HomeExclusivasUn cardenal contradictorio y escurridizo que rehúye hablar de reelección

Un cardenal contradictorio y escurridizo que rehúye hablar de reelección

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez dijo la mañana del 19 de julio que no podía opinar sobre la reelección presidencial y dejó que sean los “políticos” definan la controvertida figura.

“Esos son problemas estrictamente políticos y los tienen que definir los políticos, la iglesia está para buscar la justicia social en todo momento”, señaló el jerarca luego de haber inaugurado la edificación de un hospital privado que funcionará en San Pedro Sula.

Rodríguez se ha venido contradiciendo en torno a la problemática figura: ha dicho que está a favor, a veces está en contra y, en otras ocasiones, se calla o toma posturas ecuánimes para no involucrarse más en el tema.

Una búsqueda hecha por ConfidencialHN revela las contradicciones en las que ha incurrido el purpurado hondureño. En enero de 2015, en declaraciones a periodistas, el jerarca católico afirmó que sobre la reelección que “hay que sopesar todo, lo positivo y lo negativo, para luego decidir en conciencia, porque son los legisladores que deben aprobar”.

Aseguró en aquella ocasión que los políticos buscaban reelegirse en el cargo para cumplir compromisos con la población; aunque discrepó si convenía o no y pidió a los diputados que “lo discutan y oren para buscar lo mejor para Honduras”.

Resulta hasta irónico que el líder de los católicos cambie de opinión una y otra vez respecto a la reelección, sobre todo, en la actual coyuntura en la que Juan Orlando Hernández busca seguir en el cargo.

Es más, no se pronunció cuando la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia declaró “inaplicable” varios apartados del artículo 239 que prohibía hablar de la reelección, so pena de las sanciones que eran sujetos los altos funcionarios.

¡Ah! Pero tampoco salió a defender la Carta Magna cuando el actual titular del Poder Judicial, Rolando Argueta catalogó como “cosa juzgada” el tema de la reelección presidencial.

No hubo comunicados de la Conferencia Episcopal de Honduras sobre el cambio abrupto a uno de los artículos constitucionales, ni pidió que se respetara el Estado de derecho.

En cambio, en 2009, una semana después de golpe de Estado acusó al expresidente Manuel Zelaya de haber querido quedarse en la presidencia cuando pretendía consultar a la población si estaba de acuerdo que se instalara en las elecciones generales de ese año una cuarta urna para realizar profundas reformas constitucionales.

Pidió en esa ocasión a Zelaya que no volviera más a Honduras y que si venía, podría haber “derramamiento de sangre”.

“Un llamado al amigo José Manuel Zelaya: usted citó claramente tres mandamientos de la santa ley de dios: no mentir, no matar, no robar. Pensemos si una acción precipitada, un regreso al país en este momento podría desatar un baño de sangre. Sé que usted ama la vida, sé que usted respeta la vida y hasta el momento no ha muerto un solo hondureño. Por favor, medite porque después sería demasiado tarde”, declaró en cadena nacional el purpurado.

Esos dos escenarios revelan las cambiantes decisiones que ha tomado el cardenal Rodríguez respecto a un eventual continuismo.

Además, esas posturas lo han llevado a confrontarse con organizaciones populares, a quienes pidió que no sintonizar Radio Globo, por ser crítica con el gobierno de Juan Orlando Hernández.

La asesinada dirigente del Consejo de Organizaciones Populares e indígenas de Honduras (Copinh), Berta Cáceres, denunció en diciembre de 2015 que el cardenal estaba fomentando el odio contra las comunidades y pueblos indígenas del país.

Recordó la asesinada líder ambientalista que el cardenal Rodríguez prohibió a los feligreses organizarse, integrarse o ser parte del Copinh, ni escuchar radio Guarajambala, órgano de divulgación de la combativa organización popular.

Cáceres dijo que el purpurado estaba promoviendo el odio, fundamentalismo, discriminación y racismo contra el pueblo indígena lenca.

Por ahora, el cardenal ha esquivado un duro escollo que amenaza con arrastrarlo y comprende que tarde o temprano tendrá que tomar partido en el proyecto continuista del titular del Ejecutivo.

FOLLOW US ON:
La FAO asegura que V
Amnistía Internacio
Rate This Article:
13 COMMENTS
  • mario / 20 julio, 2016

    Buena reflexión y profundidad del contenido

  • Mark knals / 20 julio, 2016

    Congratulaciones

  • Tomás Adan / 20 julio, 2016

    Ese cura es enemigo de los pobres por eso yo creo en Dios pero jamás les creo a todos esos curas y pastores esos demonios no creen en Dios el dios de ellos es el dólar

  • Lidia / 20 julio, 2016

    Lo que pasa con el Cardenal es que en el Gobierno de Mel Zelaya no le pasaron su mensualidad, y por eso estaba en cotra de todo ese gobierno, ahora ha de recibir mas porque todo ha subido, la canasta básica, el combustible, porque no quiere pronunciarse en contra de la reelección del actual mandatario.

  • R Mendoza / 21 julio, 2016

    hay que entender algo muy claro.. en 2009 no le dieron golpe de estado a Mel Zelaya nos dieron golpe de estado a todos aquellos que veiamos en ese ciudadano, por fin, alguien que por primera vez estaba del lado del pueblo.
    Hoy las cosas han cambiado y esta un pocarito con todas las ganas de perpetuarse en el poder… po0r eso hoy son muy pocos los que levantan su voz en contra de que este Juan Saqueo pretenda un continuismo a todas luces ilegal… pero esta ilegalidad no perjudica a los dueños de este pais, por lo tanto no hay mucho que hacer en contra de JUAN SAQUEO

  • R Mendoza / 21 julio, 2016

    Yo no entiendo como periodista tan estudiados, se esten dejando llevar en una controversia a todas luces, digamos que, tramposa. Juan saqueo no puede reelegirse porque es presidente en funciones… el puede buscar un CONTINUISMO que es algo ilegal… veremos si los chafas muerden la mano de su amo.. en lo personal LO DUDO

  • ajcaballero / 21 julio, 2016

    El señor se condeno asi mismo desde que apoyo el golpe de estado/09,habla de los pobres de Honduras y se codea con las elites que exprimen al pais.

  • ho-chiminh / 21 julio, 2016

    VAYA DESFACHATEZ DE PURPURADO!!, ALIADO INCONDICIONAL DE LAS ELITES GOBERNANTES!!!,APACIGUADOR DEL GRITO REIVINDICADOR DE LOS PUEBLOS!!!!,CON SU INSTRUMENTO MANIPULADROR ….LA RELIGION!!
    QUE PENA DE MONSEÑOR RODRIGUEZ, DESPRESTIGIADO EN SU NEFASTO LIDERAZGO ECUMENICO!!!

  • Edgardo Valeriano / 21 julio, 2016

    un buen reportaje y cada uno nos formamos la opinión con lo dicho por el Sr Cardenal ,,por eso decía Facundo Cabral ÿo no se porque les dicen curas, si son la misma enfermedad….
    El actual papa debe de estar avergonzado de las actuaciones de este representante de la Iglesia católica en Honduras

  • carlos munoz / 22 julio, 2016

    viejo picaro que no esta en lo que esta da pena que esta siempre en la picardia por que cuando el golpe de estado se presto para hablar mal de mel zelaya

  • GLORIA MARINA ALVAREZ ARNODO / 24 julio, 2016

    TODO PASA EN EL TIEMPO JUSTO, TODAVÍA ESTARÍA CREYENDO EN ESE PERSONAJES COMO UN BUEN SERVIDOR DE DIOS Y ES TODO LO CONTRARIO ES BUEN SERVIDOR Y FIEL SEGUIDOR DE CORRUPTOS Y EL NO SE QUEDA ATRÁS.

  • Servando / 29 julio, 2016

    Otro medio zelayista que se las da de «investigador» refritando notas viejas.
    No escribo más porque no me publican, dado que los medios zelayistas son intolerantes a la critica.

  • RONY G HERRERA / 13 agosto, 2016

    LO QUE SI ES CLARO ES QUE ESTE CURA ES UN PICARO DE PRIMERA, ES TE SINIESTRO PERSONAJE LE HA HECHO MUCHO MAL A HONDURAS SU PUEBLO, Y LA MISMA RELIGION QUE EL REPRESENTA, EN OTRAS PALABRAS ES UN DELINCUENTE EMPEDERNIDO Y VICIOSO.

LEAVE A COMMENT