Estás aquí
Inicio > Nacional > Tribunal de Cuentas da la razón a ConfidencialHN sobre denuncias de corrupción en el IHSS

Tribunal de Cuentas da la razón a ConfidencialHN sobre denuncias de corrupción en el IHSS

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El informe de auditoría del Tribunal Superior de Cuentas (TSC) sobre actos de corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) dan la razón a la investigación hecha ConfidencialHN. 

El organismo contralor emitió ayer un informe sobre actos irregulares que ascienden a unos 600 millones de lempiras respecto a la compra de un programa informático para la gestión administrativa y hospitalaria a varias empresas -con fuertes nexos con el Partido Nacional- que terminaron vendiendo software convencional a precios onerosos.

Los auditores del TSC pudieron determinar en el informe 004-2014-DASEF-IHSS-B que «de acuerdo con la información de desembolsos efectuados y registrados hasta el 31 de diciembre de 2013, el monto pagado por el IHSS a la empresa Sistemas Abiertos S. A. de C. V., por el proyecto de Modernización Financiera del Instituto Hondureño de Seguridad Social (Mifihss) fue por 599 millones 849 mil 654 lempiras con 23 centavos, valor no redimible para el IHSS, dadas las graves inconsistencias a las que fue sujeto el proceso de compra y los incumplimientos al contrato».

Aunque el informe no revela quiénes fueron los operadores de la trama, cabe recordar que empresas como «Sistemas Abiertos, S.A., (SASA) y Compañía de Servicios Múltiples (Cosem), (participaron) en la suscripción de dudosos contratos con las oficinas públicas, junto con otros asociados que siguen en las sombras para no verse comprometidos con los señalamientos, aunque tienen fuertes vínculos con el partido en el gobierno.

En la investigación hecha por este periódico demostró que empresas como International Technology Group (ITG), Smart Solution, «que es subsidiaria del grupo Popa, la cual fue incorporada como un brazo de las compañías señaladas del megafraude al IHSS, cuyos representantes tenían conocimiento del colosal saqueo que ocurrió en la institución entre 2010 y 2014″.

Los registros, contratos y licitaciones a los que ha tenido acceso casi exclusivo este grupo, tienen varios nombres en común, entre ellos Gerardo Emilio Pacheco Chiuz, Sonia Isabel Echeverri, Emerson Haresh Pacheco Echeverría.

También fueron creadas otras empresas en Panamá como Connectsoft, Inc. (ya disuelta) donde participa Pacheco Chiuz, y aparece toda su parentela. Asimismo, se creó otra compañía denominada Asti Group Panama, S.A. donde Pacheco Chiuz fue su director.

Grupo Popa o SASA, a través de sus socios, suscribieron un contrato en la gestión del exdirector del IHSS, Mario Zelaya, para la adquisición del sistema Mofihss por 35.4 millones de dólares y luego pasó a 43.9 millones. La finalidad del Mofihss era de disponer de un sistema de información que apoyara la atención médica integrando la gestión administrativa, financiera, contable y del derechohabiente, así como la integración de la información clínica.

No obstante, en 2014, la interventora , Vilma Morales, mandó a cancelar el contrato a través del oficio CI IHSS 386-2014 del 25 de julio de 2014 porque no se cumplió el convenio suscrito, con Cosem. Lo mismo hizo el actual director del IHSS, Richard Zablah, quien informó al director de ONCAE, Héctor Martín Cerrato sobre el incumplimiento en que incurrió Sistemas Abiertos.

Otra de las conclusiones a las que llegaron los responsables del informe es que «no se encontró evidencia de un programa previo como parte de un plan estratégico institucional que acreditara el objeto del contrato, la necesidad a satisfacer, el fin público perseguido y la autorización para la contratación, para la elaboración de los términos de referencia del proyecto Mofihss, por parte de la Junta Directiva del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), y no se encontró Planes Anuales de Compras y Contrataciones, correspondientes a los años 2010, 2011, 2012 y 2013, durante los cuales se ejecutó el contrato de dicho proyecto».

La administración del IHSS -establece una de sus conclusiones- no consideró realizar un proceso de precalificación de oferentes, con el objetivo de determinar con eficiencia y exactitud, la mayor cantidad de personas, naturales o jurídicas, que reunieran los requisitos para
participar en el concurso de adquisición del Mofihss y no se encontró documentación sobre la publicación a la invitación a presentar
ofertas de la licitación internacional.

Deja una respuesta

Top