Estás aquí
Inicio > Internacional > Tras la reapertura del sector turismo en algunos países, las nuevas variantes del coronavirus se pasean por Centroamérica y aumentan los números de casos con rapidez

Tras la reapertura del sector turismo en algunos países, las nuevas variantes del coronavirus se pasean por Centroamérica y aumentan los números de casos con rapidez

Con la reapertura de buena parte del sector turismo en Centroamérica, las nuevas variantes del coronavirus hacen ya de las suyas al pasearse sin control y aumentar el número de contagios en esa parte de América.

El continente registra hasta el momento 58,5 millones de contagiados y preocupa la agilidad con la que las variantes del virus se mueven sin respetar fronteras.

En Centroamérica, las autoridades sanitarias de Panamá, informaron que acumulan 358,611 contagios y 6,163 defunciones, también notificaron que han detectado 15 casos de cuatro variantes de la Covid-19 consideradas “más contagiosas”, y que el 87 % de los infectados ya se ha recuperado.

Se trata de un caso de la californiana, uno de la del Reino Unido, una sudafricana, tres de la brasileña variante P2, y nueve de la brasileña variante P1, todos en el área metropolitana de la capital panameña.

Desde el pasado 31 de marzo y tras la confirmación de casos de las variantes brasileñas, los viajeros procedentes de Suramérica deben presentar una prueba Covid negativa, someterse a otra en el aeropuerto y permanecer al menos cinco días en cuarentena para poder ingresar al país centroamericano.

También, las autoridades de Costa Rica expresaron este lunes su preocupación ante un importante incremento en los casos y hospitalizaciones, pero por el momento descartaron endurecer las medidas restrictivas.

Los datos divulgados por el Ministerio de Salud indican que la semana pasada Costa Rica reportó 4,987 casos positivos, frente a 2,741 en la Semana Santa y 3,316 en la anterior a esa.

‘La cifra de esta última semana nos preocupa mucho porque ahora tenemos un escenario más complicado por la circulación de la variante brasileña, la del Reino Unido y la de Sudáfrica’, declaró en conferencia de prensa el ministro de Salud, Daniel Salas.

Según datos oficiales, al 9 de abril había 222,544 casos de contagio y 3,018 muertes en el país centroamericano.

Igualmente, desde Guatemala, la ministra de Salud, Amelia Flores, dijo que se encuentran en la tercera ola de la pandemia, además de que ya fue detectada la variante californiana del coronavirus en al menos siete pacientes, estudiados entre septiembre de 2020 y enero de 2021.

La ministra indicó que la variante californiana es un ’20 % más transmisible que la original’ y que registra un contagio más rápido del virus.

Asimismo, Honduras sumó 57 muertes a causa del coronavirus SARS-CoV-2 en las últimas 24 horas y en 13 meses de pandemia acumula 4,861 decesos por esta enfermedad, según el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager).

La dependencia notificó que son un total de 70,529 casos en lo que va del 2021, con un acumulado de 196,086 casos de Coronavirus a nivel nacional desde que comenzó la pandemia.

También se contabilizan un total de 75,952 recuperados.

Sin tregua en Brasil

En Suramérica, Brasil acumuló 13.482,023 contagios luego de que el promedio diario de víctimas en la última semana volvió a superar los 3,000 fallecimientos este domingo, una media que recién había alcanzado el país diez días atrás.

Brasil, con sus más de 210 millones de habitantes, atraviesa la peor fase de la pandemia desde que el coronavirus llegó al país y continúa como la segunda nación del mundo con mayor número de muertes y contagios por el virus, después de Estados Unidos.

El empeoramiento de la crisis sanitaria coincide con el lento proceso de vacunación en el gigante suramericano ante la falta de dosis disponibles.

La crisis hizo que los presidentes del Senado brasileño, Rodrigo Pacheco, y la Cámara de Diputados, Arthur Lyra, pidieran ayuda al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, para mejorar el acceso del país a las vacunas.

Esta solicitud se da luego de que el Senado brasileño aprobó una moción en la que pidió ayuda de la comunidad internacional para la vacunación y alertó de que el país puede constituir ‘un riesgo real para el mundo’.

El llamado, dijeron, ‘ocurre en un momento en que la sombra nefasta de la muerte planea sobre millones de brasileños y en que nuevas formas del virus de la Covid-19 se convierten en una amenaza global’, en alusión a las variantes que circulan en Brasil, incluida una tres veces más contagiosa y nacida en la Amazonía.

Preocupación de Colombia a Chile

Colombia, el tercer país americano con mayor número de enfermos tras Estados Unidos y Brasil, registró el domingo 17,483 casos de Covid-19, la sexta cifra más alta de contagios desde el inicio de la pandemia, y 281 muertes.

La nación cafetera, que atraviesa el tercer pico de la emergencia sanitaria, acumula 2.536,198 infectados y 65,889 víctimas mortales.

Otro lugar en donde la pandemia no da tregua es Argentina, cuyos representantes gubernamentales y del sector médico alertaron hoy del altísimo nivel de ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos en hospitales de Buenos Aires y su populosa periferia.

Al respecto, la ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, María Teresa García, señaló que es ‘más que evidente’ el desborde sanitario, con un sistema ‘ya colapsado’ en hospitales privados de la capital, situación que también comienza a registrarse en localidades de la periferia.

‘La circulación del virus adquirió una velocidad que no tuvo el año pasado’, advirtió García, quien remarcó que los casos de Covid-19 han crecido de forma vertical en los últimos quince días.

No es mejor la situación en Chile pese a que, con 19 millones de habitantes, es uno de los países con mayor porcentaje de población vacunada del mundo ya que desde febrero ha inoculado con al menos una dosis a más de 7,3 millones de personas.

Pese al trepidante ritmo de vacunación, Chile vive los peores momentos de la pandemia, con los hospitales al borde del colapso, más del 83 % de la población en estricto confinamiento domiciliario y las fronteras cerradas hasta mayo.

De hecho, las autoridades informaron este lunes que se detectaron 6,372 casos nuevos y 137 fallecidos, con lo que el balance total desde marzo del año pasado asciende a casi 1,1 millones de infectados y 24,483 decesos.

Ante esta situación en la región, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro sostuvo hoy una videoconferencia con el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS),

Tedros Adhanom Ghebreyesus, con el fin de ‘agilizar la entrega de vacunas’ contra la Covid-19.

En ese país 12 trabajadores sanitarios fallecieron ‘con criterios para Covid-19’ en los últimos tres días, con lo que ya son 468 los trabajadores del sector de la salud que han perdido la vida por la enfermedad desde el comienzo de la pandemia, según denunció este lunes la ONG Médicos Unidos de Venezuela (MUV).

Pese a este panorama, en el continente también se registran buenas noticias como el levantamiento en esta jornada del toque de queda que regía desde hace un año en el condado de Miami-Dade, en momentos en que ese condado de Florida registra una tasa de positividad con tendencia a la baja y por debajo del 10 %.

Con Información de: EFE

Top