Monday, Jul 22, 2019
HomeEditorialOpinionTres voces, un mismo diagnóstico

Tres voces, un mismo diagnóstico

(Por Joaquín Mejía) El Diálogo Interamericano es uno de los más antiguos e influyentes tanques de pensamiento sobre temas vinculados con América Latina y el hemisferio occidental. El pasado 13 de junio reunió las voces de tres personas para abordar las recientes protestas en Honduras contra el régimen de Juan Orlando Hernández.

En primer lugar, Jorge J. Kawas Mejía, socio de K&M Abogados, señaló que tales manifestaciones son signos de un creciente malestar ciudadano contra un gobierno abrumado por los escándalos de corrupción y la impunidad desenfrenada de sus responsables, y por ser ilegítimo para un importante segmento de la población debido a la reelección inconstitucional.

En segundo lugar, Hugo Llorens, ex embajador de los Estados Unidos en Honduras, señaló que la situación actual está relacionada con el socavamiento de la Constitución hondureña por parte de Hernández al buscar un segundo mandato y el resultado cuestionable de las elecciones presidenciales de 2017 que ha debilitado gravemente la legitimidad institucional.

Y, en tercer lugar, Christine Wade, profesora de ciencias políticas y estudios internacionales en el Washington College en Chestertown, señaló que las protestas actuales son una continuación de las manifestaciones contra la corrupción ocurridas en el verano de 2015 y las protestas contra el fraude que siguieron a las elecciones de 2017.

Además, son una expresión de un descontento generalizado y creciente contra el gobierno y la política de Hernández, quien tiene el apoyo de las fuerzas armadas, las cuales han respondido a las protestas con represión e incluso pueden haber dirigido actos de violencia durante las mismas como un pretexto para reprimir.

Estas tres personas coinciden en que ha aumentado el resentimiento de la población hondureña contra Estados Unidos, ya que siente que apoyó una elección fraudulenta que reeligió a un presidente corrupto.

Ninguna de ellas puede ser acusada de izquierdista bolivariana, por lo que su diagnóstico resulta sumamente revelador en tanto coincide plenamente con los análisis que permanentemente realizamos en el ERIC-SJ y Radio Progreso.

Sin duda alguna, la imagen del régimen de Juan Orlando Hernández cada vez más se deteriora fuera de nuestras fronteras y deja ver su caramás corrupta, represiva, ilegal y dictatorial.

FOLLOW US ON:
Dos ONG instan a par
Paralizado el servic
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT