Estás aquí
Inicio > Nacional > Unos 1.000 integrantes de la caravana migrante solicitan el «retorno asistido» a Honduras

Unos 1.000 integrantes de la caravana migrante solicitan el «retorno asistido» a Honduras

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Sputnik) Cerca de mil migrantes centroamericanos de los aproximadamente 2.400 que ingresaron a México desde el fin de semana, han pedido a las autoridades del país norteamericano que se los ayude a regresar a Honduras, dijo en conferencia de prensa el canciller Marcelo Ebrard.

«De los 2.400 que ingresaron desde el fin semana, tenemos poco menos de 1.000 que están pidiendo retorno asistido a Honduras; el resto están en diferentes estaciones migratorias, haciendo diferentes trámites», dijo el secretario de Relaciones Exteriores mexicano.

Ebrard añadió que el resto está presentando solicitudes de asilo o refugio ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), o tramitando visas para aceptar uno de los 4.000 puestos de trabajo temporal que ofrece el Gobierno mexicano.

Más temprano este 21 de enero, el canciller de México dijo que «110 migrantes fueron enviados en avión a Honduras, salieron vía aérea por Villahermosa, Tabasco [suereste]», debido a que aparentemente «recibieron información falsa» de parte de los organizadores de la caravana sobre los requisitos para ingresar al país.

Ebrard confirmó que las autoridades migratorias apoyadas por efectivos de la Guardia Nacional «rescataron a más de 400» personas el lunes pasado, la mayoría hondureñas, que fueron trasladadas a estaciones migratorias donde examinan las opciones que ofrecen las autoridades.

«No sabemos qué opción van a tomar, siempre y cuando no hayan incurrido en una cosa grave», durante los incidentes que ocurrieron el lunes, cuando algunos migrantes lanzaron piedras y palos a unos 600 guardias nacionales, que se encuentran desplegados en esa región fronteriza, detalló el canciller.

Según varios medios, la Guardia Nacional reprimió a grupos de migrantes con palos y gases lacrimógenos.

Ebrard informó también que, al otro lado de la frontera, «hay aproximadamente unas 600 personas en torno al río, del lado de Guatemala», que decidieron no cruzar la línea fronteriza natural, que se encuentra casi seca en esta época del año.

El jefe de la diplomacia mexicana agregó que a los centroamericanos «les habían ofrecido informaciones incorrectas, pero cuando se les da la información correcta, toman la decisión correcta, si alguien busca violencia en México no la encontrará, tenemos que aplicar el ordenamiento legal», puntualizó.

A su vez, la secretaria federal de Gobernación, Olga Sánchez Cordero afirmó que las autoridades mexicanas niegan que los agentes migratorios y la Guardia Nacional hayan reprimido a los migrantes que intentaban ingresar en caravana al país.

«De ninguna manera ha habido un acto de represión ni de molestia [contra los migrantes]; ha sido ordenar esta migración, hemos estado actuando en forma coordinada, permanente, con la Secretaria de Relaciones Exteriores», aseguró la responsable de la política interior.

El 7 de junio de 2019, el Gobierno de México endureció sus políticas migratorias después de firmar un acuerdo con EEUU para evitar aranceles comerciales a sus exportaciones, y aseguró que desde septiembre pasado contuvo 70 por ciento el flujo de indocumentados, mediante el despliegue de 25.000 agentes de la nueva Guardia Nacional en sus franjas fronterizas norte y sur.

El fenómeno de las caravanas migratorias comenzó en octubre del 2018, cuando más de 2.000 personas partieron de Honduras rumbo a EEUU.

Deja una respuesta

Top