HomeNacionalGuerra: UNAH gasta más de 180 millones para reprimir a estudiantes

Guerra: UNAH gasta más de 180 millones para reprimir a estudiantes

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El Lucem Aspicio o el «aspirar a la luz» en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) es hasta peligroso. Peor aún, si el estudiante protesta por el derecho universal a la educación.

Al menos eso ocurre en el principal centro educativo del Estado, pues la jefa universitaria Julieta Castellanos, pidió multimillonarias cantidades de dinero para la compra de equipo policial y de guerra para «neutralizar» las protestas de los estudiantes.

Un documento al que accedió este periódico revela varias partidas presupuestarias que ascienden a más de 180 millones de lempiras; alrededor de 120 millones fueron destinados a equipos de seguridad asignado a la Policía.

El renglón 46200 establece que para el presupuesto de la UNAH de 2017 fueron autorizados 120 millones de lempiras; en cambio, para mobiliario y tecnología educativa recibió apenas 80 millones de lempiras.

Con relación al «equipo de guerra y seguridad» fueron destinados 110 mil 014 lempiras y para servicios de vigilancia fueron presupuestados 61 millones 267 mil 014 lempiras y se devengó 11 millones 216 mil 296 lempiras exactos.

Al hacer una estimación basada en el presupuesto anual asignado a la UNAH que es de seis mil 175 millones 302 mil 709 lempiras, se utilizó alrededor del cinco por ciento para equipamiento orientado a la represión, seguimiento y vigilancia de la población universitaria que se ha opuesto a las políticas represivas llevadas a cabo por Castellanos.

Resulta hasta irónico que el centro de estudios superiores haya presupuesto apenas 6.8 millones de lempiras para oxígeno médico; 824 mil lempiras en vendajes médicos; 511 mil lempiras para fertilizantes y 1.4 millones de lempiras para alimentos para animales que son para fines educativos, por lo que la línea represiva ha sido la política impuesta por la jefa universitaria, quien es acusada por defensores de DDHH de torturar a estudiantes a través de grupos paramilitares.

Asimismo, la propaganda que realiza la UNAH para lavar su imagen cuesta a los hondureños tres millones 814 mil lempiras y mientras que el servicio de internet fueron asignados más de 39 millones de lempiras.

No obstante, al hacer una comparación entre todos las atenciones que ofrece la entidad estatal con los servicios de seguridad y defensa, el costo es demasiado alto.

Por eso, no resulta extraño las oleadas represivas que lleva a cabo la Policía Nacional contra los protestantes y, de hecho, se revela el monto que se le destina a la fuerza pública de acuerdo al documento analizado por este periódico.

Los agentes policiales que utilizan equipo e indumentaria debería ser asignado por la Secretaría de Seguridad y no por la UNAH. En 2011, Radio Globo denunció que la institución pagó fuertes sumas de dinero a la Policía a cambio de neutralizar cualquier atisbo de protesta en Ciudad Universitaria y los centros regionales que controla la UNAH.

Estos documentos son considerados como «secreto de Estado» porque deja en evidencia cómo se utilizan los recursos de la universidad para agredir a quienes cuestionen el mandato de Julieta Castellanos; la funcionaria despidió en 2015 a la oficial de transparencia Gloria Segura porque notificó al Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) una serie de irregularidades que ocultaba la UNAH respecto a la contratación de maestros de la Escuela de Periodismo.

Este extremo revela la virulencia e intolerancia a la transparencia y rendición de cuentas que debería por ley implementar la UNAH, sin embargo, su representante ha optado por entrar en confrontación y ataques a los que critican su gestión.

FOLLOW US ON:
Yani Rosenthal se de
Supuesto militar “
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT