Estás aquí
Inicio > Nacional > Trump echa del cargo al verdugo de Tony Hernández; Berman sostiene que no renunciará

Trump echa del cargo al verdugo de Tony Hernández; Berman sostiene que no renunciará

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El presidente de EE.UU. Donald Trump ordenó al secretario de Justicia William Barr que procediera a despedir al fiscal federal de Nueva York Geoffrey Berman, quien mantiene activas varias causas contra cercanos colaboradores del inquilino de la Casa Blanca.

Sin embargo, el funcionario dijo en una declaración oficial que no renunciará a su posición, por lo que el asunto deberá ser dirimido por el senado.

En una comunicación emitida anoche por Berman, indica que fue informado de su destitución como fiscal de EE.UU. para el Distrito Sur de Nueva York, por lo que aclaró que «no he renunciado».

«Me enteré esta noche en un comunicado de prensa del Fiscal General que había renunciado como Fiscal de Estados Unidos. No he renunciado, y no tengo intención de renunciar, a mi cargo, para el cual fui designado por los Jueces del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York», sostuvo.

Añadió que «renunciaré cuando el Senado confirme a un candidato designado por el presidente. Hasta entonces, nuestras investigaciones avanzarán sin demora o interrupción. Aprecio todos los días que trabajo con los hombres y mujeres de esta oficina para buscar justicia sin temor ni favor, y tengo la intención de asegurar que los casos importantes continúen sin obstáculos».

Trump busca colocar en la fiscalía federal al actual presidente de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, en inglés), Jay Clayton, sin haber enviado la propuesta al Senado para relevar del cargo a Berman, a unos cinco meses de las elecciones generales.

«El anuncio de Barr a última hora de la tarde del viernes sorprendió a muchos. Personas como Preet Bharara, el predecesor de Berman en el cargo y a quien Trump despidió después de que se negara a renunciar planteó sus dudas sobre la medida: ¿Por qué un presidente se deshace de su propio Fiscal Federal seleccionado en SDNY (Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York) un viernes por la noche, menos de 5 meses antes de las elecciones?», cita La Vanguardia. 

Se informó que Barr ofreció a Berman otros cargos importantes dentro del Departamento de Justicia, aunque el acusador federal dijo que no.

Por su parte, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, expresó en un comunicado:  “¿Qué teme el presidente Trump? ¿Una acción previa de este Fiscal de Estados Unidos o una que esté en curso?».

Asimismo -según La Vanguardia-, el jefe del Comité Judicial del Congreso, Jerrold Nadler, anunció que invitará a Berman a dar una declaración el próximo miércoles, aunque no dio detalles sobre la agenda a discutir, pero todo apunta a la intentona de Trump de despedirlo para colocar a Clayton.

El gobernante ve en el fiscal general un escollo casi imposible de superar en cuanto a las causas abiertas que apuntan directamente contra el entorno de confianza del tambien multimillonario; el exalcalde neoyorquino y abogado personal del presidente, Rudolph Giuliani, está en la mira, así como otros que podrían ir a prisión por actos ilegales.

Trump busca desarticular la fiscalía federal a fin que el aún presidente de la SEC logre desestimar cuanta acusación le sea posible y le permita respirar tranquilamente en el contexto de las elecciones de noviembre próximo cuando se enfrentará al ex vicepresidente Joe Biden.

Informes detallan que Berman podría acusar al mandatario y otros asociados por presunta corrupción y conductas inapropiadas; la denominada trama rusa sería el fin de la meteórica carrera política del multimillonario y los demócratas sacarían provecho a esta conyuntura para retomar el control de la Casa Blanca.

El afamado fiscal se ha venido ganando una sólida reputación con sus acusaciones contra altos funcionarios estadounidenses, mafiosos como Tony Hernández y su red de colaboradores, así como conspiraciones terroristas y aquellos que atentan contra los intereses internos de EE.UU.

Otro que podría ser requerido es el titular del Ejecutivo hondureño Juan Orlando Hernández por sus nexos con el narcotráfico y delincuencia organizada.

Conocedores del tema explicaron que la fiscalía federal suele tener una efectividad del 99 por ciento en sus acusaciones y que durante la época de Berman han perdido apenas un caso, lo que significa que Trump y Hernández podrían ser llevados a tribunales para rendir cuentas de sus acciones reñidas con la ley.

Top