Estás aquí
Inicio > Nacional > Testigo revela que firmó 700 cheques del fraude al IHSS por 100 millones de lempiras

Testigo revela que firmó 700 cheques del fraude al IHSS por 100 millones de lempiras

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Una de las colaboradoras en el saqueo de recursos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) aseguró en el juicio de las empresas que participaron en el megafraude que firmó una cuantiosa cantidad de cheques para una indeterminada cantidad de personas que se prestaron al ilícito.

La testigo aseguró que firmó unos 700 cheques en los que habría librado unos 100 millones de lempiras.

En la comparecencia ante un tribunal de sentencias, Cinthia Mariela Velásquez aseguró que libro centenares de cheques para testaferros, amantes, esposas, hijas, sobrinos, entidades, amigos y otros que tuvieron relación en el robo de dinero.

Bajo palabra, Velásquez confesó que a través del corrupto exdirector del IHSS, Mario Zelaya, pudo abrir la cuenta 001100259025 por la que emitía cheques que firmaba y entregaba a las personas que determinaban sus jefes.

“Hubo un banco que no quiso que abriera una cuenta de cheques, porque la empresa era como comerciante individual, pero con la participación del entonces director del Seguro Social, Mario Zelaya, la pude abrir…”, narró la testigo protegida del Ministerio Público.

Y es que la delatora no fue requerida por el organismo acusador ya que le dio la oportunidad de atestiguar contra Michelle Rojas y José Zelaya, exjefe de compras del IHSS que permanece prófugo.

Al respecto, contó que fue víctima de la trama de mentiras orquestada por ambos, quienes le dijeron que instalara la empresa Suministros Médicos (Sumimed) y que luego traspasaría a ellos, sin embargo, nunca ocurrió.

La función que realizó Velásquez fue de retirar las chequeras de los bancos, los firmaba y entregaba a terceros para que los dilapidaran en la compra de bienes inmuebles aunque nunca supo a quiénes se los proporcionaba.

Asimismo, narró cómo José Zelaya trastocaba las licitaciones y colocaba a sus colaboradores como “proveedores”, mientras que Rojas compró una vivienda en EE.UU. y la amuebló a su gusto.

“Todo fue montado solo para venderle al Seguro Social y solo una vez entregué equipo, no sé qué pasó, pero sí ingresaban muchos millones a la empresa que al final solo los manejaron Michelle y José”, dijo.

Deja una respuesta

Top