Estado Mayor,  ellos tienen información, y en lugar de investigar bien, arremetieron contra mi esposo”.

Por tanto la togada denunció que “los gringos son los gringos, tengo prueba que él es inocente, pero si ellos quieren armar algo no puedo combatirlos” reprochó “porque la DEA viene a decirle a mi esposo que entregue al hermano del presidente, que tan grande es que van a pedirle a un pinche capitán que lo entregue”.

De igual forma no descartó que las FF.AA. están intentando inculpar de una u otra forma a su esposo, hasta el punto de quererlo acusar de faltista, “mi esposo está siendo torturado psicológicamente”.

Related

JOIN THE DISCUSSION