Estás aquí
Inicio > Editorial > Opinion > ¡Tenemos presidenta, las urnas hablaron, se hizo justicia, gracias pueblo..!

¡Tenemos presidenta, las urnas hablaron, se hizo justicia, gracias pueblo..!

Por: Juan Alfaro Posadas

El triunfo de doña Xiomara Castro, como candidata presidencial por la unidad opositora –LIBRE, PINU, PSH, Honduras Humana, MIDE y liberales- es contundente, justo, inobjetable e histórico, y obviamente, despertó una profunda alegría en el pueblo.

Los rosarios de corrupción, el narcotráfico, la prepotencia, el desprestigio internacional del país, la venta del territorio a pedazos, las migraciones, violencia y extorsión, fueron entre otros, los ingredientes que contribuyeron a que el pueblo se volcara en masa a las urnas para derrotar a los nacionalistas.

Aparte de lo anterior, el Partido Nacional con su campaña de odio, de miedo, mentiras y de anticomunismo victimizó a Xiomara Castro, a los candidatos a alcalde de LIBRE en San Pedro Sula y en el Municipio del Distrito Central, en particular, que resultaron victoriosos.

Esto, sólo nos recuerda la campaña de 2005 cuando Porfirio “Pepe” Lobo Sosa, candidato presidencial por el Partido Nacional, levantaba su puño fuerte como señal que en su gobierno aprobaría la pena de muerte, pero esa promesa lo hizo fracasar, resultando ganador de los comicios el entonces liberal José Manuel “Mel” Zelaya Rosales.

Asimismo, el pueblo hondureño demostró en las urnas que está harto de tanto saqueo, mentiras, demagogia, cinismo, hipocresía e impunidad de la narco dictadura cachureca, que encabeza Juan Orlando Hernández Alvarado (JOHA).

El rotundo triunfo de LIBRE con la alianza opositora, es histórico, porque Xiomara Castro es la primera mujer que conquista la Presidencia de la República. En los años anteriores lo intentó la candidata nacionalista, Alba Nora Gúnera de Melgar Castro, ya extinta.

La presidenta electa dijo la noche del domingo, tras conocer su triunfo, que hará un gobierno de reconciliación, porque no tiene enemigos, y en ese sentido convocó a un diálogo para este lunes, con los distintos sectores políticos, sociales y culturales de la nación.

Dijo que sus promesas de campaña las convertirá en realidad, y que los casos de interés nacional los consultará con el pueblo, poniendo en práctica la democracia directa y participativa.

Además, afirmó que se derogará la ley orgánica de las Zonas de “Empleo” y “Desarrollo” Económico (ZEDE), a través de la cual el régimen de Hernández Alvarado puso en venta el territorio nacional, en violación a la Constitución de la República.

El primer reto de la presidenta electa será desmontar toda la estructura de la narco dictadura, comenzando por el Consejo de Defensa y Seguridad Nacional que organizó JOHA, bajo su titularidad.

También, deberán derogarse las leyes de escuchas, de secretos y el “tasón” de seguridad nacional, además de eliminar los escuadrones de la muerte que operan bajo la protección del narco Estado.

La participación masiva de los ciudadanos en las urnas venció el miedo y terror que sembró el partido de gobierno, para evitar que la oposición saliera a ejercer el sufragio, mientras ellos contaban con logística y abundantes recursos económicos.

Con los fondos del Estado buscaron comprar conciencias, valiéndose de la pobreza extrema en que se debate la población, pero eso de nada les sirvió porque la ciudadanía ya había tomado la decisión soberana de castigarlos en las urnas.

Durante la última semana – previo a la fecha de las elecciones -, los desesperados nacionalistas repartieron alrededor de 7 mil 500 lempiras por familia, de un fondo de mil 350 millones de lempiras que habían aprobado días atrás.

Los soberanos salieron a votar desde las primeras horas de la mañana, y todo transcurrió en paz, libertad y transparencia, a excepción de algunos conflictos aislados, que no interfirieron en los resultados finales.

Uno de los primeros desafíos de Xiomara será buscarle una solución a los constantes y masivos éxodos de hondureños, con destino a Estados Unidos, Europa y Asia, por la violencia y falta de oportunidades, sobre todo, para los jóvenes.

En los primeros resultados oficiales revelados por el CNE, la también ex primera dama de la nación aventaja a su más cercano contendor, el conservador Nasry Asfura, del Partido Nacional, con más de veinte puntos porcentuales, y la tendencia es irreversible, según los analistas y observadores del acontecer político del país.

En aras de la tranquilidad del país, esperamos que el Consejo Nacional Electoral (CNE), oficialice cuantos antes la elección de Xiomara Castro como la sucesora del señor Hernández Alvarado, aunque el órgano electoral tiene un mes, según la ley, para hacer la declaratoria final de las elecciones generales del domingo 28 de junio de 2021.

Doña Xiomara Castro deberá integrar su gabinete de gobierno con los hombres y mujeres más capaces del país, para hacerle frente al sinnúmero de problemas que hereda de la nefasta narco tiranía cachureca.

Para implementar los proyectos de desarrollo, la señora Castro tendrá que hacer acopio de préstamos internacionales, luego que el régimen cachureco deja las arcas en rojo, producto del constante saqueo.

La voluntad de los ciudadanos se impuso, y ahora sólo resta ponernos a trabajar para salir adelante, y someter a la justicia, a quienes a lo largo de doce años atracaron los fondos públicos, y nos convirtieron en una nación con altos índices de pobreza extrema.

¡La historia se escribió en paz, libertad, democracia y transparencia. Honduras y el pueblo han ganado; tenemos presidenta..!

Top